4 tapas que debes evitar mientras haces dieta

Estar a dieta implica renunciar a cierto tipo de comidad, por ello, es importante que no caigas en la tentación de pedir estas tapas y opta por otras más saludables

Seguro que si has empezado a hacer dieta has tenido que renunciar a alguna comida familiar o plan entre amigos. El hecho de estar a dieta no debe afectar a tu vida social, tan solo hay que saber que alimentos puedes comer y cuales no. Para que no rompas la dieta a continuación te mostramos 4 tapas que debes evitar mientras haces dieta. 

Así podrás seguir disfrutando de tu tiempo libre mientras te cuidas. La gastronomía española cuenta con infinidad de tapas, así que hay una gran variedad para poder escoger las opciones más saludables.

Ensaladilla rusa

La ensaladilla rusa es una de las tapas más apetecibles, sobretodo en verano. El calor aprieta y una ensaladilla fresquita le apetece a cualquiera. Si estás a dieta debes saber que es una de las tapas más calóricas. La principal culpable de ello es la mayonesa, por lo que deberás dejar de lado esta tapa y escoger otras.

Versiones light de recetas tradicionales.

A pesar de que la base de la ensaladilla rusa son las verduras no se trata de una tapa saludable. La gran cantidad de mayonesa hace que sea un plato con muchas calorías y grasas.

Si estás a dieta y tienes antojo de ensaladilla rusa aquí te dejamos una versión light. Elaborarla es muy sencillo y así podrás tomarla en casa. Es una pena que los bares no opten por estas versiones light de recetas tradicionales.

Patata rellena

Las patatas rellenas son una tapa que puede realizarse de infinidad de formas diferentes. Todas ellas tienen en común una gran cantidad de alimentos y alguna salsa. Por lo tanto, lo que empieza siendo una saludable patata cocida acaba siendo una bomba calórica. 

Patata rellena.

Para elaborarlas lo primero que se hace es asar o cocer la patata. Después se rellena y se añade alguna salsa para que sea más jugosa. Estas salsas suelen ser algún tipo de bechamel, mayonesa o elaboradas a partir de algún tipo de queso. Cuentan con un alto contenido en grasas que no están recomendadas para aquellas personas que hacen dieta.

Por otro lado, el relleno suele ser a base de queso, bacon o carne picada. Se trata de carnes grasas que tampoco son las más recomendables si estás a dieta. Como puedes ver, la patata rellena no debe ser tu elección si decides ir de tapas con tus amigos.

Calamares a la romana

Los calamares a la romana pueden comerse de multitud de formas. En una tapa con un poco de limón o alguna salsa. Como segundo plato o también en bocadillo. Esta última preparación es muy típica en Madrid.

Calamares a la romana.

Los calamares son un alimento saludable porque contienen muy pocas calorías y un gran número de propiedades. De todas ellas destacamos las vitaminas de los grupos A E C y D, el hierro, el potasio y el fósforo. El problema es que a la hora de cocinarlos se rebozan y se introducen en la freidora. Con este simple gesto un alimento estrella pasa a ser uno poco recomendado.

Además, los calamares se suelen tomar acompañados de algún tipo de salsa como la mayonesa. Esto los convierte todavía en una opción menos saludable ya que este tipo de elaboraciones no son nada sanas.

Empanadillas

Las empanadillas son una receta típica tanto en bares como en todas y cada una de las casas españolas. Están compuestas por una masa a base de agua, sal, aceite de oliva y harina. En cuanto al relleno hay infinidad de opciones: carne, pescado, verduras… La empanadilla se cierra y se sella con la ayuda de un tenedor. Después se fríe para que quede crujiente.

Tapa de empanadillas.

Al ser una elaboración frita no está especialmente recomendada para hacer dieta. La masa absorbe una gran cantidad de aceite y eso las convierte en un alimento poco saludable. Aunque la receta tradicional es esta cada vez es más común comerlas al horno. Una opción igual de sabrosa aunque menos crujiente. En este caso si que podríamos tomar una tapa de empanadillas.

Te puede gustar