Suplementos de proteínas: el vicio de muchos deportistas

Sin lugar a dudas, los suplementos nutricionales están de moda cuando realizamos ejercicio, y entre los más populares encontramos los suplementos de proteínas

Los suplementos de proteínas pueden ser de ayudas cuando buscamos ganar masa muscular. Hay que tener en cuenta que son una AYUDA, no una NECESIDAD, en muy raras ocasiones, cuando los requerimientos son muy elevados, no podemos alcanzar las necesidades proteicas a partir de los alimentos.

Hay muchos mitos, y personajes que te susurran al oído en las esquinas de los gimnasios ofreciéndote todo tipo de brebajes. A veces cejados por la imperiosa necesidad de tener todo a la de ya nos dejamos llevar por sus bellas palabras y fotografías sacadas de Google Imágenes.

Proteínas ¿y nada más?

Los suplementos de proteínas no son más que aminoácidos de diferentes tipos. Según el preparado que compres, puede tener más aminoácidos esenciales o aminoácidos de tipo ramificado, algunos son ayudas ergogénicas o contienen sustancias que lo son.

También suelen contener saborizantes o texturizantes, para hacer diferentes versiones de un mismo producto. De esta manera el consumidor puede elegir el producto que más se adapte a sus gustos, pero tiene poco que ver con sus funciones a nivel deportivo. Incluso a veces puede suponer un aumento de azúcares en un producto del que no lo pedimos.

El bazar de los suplementos de proteínas

Actualmente conseguir suplementos de proteínas es tan fácil como ir al supermercado a por manzanas. Incluso muchos supermercados tienen secciones donde incluyen estos productos.

Cada vez es más fácil encontrarse tiendas especializadas en las que se venden todo tipo de suplementos y accesorios para el mundo del deporte. Pero lo mejor de todo, es que según la modernidad de tu gimnasio los encontrarás en máquinas expendedoras en la entrada. ¡El no va más!

En ningún momento quiero despreciar el uso de los suplementos, como he dicho anteriormente, pueden resultar de mucha ayuda en determinadas situaciones. Por ejemplo, los suplementos proteicos están siendo una opción muy interesante para deportistas veganos.

Aquellas personas que han decidido no comer animales ni productos derivados de ellos, han de tener una correcta planificación dietética para alcanzar las necesidades proteicas. Si éstas se ven aumentadas por el ejercicio físico, será más complicado llegar a partir de fuentes proteicas vegetales.

Objetivo: suplementos de proteínas

La finalidad por la que buscamos estos productos esta clara. Aumentar nuestra masa muscular. Siento deciros que no es tan sencillo como parece. No por muchos batidos de proteínas vas a aumentar tu masa muscular.

Cuando consumimos proteínas estas se digieren en las unidades más pequeñas que las forman, los aminoácidos. Así se absorben y pasan al ‘pull’ proteico. Imaginaos el ‘pull’ como una especie de piscina en la que se encuentran los aminoácidos que hemos digerido.

Nuestro cuerpo coge aminoácidos de este ‘pull’ para renovar las proteínas que se degradas, o para formar más tejido muscular. Por más aminoácidos que haya en el ‘pull’ no formaremos más proteínas y por tanto más músculo.

Si no hacemos el suficiente ejercicio para que nuestro cuerpo tenga la necesidad de aumentar el tamaño de la masa muscular para enfrentarse al ejercicio, no conseguiremos nada.

“El conocimiento descansa no solo sobre la verdad, sino también sobre el error” C. G. Jung

Las proteínas que nuestro cuerpo no utiliza se eliminan por orina. Cuantas más proteínas consumamos que no utilicemos, más trabajo tendrán nuestro riñones para poder eliminarlas.

A los suplementos de proteínas hay que añadir aquellas que consumimos en los alimentos, por lo que debemos controlar una ingesta en exceso.

Más funciones de los suplementos proteicos

La proteínas en general, producen una mayor sensación de saciedad, por lo que desplazamos de nuestra dieta otros alimentos que pueden rendir energéticamente. Si alguno de nuestros objetivos es bajar de peso, puede suponer una ayuda extra a nuestro plan de ejercicio y dieta equilibrada.

 

Por otro lado, los suplementos de proteínas suelen presentarse en diferentes formatos, por ejemplo: batidos. La textura más espesa que el agua aumenta también la sensación de ‘empacho’. De modo que podemos decir que los suplementos de proteínas tienen una doble función de saciedad.

¿Posibles consecuencias?

En principio… Ninguna. Consumir más proteínas de las que nuestro cuerpo requiere solo va a suponer que las acabemos eliminando. La proteínas son proteínas, por que vengan de suplementos proteicos no quiere decir que sean de peor calidad o tengan ‘súperfunciones’.

El quiz de la cuestión es que los alimentos nos dan más sensación de saciedad. Al igual que nos disciplinamos en la práctica deportiva deberíamos de aprender a disciplinarnos en la alimentación.

Es verdad que el exceso de proteínas puede suponer un esfuerzo innecesario para tus riñones, pero no esta demostrado que a largo plazo se produzca daño renal. Solo si ya había predisposición degenerativa renal.

En definitiva, si quieres tomar suplementos de proteínas, hazlo. Puede que lo único que consigas es producir una orina muy cara. 

Carmen Horno

Estudiante de Dietética y Nutrición. Comer como placer y como profesión. Constancia y evidencia científica. La alimentación saludable te está buscando, déjame ayudarte a encontraros.

Ver perfil
Te puede gustar