Todo acerca del pepino

4 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Lucía Corral
¿Alguna vez te has parado a pensar cuál es el origen del pepino? Sigue leyendo si quieres conocer su historia y su valor nutricional.

El pepino, cuyo nombre latino es “cacumis sativus”, es el fruto en baya procedente de una planta herbácea que recibe su mismo nombre. Pertenece a la familia de las cucurbitáceas. Bajo este nombre se engloban unas 850 especies de plantas, casi todas herbáceas, trepadoras o rastreras, que producen frutos muy grandes, cilíndricos, alargados y protegidos por una corteza firme.

Historia del pepino

Hay diversas teorías sobre el origen del pepino. Más allá de esto, lleva consumiéndose desde hace tantos años y ha pasado por tantas culturas que su origen carece de importancia. Se cree que el pepino salvaje, especie extinguida a día de hoy, procede de zonas tropicales del sur de África.

Sin embargo, las primeras referencias al pepino se encuentran en Mesopotamia y, casi a la misma vez, en Egipto. En el primer lugar se sabe de su existencia gracias a una recopilación de recetas publicadas por el arqueólogo Jean Botteró. La más antigua de las conocidas fue escrita a principios del segundo milenio a.C.

En Egipto hay más evidencias de la existencia del pepino y se encuentran pruebas de su presencia hace más de 3000 años, en la época de los faraones. Tanto en el Corán como en el Antiguo Testamento se muestra como los judíos que iban con Moisés añoraban los productos que comían en Egipto, los cohombros y pepinos.

Ya en el primer milenio a.C. su producción se extendería a través del Mare Nostrum hacia las tierras griegas y romanas. Según Plinio, el pepino nunca faltaba entre los platos del emperador Tiberio.

Fueron los romanos quienes lo emplearon con fines terapéuticos y los introdujeron a través de sus conquistas en el resto de Europa y después China. Si a los romanos se les debe la difusión del pepino por Europa es España la que lo llevó a América tras la conquista.

Actualidad

En la actualidad, el pepino es una hortaliza muy cultivada en Europa y América del norte; y ocupa el cuarto puesto en la producción mundial de hortalizas, detrás del tomate, la col y la cebolla.

Su consumo se ha extendido sobremanera como ingrediente de ensaladas o en encurtidos —los famosos pepinillos—, y es China el país con mayor número de toneladas anuales —cerca de 23 millones—, seguida de Turquía, Irán y Estados Unidos. España está colocada entre los diez principales productores mundiales, aunque sus cifras no superan el medio millón de toneladas.

Planta enredadera con frutos de pepino.

Cabe destacar el brote del síndrome urémico hemolítico de 2011. Fue un brote epidémico causado por la toxiinfección de un serotipo de la bacteria Escherichia coli que produjo la muerte a al menos 32 personas en Alemania y más de un millar de infectados.

El brote provoco una crisis alimentaria conocida erróneamente como crisis del pepino; tras la primera sospecha, las autoridades alemanas acusaron a los pepinos de procedencia española como responsables de la epidemia.

Los análisis impuestos por la Comisión Europea demostraron que no había contaminación de esta bacteria en los pepinos europeos. Esto dejó en muy baja estima a los pepinos de Almería, Málaga y Granada. La causa, finalmente, había sido el apio.

La bacteria mutante de E. coli  que provoco en el 2011 “la crisis del pepino” en Europa volvió a aparecer en Japón el verano de 2012, esta vez en la col china encurtida, una de las guarniciones preferidas del país.

Variedades

El pepino está asociado a la estación veraniega pese a ser una planta anual, gracias a los cultivos de invernadero que han proliferado de modo extraordinario en la costa sur de la península y en las islas canarias.

Su temporada tradicional se extiende de junio a septiembre. Su punto de alta calidad es cuando es uniformemente verde, firme pero se quiebra fácilmente. No debe dejarse que se pongan amarillos.

Las variedades de pepinos se pueden clasificar en función de diversas características como su tamaño, forma y color de la piel:

  1. Pepino corto o pepinillo —tipo español: estas variedades son de tamaño pequeño, con una longitud máxima de 15 centímetros y un peso medio de unos 125 gramos. Presentan piel verde con rayas de color amarillo o blanco y se utilizan para consumo en fresco o para la elaboración de encurtidos.
  2. Pepino medio largo —tipo francés: son frutos con una longitud de 20 a 25 centímetros. Dentro de este grupo se diferencian dos variedades: el pepino con espinas y el de piel lisa.
  3. Pepino largo —tipo holandés, también conocido como “Almería”: alcanzan hasta 25 centímetros de longitud y su piel es lisa y más o menos surcada.

Atendiendo a su forma de consumo, existen los pepinos de consumo fresco y los pepinillos, consumidos como encurtidos principalmente. Asimismo, existe una clasificación que atiende al tipo de cultivo, y se habla entonces de pepinos de invernadero y de los de caballón.

Preparando ensalada con tomate y pepino.

Valor nutricional del pepino

En lo relativo a su contenido en nutrientes, se caracteriza por su elevado contenido en agua, el cual llega a representar prácticamente el 97 %. 100 gramos de pepino aportan 14 kcal, y se trata de un alimento rico en calcio, fósforo y potasio.

En lo que respecta a su contenido en vitaminas, es la vitamina C la que se encuentra más concentrada. La proporción de las demás resulta prácticamente irrelevante.

El pepino se puede incluir de forma sencilla en la dieta, ya sea en crudo, añadiéndolo a ensaladas o como ingredientes de cremas frías o templadas. ¿A ti cómo te gusta consumirlo?

  • Bottéro, J. (2005). La cocina más antigua del mundo: la gastronomía en la antigua Mesopotamia. Tusquets
  • García, F. G., & Barrio, M. G. (2009). El Mare Nostrum Digital: mito, ideología y realidad de un imaginario sociotécnico. ICONO 14, Revista de comunicación y tecnologías emergentes, 7(1), 7-30
  • FAO, S. (2013). FAOSTAT database. Food and Agriculture Organization of the United Nations, Rome, Italy, 1
  • Pepino (Cucumis sativus L. ). 2013. http://www.euroresidentes.com/Alimentos/pepino.htm
  • Salinas, R. J. (2013). Seguridad alimentarias versus crisis alimentaria. Anales de la Real Academia de Ciencias Veterinarias de Andalucía Oriental, (26), 141-155