Tomar fruta antes o después de comer

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 12 diciembre, 2018
Jorge Camon · 26 noviembre, 2018
Podemos elegir entre comerla antes o después de cada comida, o como tentempié a media tarde, pero lo importante es que no falten en nuestro menú diario un par de piezas de fruta

¿Fruta antes o después de comer? Se trata de un alimento indispensable en nuestra dieta diaria, tanto que se recomienda tomar dos o tres piezas de fruta al día. Pues bien, no solo es importante tomar esta cantidad, sino también saber cuándo tomarlas. Mucha gente piensa que tomar fruta después de la comida es algo erróneo, pero como toda opinión tiene gente que la defiende y gente que la crítica.

Por qué tomar fruta como postre

Como hemos comentado antes, hay quien defiende que acabar las comida con una pieza de fruta como postre es algo adecuado, ya que no hay un postre más sano: ayuda a evitar que consumamos un dulce u otro postre más calórico y, por ende, menos saludable.

También hay que tener en cuenta que la alimentación y el menú sean saludables para que el postre esté en equilibrio.

Hay que tener en cuenta que siempre va a ser más sano comer fruta que decantarnos por otras opciones, pero si además es de temporada, que mejor. Por ejemplo, la sandía en verano o las naranjas en otoño/invierno.

Por qué tomar fruta antes de comer

La opción de comer fruta antes de comer es la mejor si sueles consumir de manera habitual un snack antes del plato principal, esto te ayudará a llegar a esta comida con menos hambre y a no consumir cantidad de alimentos en exceso.

Suele ser una de las recomendaciones en las dietas, ya que la fruta es un tentempié que sacia nuestro apetito por su aporte en fibra y agua, pero no tiene muchas calorías.

Además los defensores de tomarla antes de las comidas, dicen que facilita la digestión y la absorción de nutrientes, por lo que será muy beneficioso para nuestro organismo.

Otro punto a destacar es que tomarla como almuerzo o merienda ayuda a mantener el metabolismo activo y no caer en la trampa de alimentos procesados y con grandes cantidades de azúcar.

Evita cambiar las frutas por zumo

Y no, no nos referimos solamente a los zumos que se venden en los supermercados, sino también los que haces tu en tu propia casa con la fruta que compras. La principal razón por la que no es tan saludable un zumo como una fruta es por que al exprimirla estamos desechando la pulpa, donde se encuentran gran parte de sus nutrientes y, sobre todo, la fibra.

Receta de zumos de frutas.

Además sabemos que el azúcar natural sin la fibra correspondiente, puede dar lugar a una hiperglucemia en nuestro organismo: el nivel de azúcar en nuestra sangre sufre una fuerte subida. Podemos evitarla ingiriendo la fruta completa, con la pulpa y fibra.

Otros datos sobre la fruta

Debemos tener en cuenta que, bien tomes la fruta antes o después de comer, es un alimento poco calórico, por lo que es beneficiosos para tu dieta. Mantén una alimentación equilibrada con ayuda del consumo de frutas y verduras para lograr estar saludable.

Beneficios de la sandía.

También debes tener en cuenta que no todas las frutas tienen el mismo número de calorías, por lo que es bueno coordinar la variedad elegida con las características del menú. Por ejemplo, los plátanos, cocos, aguacates o dátiles son más calóricos que frutas como las manzanas, pomelos, sandías o peras.

Para terminar diremos que es un elemento indispensable en nuestra dieta, ya que aporta gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales para nuestro organismo. Además, la fruta tiene efectos antioxidantes, aporta fibra, hidrata y ayuda a depurar el organismo, entre otras muchas virtudes.