Culturismo: peligros de una incorrecta alimentación y suplementación

21 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Lucía Corral
La toma de esteroides es muy criticada. ¿Son correctas las consecuencias de las que se habla popularmente que provoca su uso?

El culturismo o bodybuilding es una actividad cada vez más presente en el entorno deportivo. Es practicado por hombres y mujeres de distintas edades, e incluso adolescentes en período de desarrollo. Muchos jóvenes que acuden al gimnasio, sin ninguna pretensión de llevar su cuerpo al extremo, se encuentran de frente con este mundo y no dudan.

A menudo estos culturistas amateur llevan su propia alimentación y tratamiento de suplementación, lo que representa una práctica arriesgada. Los riesgos potenciales que pueden desarrollar con una mala suplementación y una dieta alta en proteínas sin controlar son muy elevados. Además, todo esto puede provocar efectos crónicos severos.

Peligros del culturismo en cuanto a la alimentación

Exceso de proteínas

Uno de los errores que cometen con demasiada frecuencia los deportistas es la falta de planificación en lo que concierne a la ingesta proteica. Sus dietas suelen ser ricas en proteína —son dietas muy cárnicas— y, además, se suplementan con preparados proteicos sin control, normalmente sin conocimientos suficientes, sin valorar cantidades o el tipo de suplemento.

Este error está basado en la creencia popular de que cuanto mayor sea la cantidad de proteínas que se ingieren, mayor será la formación de masa muscular en menor tiempo. Sin embargo, hay que considerar que cada organismo tiene unas necesidades proteicas concretas que no conviene sobrepasar.

Por lo tanto, en ocasiones, el exceso de proteína no tiene el efecto deseado —más masa muscular— sino que podría afectar negativamente a los riñones, ya que tienen que eliminar cantidades muy elevadas de urea que deriva del metabolismo de las proteínas a través de la orina. Dicho sea de paso, podría aumentar la excreción urinaria de calcio, lo que aumentaría el riesgo de osteoporosis.

La alimentación con proteínas es una de las bases del culturismo.

En conclusión, el exceso de proteínas durante meses, o incluso años, puede comportar una sobrecarga hepática y renal. El motivo es que el hígado y los riñones ven multiplicada su actividad, y muchas de sus funciones pueden quedar dañadas.

Falta de alimentos frescos

Por otro lado, muchos culturistas utilizan dietas sacadas de internet con un bajo consumo de alimentos frescos, tales como frutas y verduras. A largo plazo, esto se ve relacionado con problemas cardiovasculares y con un mayor riesgo de padecer muchas otras enfermedades. Son, en general, dietas totalmente desestructuradas.

Peligros de la suplementación en el culturismo

En general, el uso de suplementos en culturismo tiene esta serie de peligros principales:

  • La mayoría de los deportistas, especialmente los no profesionales, desconocen la utilidad y los efectos de los suplementos proteínicos.
  • Su mayor defecto no se debe a sus componentes en particular, sino a la posible presencia de elementos contaminados.

Proteínas

El prótido más utilizado por los deportistas —entre ellos los que practican culturismo— es la proteína Whey. Se trata de una proteína completa, extraída del suero de la leche, que cuenta con una capacidad de absorción muy buena. Por esta razón, lleva años ganando el premio a la mejor proteína consumida como suplemento en el ámbito deportivo.

Dentro de la proteína completa, otro producto que se consume a menudo son los aminoácidos ramificados. Se trata de aquellos que forman mayoritariamente la proteína de origen muscular y que se utilizan mucho para la recuperación de la masa muscular o la formación de músculo.

La mayor contrariedad no es su composición química como tal, sino que, como mencionamos, algunos complementos pueden contener elementos contaminados. El problema surge cuando a estos constituyentes se le agrega alguna sustancia dopante, como por ejemplo la fibrina.

Creatina

Aunque se trata de un suplemento seguro, lo más preocupante en cuanto a su consumo es que pocos reciben asesoramiento antes de tomar esta sustancia. Esto conlleva desconocimiento sobre los riesgos potenciales que pueden derivarse de un consumo inadecuado.

Uno de los efectos inmediatos de los suplementos de creatina es el aumento de peso. El 50 % de este aumento se corresponde, efectivamente, con una mayor masa muscular; sin embargo, el otro 50 % se gana en forma de agua que es retenida en las células del músculo.

Hombre iniciando suplementación con creatina.

Esteroides anabolizantes para el culturismo

Estos productos son fármacos que se obtienen de la testosterona, una hormona que se produce en los testículos. Por su acción anabólica, la testosterona construye tejidos musculares, estimula la síntesis proteica y el crecimiento celular, mejora el uso de la proteína y garantiza el equilibrio del nitrógeno. Además, aumenta el almacenamiento de la energía que se obtiene de los carbohidratos y favorece la oxidación de grasas con más eficacia.

Sin embargo, no todo es positivo; existen varios posibles efectos secundarios derivados del uso de los esteroides. Estos fármacos pueden afectar negativamente a varios sistemas corporales, como el cardiovascular, el endocrino, el reproductor, el gastrointestinal, el nervioso y a la piel.

El riesgo de padecer los efectos secundarios cuando se toman esteroides es alto, del 80 % o el 90 %. Esto significa que cuatro de cada cinco usuarios pueden experimentar síntomas indeseados. Los problemas más habituales son el acné, la ginecomastia, las estrías y el empequeñecimiento de los testículos.

La mayoría de las complicaciones derivadas de este consumo son reversibles; desaparecen cuando se deja de tomar el fármaco. Sin embargo, algunos efectos como la alopecía y las estrías son irreversibles.

A pesar de que existe un alto riesgo de sufrir efectos secundarios leves, los graves —de corazón o hígado—, son menos usuales y tienen relación con la dosis y la duración del consumo. Cuanto más se toma y durante más tiempo, mayor es el peligro.

  • Mier, M. 2001. Anabolizantes: complicaciones cardiovasculares. Muerte Súbita Inesperada. Cuadernos de Medicina Forense, 29
  • Arroyo JAM et al. 2003. Identificación y comparación de síntomas de dismorfia muscular entre sujetos que practican físico culturismo y otros que realizan entrenamiento con pesas. Pensar en Movimiento: Revista de Ciencias del Ejercicio y la Salud, 3(1), 54-62.