Tomar esteroides para aumentar tu musculatura puede dañar tu corazón

Francisco María García · 4 febrero, 2019
Diferentes estudios realizados en varias partes del mundo han llegado a la conclusión de que tomar esteroides para conseguir una musculatura ideal no es la mejor opción. En la práctica, pueden existir determinados riesgos secundarios derivados del consumo de estos productos.

El objetivo de lograr músculos aumentados de manera rápida suele ser el sueño de más de un apasionado del fitness. Sin embargo, si estás pensando en tomar esteroides para aumentar tu musculatura, deberás conocer previamente cuáles son los riesgos.

Para tu corazón y tus arterias, la apuesta por los anabólicos está lejos de ser la más acertada. Está comprobado que el consumo crónico de esteroides para aumentar tu musculatura reduce la capacidad cardíaca. Esto redunda en enfermedades en las arterias coronarias como la aterosclerosis.

Los estudios publicados en la revista “Circulation”, por el Hospital General Massachusetts, en Boston (EE.UU.) son contundentes al respecto. Por lo tanto, todo deportista debe estar al corriente de estas consecuencias.

Esteroides para aumentar tu musculatura: evidencia de sus daños

El menor bombeo de sangre por el uso de los esteroides para aumentar tu musculatura ha sido suficientemente comprobado en el citado estudio. En tal ocasión, participaron 140 levantadores de pesas.

De este grupo utilizado para el estudio, 86 deportistas habían empleado esteroides durante alrededor de un año, y luego habían suspendido su uso otro tanto. Los 58 restantes consumían anabólicos esteroides de manera regular.

Mediante ultrasonidos bidimensionales, los investigadores comprobaron que el ventrículo izquierdo, motor principal de bombeo cardíaco, estaba ralentizado en aquellos que continuaban ingiriendo esteroides diariamente. En cambio, en quienes no los consumían, el bombeo se encontraba dentro de sus límites.

La función diastólica del ventrículo izquierdo es aquella que produce la relajación y el llenado de sangre. Lo impactante fue que, aún en quienes habían eliminado el uso de esteroides, esta función estaba ralentizada. Esto haría suponer un daño permanente provocado al ritmo cardíaco.

Las implicaciones y los daños se multiplican. Según el director de la investigación, Aaron Baggish, tanto la presión diastólica como la sistólica resultan afectadas por el uso de los esteroides. La consecuencia inmediata de casos así deriva en elevados niveles de colesterol LDL (colesterol malo) en la sangre.

Suplementos para ganar músculo.

Si bien las secuelas del uso de esteroides para aumentar tu musculatura son permanentes sobre el ritmo cardíaco, lo grave es que, a mayor uso, mayores serán las secuelas. Esto incluye mayor presencia de placa en las arterias coronarias, a la vez que es como abrir la puerta al fantasma del infarto a edades tempranas, como los 35, 40 o 45 años.

Un repaso sobre qué son los esteroides

Los esteroides anabólicos androgénicos imitan la función de la hormona masculina o testosterona. De este modo, sus altas dosis redundan en un aumento de la masa muscular masculina. Por lo tanto, no sorprende que la mayoría de los usuarios de esteroides sean varones de entre 20 y 50 años.

El auge de los esteroides tuvo lugar en Estados Unidos, en la década de los 80. La venta ilegal de este producto alcanzó a cerca de cuatro millones de usuarios, según cifras de la citada revista Circulation. De los cuatro millones, al menos un millón continuaron el uso de esteroides durante años e incluso décadas.

El uso ilícito de los esteroides u hormonas sintéticas no impide que cerca de tres millones de estadounidenses lo elijan. El problema, tal como señala el doctor Aaron Baggish, es que no sólo provocan enfermedades coronarias prematuras; también generan dependencia.

Otros efectos colaterales por usar esteroides

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA) desaconseja enérgicamente el uso de esteroides para aumentar la musculatura. La doctora Nora D. Volkow, directora del Instituto, señala que las consecuencias son severas no sólo a nivel físico, sino también psíquico.

El culturismo es una forma de vida para sus practicantes.

La especialista divide los efectos secundarios de los esteroides en los de corto y largo plazo. En la primera lista, se incluye el acné, la retención de líquidos, las jaquecas y la ictericia (piel y ojos amarillos), además de posibles infecciones en el sitio donde se introduce la aguja.

A largo plazo, no solo se cuenta la presión arterial alta, sino también fallos en los riñones, cambios en el estado de ánimo, aumento de la agresividad y alucinaciones.

Otros efectos derivados de estos productos son que se encogen los testículos (atrofia), se produce infertilidad, calvicie y aumenta el riesgo de cáncer de próstata. A esto se suman los riesgos propios de compartir jeringas, como el VHI o la hepatitis B.

En síntesis, si estás evaluando la posibilidad de tomar esteroides para aumentar tu musculatura, o conoces a alguien que desee hacerlo, tienes aquí suficientes datos como para darte tiempo a cambiar de opinión.

  • Department of Justice. Esteroides rápidos. Extraído de: https://www.justice.gov/archive/ndic/spanish/13445/13445p.pdf
  • Hernández Fernández, S. , Fernández Salim, M. y Ortiz González, I. 2017. Efectos secundarios consumo de esteroides. Extraído de: http://www.riccafd.uma.es/DOCUMENTOS/articulos/VOL006/n1/Hern%C3%A1ndez_Efectos_Secundarios_Esteroides.pdf
  • Eliana Belén Domínguez, Pedro Nicolás Fernández, José Florentino Giménez. 2013. Estudio descriptivo del consumo de esteroides. Extraído de: https://ri.conicet.gov.ar/bitstream/handle/11336/8566/CONICET_Digital_Nro.11216.pdf?sequence=1&isAllowed=y