La importancia de entrenar el abdomen

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 12 marzo, 2019
Óscar Dorado · 10 enero, 2019
Entrenar el abdomen trae consigo muchos beneficios, además de un abdomen tonificado y una figura mucho más esbelta.

Entrenar el abdomen a diario no solo brinda un aspecto atractivo, también conlleva a una serie de beneficios para la salud muscular; y esto, en la mayoría de los casos, se traduce en un mejor rendimiento físico.

A pesar de que realizan abdominales y flexiones, a menudo, los deportistas descuidan los ejercicios básicos para entrenar esta zona. Por lo general, porque consideran que no se trata de una parte muy importante en la planificación que tienen para lograr sus metas. No obstante, sí lo es.

En primera instancia, entrenar el abdomen se traduce como la quema de grasa en la zona abdominal a través de ejercicios aeróbicos. Sin embargo, hay mucho más detrás de ello.

Al ejercitar los músculos que rodean el tronco y la pelvis no solo se tonifica y fortalece el área, sino que se gana mayor equilibrio y estabilidad, en líneas generales; lo cual contribuye significativamente en el buen desempeño de cualquier actividad. Por lo tanto, los ejercicios básicos para fortalecer el abdomen sí son importantes.

Beneficios de entrenar el abdomen

1. Equilibrio y estabilidad

Ejercicio de equilibrio con bosu.

Un abdomen bien tonificado ayuda a que el cuerpo tenga mayor estabilidad, permitiéndote mover en cualquier dirección, incluso en el terreno más accidentado, o incluso permanecer en un lugar sin perder el equilibrio. Teniendo esto en consideración, no existe ninguna duda que si consigues tener un abdomen más fuerte disminuirás el riesgo de caerte. Por lo tanto, el primero de los beneficios de entrenar el abdomen es que se gana mayor equilibrio y estabilidad. 

2. Reduce el dolor de espalda

En segundo lugar, debes saber que el hecho de tener unos abdominales débiles obliga a los músculos de la espalda a trabajar mucho más duro. En este sentido, la fuerza abdominal mejora la resistencia de los músculos de la espalda para que te fatigues con menos facilidad y seas menos vulnerable a la tensión o las lesiones.

Los abdominales fuertes también evitan que el vientre ‘cuelgue’ y se tenga una mala postura, en general. Por ende, si no entrenas esta área, el cuerpo tiende a encorvarse y esto sobrecarga la espalda. En especial si tienes sobrepeso.

Maximizar tus ejercicios de espalda.

3. Disminuye el riesgo de lesión

Trabajar los distintos músculos del cuerpo ayuda a mantener una buena postura y llevar a cabo correctamente los movimientos; esto quiere decir que se gana en coordinación y se previenen lesiones. Entonces, es evidente que entrenar el abdomen ayuda a evitar lesiones, sobre todo, en la columna vertebral. 

Rutina de ejercicios abdominales.

Entrenar el abdomen fortalece los músculos de dicha área pero también, promueve un mejor alineamiento de los hombros y cuello -lo cual estabiliza la columna vertebral. ¡No dudes en entrenar tu abdomen para mejorar tu postura y obtener bienestar!

Dicho entrenamiento permite la correcta transferencia de poder a los brazos y las piernas. No hay que olvidar que, todos los movimientos poderosos se originan desde el centro del cuerpo hacia afuera; nunca desde las extremidades solamente.

Así que antes de que se produzcan contracciones musculares rápidas y potentes en las extremidades, la columna vertebral debe estar fuerte y estable, y cuanto más estable sea el abdomen, más fuertes podrán estar las extremidades.

4. Mejora la postura

Entrenamiento de cardio para endurecer los abdominales.

Tal y como se ha venido mencionado, el entrenamiento de los músculos del ‘núcleo del cuerpo’ ayuda a corregir los desequilibrios posturales que pueden provocar lesiones.

El mayor beneficio de la capacitación básica es el desarrollo de la condición física funcional, el tipo de condición física que es esencial para la vida diaria y las actividades regulares.

Recuerda que las opciones de fortalecimiento para tus músculos abdominales son muy variadas. No solo se trata de realizar las rutinas tradicionales de abdominales y flexiones. Las actividades como el pilates o el yoga, lo demuestran.

En cualquier caso, estamos convencidos que estos beneficios deberían ser razón suficiente para que cualquier persona se motive a entrenar el abdomen.

Este puede ser un buen momento para probar varios ejercicios para entrenar tu abdomen y comenzar a obtener beneficios más allá de tu objetivo deportivo o atlético.