Razones para comer más fibra y perder grasa

Pilar Gimeno Landa · 11 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 11 marzo, 2019
Comer fibra es fundamental para perder grasa y alcanzar el peso que siempre has querido. Si todavía no estás muy convencido del poder de este carbohidrato, a continuación te explicamos las razones por las que debes tomarlo en mayor cantidad.

La fibra debe estar presente en la alimentación habitual de todas las personas. Este carbohidrato, del que tantas veces escuchamos hablar, es fundamental para gozar de una buena salud. Además, comer más fibra y perder grasa son dos cuestiones directamente relacionadas. Si deseas deshacerte de una vez por todas de esos molestos kilos de más, debes prestar especial atención a la fibra que consumes.

Si todavía no conoces la forma en la que la fibra repercute en la pérdida de peso, has hallado el artículo adecuado. Te explicamos aquí las razones por las que comer más fibra es sinónimo de perder más grasa. Además, te contamos cuáles son algunos de los alimentos que más concentración de fibra poseen.

¿Por qué comer más fibra es bueno para la salud?

1. Estimula el movimiento intestinal

El consumo regular de fibra favorece el movimiento intestinal. Como consecuencia, el cuerpo expulsa las sustancias de deshecho con mayor facilidad y evita los episodios de estreñimiento.

Esta cualidad es especialmente recomendada para aquellas personas que sufren estreñimiento de forma habitual. Los alimentos ricos en fibra son una forma eficaz y totalmente natural de tratar este molesto problema.

Además, la fibra, al mismo tiempo que facilita la defecación, limpia el sistema digestivo; así, se evita la acumulación de sustancias de deshecho. Por todo ello, se pierde peso más fácilmente, con lo que también te encontrarás mejor y no tendrás sensación de hinchazón o pesadez.

Comer más fibra es una de las mejores soluciones para el estreñimiento.

2. Platos saciantes y saludables

Las dietas son, en muchos casos, sinónimo de pasar hambre. En realidad, esto no tiene por qué ser así. Es posible comer en las cantidades adecuadas y, al mismo tiempo, seguir perdiendo peso. Es el caso de la fibra, que favorece la pérdida de grasa y también es altamente saciante.

Un plato de arroz integral con verduras al vapor o una deliciosa ensalada de pasta con un puñadito de futos secos y lechuga son un ejemplo de ello. Con recetas como esta, lograrás mantenerte saciado, a la vez que logras tu objetivo y alcanzas el peso ideal.

Por otra parte, tienes que tener en cuenta que los platos saciantes y saludables son claves para que una dieta sea efectiva. Si llevamos a cabo una de las peligrosas dietas milagro, no lo lograremos.

El motivo está muy claro: al pasar hambre, no somos capaces de sostenerla el tiempo suficiente y acabamos tirando la toalla. Además, nos faltan nutrientes y nos sentimos sin energía.

3. Se encuentra en una gran variedad de alimentos

Habiendo llegado a este punto, seguro que ya te has dado cuenta de lo fundamental que resulta tomar fibra. Probablemente también estés pensando lo aburrido que tiene que ser consumirla cotidianamente.

Sin embargo, debes saber que esto no es así. La fibra se encuentra en muchísimos alimentos, por lo que puedes preparar una gran variedad de recetas muy diferentes y ricas en este carbohidrato. 

A continuación, te dejamos un listado con varios alimentos que contienen fibra. Verás como hay muchos más que los cereales que tomamos a la hora de desayunar.

  • Verduras: Lechuga, acelga o espinacas.
  • Hortalizas: Patata, remolacha o nabo.
  • Frutos secos: Nueces, pistachos o almendras.
  • Frutas: Manzanas, plátanos o peras.
  • Semillas: Avena, trigo integral o salvado.

Estos son solo algunos de los alimentos ricos en fibra. Enumerar todos sería prácticamente imposible, dado que se encuentra en multitud de alimentos.

De todos modos, con este listado, queda comprobado que aburrirse al comer fibra es imposible. Cocina diferentes recetas, frías o calientes, dulces o saladas; experimenta, pierde peso, ¡y sorprende a tu familia!

El platano es una fruta que puede ayudarte a comer más fibra.

4. Baja en calorías

Seguramente compruebes las calorías de los alimentos que consumes. Esta es una práctica muy habitual cuando se desea perder peso. De todos modos, debes saber que no todas las calorías son iguales. Dependiendo del tipo, afectan de forma diferente al cuerpo y, por lo tanto, hay que mirar la composición del alimento y no solo el número de calorías.

De todos modos, es importante que sepas que la fibra es muy baja en calorías. De hecho, se podría decir que prácticamente no contiene.

Al comer más fibra, esta no se digiere, sino que pasa rápidamente al intestino. Es por ello que no suma casi calorías ni pasa a ser grasa.

Como verás, son muchas las razones para consumir este carbohidrato de forma habitual. Se trata, sin dudas, de una buena forma de cuidarte y disfrutar de la comida, al mismo tiempo que pierdes peso.

  • Escudero, E., & González, P. (2006). La fibra dietética. Nutrición Hospitalaria. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Tataix Verdu, J., & Angel Gassull, M. (2005). Fibra Alimentaria. Nutrición Para Educadores.