5 alimentos que roban energía

Pilar · 30 marzo, 2018
Algunos alimentos que pueden formar parte de nuestra dieta, no son los más indicados si lo que buscamos es producir energía, ya que provocan el efecto contrario

¿Te encuentras cansado al llegar a casa? ¿Estás haciendo deporte y te entra en bajón? Hay muchas razones por las que esto te puede pasar y una de ellas puede ser el consumo de alimentos que roban energía. Posiblemente estés consumiendo alimentos que hacen que te sientas cansado y que no tengas la vitalidad ni energía suficientes. Esto es debido a que algunos alimentos actúan como ladrones de energía.

Si quieres sentirte activo y enérgico deberás eliminarlos de tu dieta. Verás como enseguida notas los cambios y te cansas menos. Para que sepas cuales son aquellos alimentos que debes dejar de tomar a continuación te ofrecemos una lista en que explicamos cuales son los alimentos que roban energía.

Las cerezas

Cesto de cerezas y algunas caídas.

Seguro que al leerlo te has quedado con cara de circunstancia. La verdad es que resulta sorprendente que una fruta nos robe energía. Por lo general estos alimentos nos nutren de vitaminas y energía por lo que son un alimento perfecto para cualquier hora del día.

El caso de la cereza es diferentes porque contiene una sustancia llamada melatonina. Este componente es un favorecedor del sueño y lo incluyen muchos de los fármacos indicados para conciliar el sueño. Esta sustancia también la fabrica nuestro cuerpo de manera natural. Lo hace durante la noche para que podamos dormir y descansar para estar perfectamente al día siguiente.

Por ello lo mejor será que consumamos cerezas como postre de la cena. Además de ser un postre buenísimo y sabroso nos ayudarán a relajarnos y a conciliar mejor el sueño. Si por el contrario queremos comer para preparar el cuerpo para una sesión de ejercicio o una larga jornada de trabajo será mejor que optemos por otro alimento.

Los fritos y rebozados

Los alimentos fritos y rebozados contienen en gran proporción aceite y pan rallado u otros alimentos similares. Este extra que el añadimos a la comida cuando la freímos o la rebozamos hace que sean más pesados. Por eso cuesta más digerirlos y el cuerpo tiene que trabajar más para procesarlos. 

Cuando comemos fritos y rebozados gran parte de la energía de nuestro cuerpo se tiene que concentrar en la digestión. Por lo tanto nos sentimos más pesados, cansados y con menos energía.

Comer este tipo de alimentos una vez a la semana o en las ocasiones especiales no supone ningún problema. Si por el contrario se convierte en algo habitual además de engordar nos encontraremos menos sanos y con menos vitalidad. 

La cafeína

Si nos preguntan si la cafeína es un alimento que da o quita energía seguro que muchos se decantarían por la primera opción. Lo cierto es que la cafeína es algo que hay que tomar en su justa medida. Si sobrepasamos su dosis pasaremos de tener a la cafeína como un aliado a llegar a ser un enemigo.

Un consumo elevado de cafeína provoca un efecto rebote en el organismo. En un primer momento nos sentiremos vitales, llenos de energía y seremos capaces de realizar todas las tareas que tengamos pendientes.

Horas después nos entrará el bajón  y estaremos decaídos.  Así que desmontamos el mito de la cafeína porque si bien es cierto que en un primer momento nos aporta energía luego hay que pagar un alto precio por dicho empuje de vitalidad. 

El alcohol y las bebidas carbonatadas

Jarra de cerveza en la barra de un bar.

El último de los alimentos que roban energía es el alcohol y junto con él las bebidas carbonatadas. ¿Quién no ha pasado por una resaca? Todos sabemos el bajón que entra después de haber pasado una noche de fiesta. Lo que durante la noche fueron bailes, risas y ganas de pasarlo bien al día siguiente se convierten en dolor de estómago, poca vitalidad y ganas de estar tirado en el sofá.

Además este tipo de bebidas deshidratan el organismo y sus altos contenidos de azúcar hacen que no sean nada saludables para el organismo. Por todo ello no hay que consumir con frecuencia y cantidad consumamos estas bebidas. Una copa de vino o una copa después de una cena entre amigos nos permitirán disfrutar de estas bebidas sin que nos roben energía.