Cómo hacer abdominales correctamente

Virginia Duque · 14 mayo, 2018
Es uno de los ejercicios más comunes, que practicamos desde pequeños, pero no por ello quiere decir que no sea usual cometer errores que podemos pagar caros durante su realización; conoce la forma correcta de ejercitar tus abdominales

Los abdominales fueron posiblemente el primer ejercicio que aprendimos de un amigo, un vecino o un familiar. Incluso posiblemente, sucediera cuando éramos pequeños en la escuela. Sin embargo, cuando llegan a adultos, muchos se dan cuenta de que no saben hacer abdominales correctamente. ¿Y tú? Pues te hablamos de qué hay que tener en cuenta para ello.

Consejos para hacer abdominales correctamente

Hay muchos errores que cometemos al hacer abdominales. Es posible que al ir al gimnasio uno de los monitores te haya preguntado por qué las estás haciendo de esa manera. Tranquilo, suele pasar, porque han habido muchas ‘tradiciones’ y mitos en torno a ellas. Estos son algunos consejos a tener en cuenta para hacer abdominales correctamente.

Espalda

La espalda es la que más que perjudicada puede salir si no sabemos hacer abdominales correctamente. Esta debe permanecer siempre recta y y no tienes que elevarla al máximo, como muchos erróneamente hacen. Claro, hablamos de los abdominales de recto anterior, porque en los oblicuos o transversos, sí tendrás que despegar la espalda del suelo.

No obstante, en los primeros no es necesario que la eleves, ya que a fuerza debe ir al abdomen, así que no la fuerces, déjala pegada al suelo y mantenla siempre recta.

Chica realizando ejercicios abdominales en el gimnasio.

Evita los golpes bruscos

La fuerza ejercida en el ejercicio puede llevarnos a caer en el error de dejar caer fuertemente la espalda contra el suelo. Esto no forzará los músculos que queremos y nos podría ocasionar un leve lesión.

Tanto a la hora de levantar como de bajar la espalda hay que hacerlo con movimientos suaves. Recuerda que el la forma perfecta de hacer los movimientos es subir rápido y bajar despacio. En el caso de las abdominales también.

La respiración

Respirar de manera adecuada es primordial para hacer ejercicio. En las abdominales también. Por ello, inspira cuando subes y expira cuando bajas. Esto permitirá que te canses menos y además notarás una mejora a la larga en tu forma de respirar y en tu organismo en general.

Aprende a hacer abdominales correctamente

Aunque no lo creas hay muchas personas que no saben tomar la postura correcta para hacer abdominales. Pues bien, te decimos cómo hacerlo:

  • Boca arriba. Túmbate con las rodillas dobladas sobre una colchoneta. Las rodillas deben tener un ángulo de 90 grados y los pies tienen que estar apoyados por completo en el muslo.
  • Pon las manos en la cabeza. Muchos usan las manos para hacer fuerza empujando la cabeza hacia delante, pero esto no hará más que provocarte una lesión en el cuello. Se trata simplemente de poner las yemas de los dedos tras las orejas con los codos hacia los lados. Es una posición para impulsarnos y mantener el equilibrio, pero nunca con la intención de empujar el cuello o la cabeza.
  • Levanta el torso. Tienes que llevar el torso lo más cerca de las rodillas que puedas pero sin levantar la espalda del suelo. Aprieta el abdomen mientras lo haces para que el efecto sea mayor. Recuerda que los pies no deben moverse del suelo.
  • Haz tres series. Lo mínimo son tres series de unas 10 a 15 repeticiones cada una y dos o tres veces por semana. Recuerda que en lo que se refiere al ejercicio nunca ‘más es mejor’ ya que los músculos se acostumbran y el movimiento no causará el efecto deseado.
Entrenar nuestro abdomen sin salir de casa.

Si quieres trabajar los abdominales mientras haces otros ejercicios, puedes apretar el abdomen todo el tiempo que aguantes mientras corres, estás en la elíptica o en la bicicleta por ejemplo. Incluso en el trabajo, si lo haces sentado, puedes seguir trabajando tus abdominales. Lo importante es que siempre lo hagas de la manera correcta para evitar males mayores.

Estos consejos de cómo realizar abdominales están pensados para las abdominales de recto anterior, pero hay otras muchas variaciones que puedes hacer teniendo en cuenta los mismos consejos de mantener la espalda recta e impulsarte con el cuerpo y no forzando alguna parte de tu cuerpo, como cuello o cabeza.