Uso de rhodiola rosea como adaptógeno deportivo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 24 enero, 2019
Francisco María García · 27 enero, 2019
Para ayudarnos en la práctica de nuestro deporte favorito, encontraremos diferentes productos que pueden funcionar como adaptógeno deportivo. Una de las plantas más interesantes y con mayor número de nutrientes es la rhodiola rosea.

La rhodiola rosea es una planta que pertenece a la familia Crassulaceae. Aunque todavía no es muy conocida, esta planta, que crece en zonas frías y montañosas, tiene propiedades extraordinarias, como la de ser un gran adaptógeno deportivo.

Es una de las más raras y contadas plantas que posee componentes llamados patógenos; estos fueron descubiertos por un científico ruso en 1947. Se trata de sustancias capaces de regular las funciones corporales del organismo y mejorar su respuesta frente al estrés.

La rhodiola rosea ha sido utilizada durante décadas por la medicina tradicional rusa y escandinava. Uno de los principales beneficios de esta planta es que mejora la energía y resistencia física, así como el desempeño mental, por lo que es muy utilizada por los deportistas en la actualidad.

A continuación, veremos algunos elementos para conocer mejor a esta interesante planta y su uso como adaptógeno deportivo. Es una excelente opción para incorporar a la dieta del deportista.

¿Qué son los adaptógenos deportivos?

Según la teoría sistémica, los adaptógenos son sustancias naturales que se encuentran en muy pocas plantas y hierbas alrededor del mundo. Estas sustancias son capaces de ayudar al organismo a alcanzar un óptimo rendimiento mental y físico. Son elementos que incrementan el triángulo de la salud, que está compuesto por la energía, la inteligencia biológica y la organización.

Los adaptógenos aumentan la capacidad de adaptación física y mental a situaciones adversas ocasionadas por el estrés físico y mental. Son componentes capaces de activar la mente y el cuerpo cansados y relajarlos cuando están ansiosos. Un nuevo concepto de ayuda natural para el nuevo tipo de estrés provocado por el modo de vida actual.

El interés del mundo del deporte por los adaptógenos ha ido creciendo en los últimos años. En efecto, cuando el factor que desencadena el estrés es el deporte, estas sustancias resultan ser muy útiles no solo para garantizar la buena salud del deportista, sino también su mejor rendimiento.

Alimentos que frenan tu entrenamiento..

La rhodiola rosea como adaptógeno deportivo

En muchas partes del mundo, el uso de la rhodiola rosea como adaptógeno deportivo es relativamente nuevo y poco conocido. Sin embargo, en algunos países escandinavos, los deportistas profesionales han utilizado esta planta durante décadas. Es el caso, por ejemplo, de los ganadores olímpicos rusos.

El uso de esta planta contribuía a aumentar la reserva de energía de los músculos. También les permitía a estos atletas manejar los altos niveles de estrés a los que estaban sometidos y conservar su máximo rendimiento deportivo para ganar las tan ansiadas medallas.

En la década de los sesenta, los científicos rusos empezaron estudiar más a fondo las propiedades de la rhodiola rosea, con base en el alto rendimiento deportivo que provocaba en sus deportistas.

En la actualidad, se sabe que esta planta ofrece, gracias a los adaptógenos que contiene, tres beneficios físicos fundamentales a los deportistas:

  • El primero es que mejora la resistencia de los músculos en los períodos en los que se encuentran sometidos a un altísimo nivel de estrés físico.
  • El segundo es su capacidad de mejorar los tiempos de recuperación no solo de la energía muscular, sino también cardiovascular y de todas las funciones del organismo.
  • Finalmente, el tercer beneficio consiste en la actividad anabólica farmacológicamente relevante que posee.

Otros beneficios de la rhodiola rosea

Como mencionamos, el principal beneficio de la rhodiola rosea es su capacidad de aumentar la resistencia física y la energía. Sin embargo, esta planta también posee otros beneficios para la salud de los deportistas y de cualquier persona.

Mejorar el rendimiento deportivo.

Debido a sus componentes activos rosavina y salidrosido, la rhodiola rosea aumenta la producción de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina, por lo que es un excelente aliado para prevenir y combatir la depresión.

Al aumentar la dopamina, también es muy útil en el tratamiento del Parkinson. Es justamente este neurotransmisor el que está ausente en las personas que sufren esta enfermedad.

La rhodiola rosea también contribuye a mejorar la capacidad de trabajo intelectual, ya que estimula la circulación cerebral. Del mismo modo, por sus poderes antioxidantes, ayuda a retrasar el envejecimiento.

Siguiendo con las aportaciones de la rhodiola rosea para nuestra salud, reduce el cortisol, que es una hormona que aumenta el estrés y es la responsable del aumento de peso causado por estrés. Finalmente, esta planta también mejora el sistema inmunitario, por lo que ayuda al organismo a prevenir y a tratar enfermedades.

  • Cristian Didier Hernández García. 2013. Evaluación de la eficacia del Panax Ginseng en el aumento del rendimiento deportivo. Extraído de: https://repositori.udl.cat/bitstream/handle/10459.1/47720/chernandezg.pdf?sequence=1
  • Tori Hudson, ND. Rhodiola Rosea - Un resumen de su versatilidad. Extraído de: https://translate.google.es/translate?hl=es&sl=en&u=https://www.gaiaherbs.com/uploads/A_Research_Review_of_Rhodiola_Rosea-1327938082.pdf&prev=search