Mitos y verdades sobre los abdómenes marcados

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Abel Verdejo el 12 diciembre, 2018
Oriana Noguera · 13 diciembre, 2018
El vientre plano es el anhelo de muchos. Por este motivo, justamente, circula mucha información de la que debemos cuidarnos. Algunas, además de incorrectas, pueden ser perjudiciales para la salud.

Muchos desean tener un abdomen plano y hacen todo lo posible por lograrlo. No obstante, de todo lo que se dice sobre los abdómenes marcados, hay que saber lo que es un mito o una realidad. ¡Descúbrelo en este artículo!

Un vientre marcado resulta muy atractivo. Más allá de la estética, también es realmente saludable tener un abdomen fuerte y sin exceso de grasa acumulada.

Es muy popular ver diferentes alternativas para alcanzar el anhelado objetivo de tener un abdomen marcado. Sin embargo, dentro de todo, hay ciertos comentarios que son solo mitos.

¿Mito o verdad?

De acuerdo al Diccionario de la Lengua Española, un mito es una persona o cosa a la que se atribuyen cualidades o excelencias que no tiene. Por otro lado, la verdad es la unión entre la idea que se afirma con el hecho real.

Ahora bien, seguramente habrás escuchado y leído de las virtudes de infinidad de productos, máquinas, trucos y consejos para tener un vientre marcado. El asunto es que hay muchas mentiras que se vuelven populares, como si fueran una verdad.

Por lo tanto, para que no pierdas tu tiempo ni pongas en riesgo tu bienestar por probar algo que en realidad no dé resultados, te compartimos los mitos y verdades sobre los abdómenes marcados.

Debes hacer cientos de abdominales: mito

Este es uno de los mitos más comunes. Se suele decir que, para tener un abdomen plano y marcado, es necesario hacer muchos abdominales a diario. Sin embargo, la verdad es que estos ejercicios no son tan importantes como se cree.

Todos tenemos músculos abdominales; cuando no se marcan, es porque hay una capa de grasa que los cubre. Para eliminar esa grasa, debes hacer cardio; de esta forma, los músculos comenzarán a notarse.

Que los abdominales no sean tan esenciales no quiere decir que debas sacarlos de tu rutina. Simplemente, es mucho mejor que te enfoques en hacer más ejercicios cardiovasculares y no pierdas tu tiempo en hacer solo abdominales.

Entrenamiento de cardio para endurecer los abdominales.

El ejercicio importa más que la dieta: también es falso

Muchas personas tienen la creencia de que ejercitarse contrarresta una mala dieta, lo cual resulta un mito un tanto grave. Aunque hagas todo el ejercicio del mundo, si tu alimentación no es balanceada y nutritiva, no lograrás un vientre plano.

Es primordial que tengas una alimentación acorde a las necesidades de tu cuerpo. Es decir, has de proveer a tu organismo todos los nutrientes que requiere. Además, se deben evitar en lo posible la comida chatarra y los excesos de grasas.

Abdominales en 5 minutos: no es suficiente

Los famosos entrenamientos de abdominales en cinco minutos no garantizan un abdomen marcado. Si bien funcionan para tonificar y fortalecer los músculos abdominales, no te aseguran que vas a tener un vientre plano en el corto plazo.

Si el objetivo es tener un abdomen marcado, debes perder grasa, no hacer rutinas cortas de abdominales que no harán tus músculos visibles. Asimismo, es mucho más efectivo que saltes la cuerda por diez minutos, a que hagas diez minutos de abdominales.

Equipamientos para abdómenes marcados, también son un mito

La cinta que vibra alrededor del abdomen, la máquina para hacer abdominales, la cinta que te hace quemar la grasa… Todos esos equipamientos no son para nada necesarios para obtener los famosos abdómenes marcados.

Al contrario, las publicidades de aparatos y máquinas para trabajar el abdomen son una pérdida de dinero. Te hacen creer que necesitas esos accesorios para tener un cuerpo de revista, cuando en realidad no necesitas nada más que ejercicio y alimentación sana.

El mismo abdominal siempre

En vista de que toma tiempo marcar los músculos, circula la información de que se tiene que hacer abdominales todos los días para marcarlos. Se trata de una mentira que puede salir cara, ya que generalmente se hace el mismo tipo de abdominal siempre —el crunch—, que tiene una repercusión negativa en la columna.

Ejercicios para abdominales laterales.

Los abdominales son como el resto de los músculos del cuerpo, por lo que deben recibir el mismo estilo de entrenamiento. Por ejemplo, no todos los días te enfocas en trabajar piernas y no todo el tiempo con el mismo ejercicio. De hacerlo, podrías agotar esos músculos, y lo mismo sucede con el abdomen.

Lo más recomendable es hacer distintos ejercicios para no tener un impacto negativo en el abdomen como en otras partes del cuerpo. A su vez, también se debe permitir a los abdominales tener su tiempo de descanso.

Como conclusión, es mejor informarse para no comprometer la salud y no hacer esfuerzos físicos o monetarios en vano. Presta mucha atención y ¡no olvides descartar de tu rutina estos mitos que pueden retrasar tu camino a un abdomen marcado!

  • Richardson, C. A., Snijders, C. J., Hides, J. A., Damen, L., Pas, M. S., & Storm, J. (2002). The relation between the transversus abdominis muscles, sacroiliac joint mechanics, and low back pain. Spine27(4), 399–405. https://doi.org/10.1097/00007632-200202150-00015
  • Miguelsanz, J. P., Parra, W. C., Moreiras, G. V., & Garaulet, M. (2010). Distribución regional de la grasa corporal. Uso de técnicas de imagen como herramienta de diagnóstico nutricional. Nutricion Hospitalaria. https://doi.org/10.3305/nh.2010.25.2.4406
  • Norris, C. M. (1993). Abdominal muscle training in sport. British Journal of Sports Medicine27(1), 19–27. https://doi.org/10.1136/bjsm.27.1.19
  • Vispute, S. S., Smith, J. D., Lecheminant, J. D., & Hurley, K. S. (2011). The effect of abdominal exercise on abdominal fat. Journal of Strength and Conditioning Research25(9), 2559–2564. https://doi.org/10.1519/JSC.0b013e3181fb4a46
  • Irving, B. A., Davis, C. K., Brock, D. W., Weltman, J. Y., Swift, D., Barrett, E. J., … Weltman, A. (2008). Effect of exercise training intensity on abdominal visceral fat and body composition. Medicine and Science in Sports and Exercise40(11), 1863–1872. https://doi.org/10.1249/MSS.0b013e3181801d40