Te damos 10 razones para dejar de beber café por la mañana

Es muy probable que estemos acostumbrados a tomar café de buena mañana, e incluso, que nuestro día no comience de verdad hasta ingerirlo, pero no todos sus efectos son positivos

‘Nada mejor para comenzar un largo día de trabajo que un buen café’. Eso es lo que muchos creen. Sin embargo, la ciencia presenta muchas razones para dejar de beber café por la mañana, debido a lo perjudicial que es para la salud. ¿Cuáles son esas razones?

10 razones para dejar de beber café por la mañana ya mismo

Se ha comprobado que la cafeína funciona como estimulante. Por esa razón, los detractores del café lo consideran como una droga de consumo masivo y popular.

Según parece, estudios recientes demuestran que el café resulta más perjudicial que beneficioso. Aquí están las razones para dejar de beber café por la mañana y a lo largo del día:

Cafeína

El consumo de cafeína habitual va mermando la sensibilidad del organismo ante la presencia de insulina. Esto se traduce en la dificultad de procesar el azúcar ingerido.

El aumento de azúcar en la sangre es altamente perjudicial para las arterias; este deterioro de las arterias se relaciona con las enfermedades cardiovasculares; mortales en muchos casos.

Colesterol

Si bien el café contiene antioxidantes buenos para prevenir el envejecimiento prematuro, también produce un aumento significativo de diterpenos. Estos aumentan la cantidad de triglicéridos y colesterol malo en la sangre.

Estrés

La cafeína que contiene el café produce un aumento de la hormona del estrés o catecolamina. A su vez, aumenta el cortisol, encargado de controlar el estrés. Si aumenta el cortisol, también lo hace la insulina, que puede causar inflamaciones

Esta cadena no es nada favorable para el organismo. Es una excelente razón para dejar de beber café por la mañana, ya que el resultado es un malestar generalizado.

Niveles de absorción de glucosa

El café contiene ácido clorogénico, que ayudan a retrasar la absorción de glucosa a nivel intestinal. Se ha demostrado que este ácido produce un aumento de homocisteína, indicando un alto riesgo de enfermedades cardíacas. La homocisteína está presente en las personas diabéticas y obesas.

Desequilibrios en la flora

Beber café habitualmente genera un desequilibrio en la flora intestinal y acidez estomacal. Esto genera malestar digestivo y con el tiempo problemas mayores, como úlceras.

Problemas renales

Las personas que consumen café más de tres veces al día suelen tener problemas renales debido a la mala absorción de calcio y otros minerales. Los minerales que deben ser eliminados por la orina, se acumulan en los riñones, perjudicando su correcto funcionamiento.

Incremento de la ansiedad

Se suele beber café para despertar y mantenerse activo. La cafeína es responsable de disminuir la serotonina, neurotransmisor asociado al sueño y al estado de ánimo.

Aunque una taza de café fuerte ayuda a estar alerta, también aumenta la ansiedad y la depresión; ello genera un círculo vicioso que hace que se beba más café.

El consumo excesivo de cafeína dispara la producción de adrenalina, provocando sobreexcitación. En este estado el corazón se acelera, la presión arterial sube y es difícil pensar con claridad.

El sobrepeso

Diferencias entre obesidad y sobrepeso.

Otra de las razones para dejar de beber café por la mañana es el sobrepeso. Gracias a la industria cafetera, esta bebida se ha transformado en una comida.

Estos productos lácteos, además de cafeína, contienen crema, azúcar y otros agregados que suman calorías y no son para nada nutritivos. Por otro lado, un café con leche se asocia a otro tipo de alimentos nada recomendados, como la bollería industrial.

Metabolismo de algunos medicamentos

El café altera el metabolismo de ciertos medicamentos, como antidepresivos y reguladores tiroideos. Tampoco ayuda a que el hígado se desintoxique por completo.

Adicción

Por último, es conocido que la cafeína es adictiva. Quien consume café diariamente y lo deja de repente, padece los mismos síntomas que si se tratara de una adicción.

Café con moderación

Como consumidores, es esencial saber distinguir entre el gusto por un buen café y la urgente necesidad de tomarlo. Es cierto que la cafeína a corto plazo produce beneficios a nivel cognitivo, mejora la atención y la memoria; pero un consumo excesivo es perjudicial para el buen funcionamiento del organismo.

 Aunque no es fácil dejar de consumir café de un día para el otro, existen muchas buenas razones para dejar de beber café por las mañanas. Pero, ¿cómo hacerlo? De forma gradual, bebiendo mucha agua durante el día y reemplazando el café por otros desayunos saludables.

Te puede gustar