Objetivo de trabajar los oblicuos

Oscar Dorado · 8 abril, 2019
Los oblicuos son una de las partes del cuerpo más complicadas de trabajar. Sin embargo, no resulta imposible presumir de los oblicuos perfectos si realizas los ejercicios adecuados, como los que aquí te presentamos.

Trabajar los abdominales es una de las mejores maneras de eliminar la grasa del vientre y darle el aspecto plano que siempre soñamos. Por este motivo, te contaremos en este artículo todo lo que debes saber sobre cómo trabajar los oblicuos. ¡Aprovecha las ventajas de los siguientes ejercicios!

En primer lugar, es apropiado aclarar que los oblicuos son, en realidad, dos músculos: los oblicuos internos y los externos. Están ubicados a los lados de los abdominales, que van desde las caderas hasta la caja torácica.

Los oblicuos internos se encuentran directamente debajo de los externos, y las fibras musculares se desplazan perpendicularmente entre sí. A grandes rasgos, los oblicuos ayudan a reforzar la columna vertebral y permiten que las personas manipulen cargas pesadas con un menor riesgo de lesiones.

La anatomía de los abdominales oblicuos nos permite comprender mejor su ubicación y sus funciones.
Imagen: R. Drake, Anatomía para estudiantes (pág. 250). Madrid: Elsevier. kinesiologiaestudiantes.blogspot.com

Debes saber que el entrenamiento de los oblicuos no te da un efecto de adelgazamiento de la cintura, una de las principales razones por las que muchas personas lo realizan. Si lo que deseas es conseguir una cintura más delgada, en realidad necesitas hacer algunos cambios en tu dieta y quemar más calorías durante los entrenamientos.

Con relación a su importancia, los oblicuos cumplen una función esencial: protegen la columna vertebral para que no se doble o gire excesivamente durante los movimientos atléticos, como puede ser ponerse en cuclillas, lanzar o golpear un balón.

A lo largo del día, los oblicuos mantienen la pelvis colocada correctamente y la postura bajo control. Esto es fundamental para cualquier persona que permanezca sentada más de una o dos horas al día. Por ello, es importante conocer cuáles son los mejores métodos para trabajarlos eficazmente.

Los mejores entrenamientos para trabajar los oblicuos

1. Tablones laterales

Para realizar este primer ejercicio, debes colocarte en posición de tabla lateral sobre tu lado derecho. Los tobillos deben estar flexionados, los pies apilados, el antebrazo derecho y la mano apoyada en el suelo, con el cuerpo sostenido de la cabeza a los talones.

Para iniciar el movimiento, extiende tu brazo izquierdo hacia arriba. Manteniendo tus caderas en el aire, baja el brazo izquierdo y llévalo debajo de tu torso lo más que puedas, como si intentaras tocar el exterior de tu cadera derecha. Por último, vuelve a la posición inicial para realizar unas 10–12 repeticiones lentas y cambia de lado.

Para trabajar los oblicuos, la plancha lateral sí que no puede faltar.

2. Toque de cadera arriba y abajo

La ejecución de este trabajo es muy sencilla. Hay que empezar en posición de tabla con los pies separados a la altura de los hombros y el cuerpo recto. Ambas manos deben estar apoyadas en el suelo, en posición de flexión.

Una vez ahí, invierte el movimiento, bajando de nuevo a la posición de la tabla del antebrazo. Posteriormente, gira las caderas hacia la derecha para que la cadera derecha se acerque al suelo, retrocede y repite en el lado opuesto. El objetivo es repetir toda la secuencia continuamente durante 45 segundos.

En la plancha elevada, el apoyo del tren superior no recaerá sobre los antebrazos, sino en las manos, que irán colocadas a la altura de los hombros.

3. Estabilización en ‘T’

Para realizar este ejercicio, colócate en una posición de tabla con los brazos y las piernas rectas, pero con los pies ligeramente más abiertos. Luego, cambia el peso a la mano derecha, junta los pies, gira el lado izquierdo de tu tronco y levanta el brazo izquierdo en el aire para que el torso y los brazos formen una ‘T’. Mantén la postura durante 30 segundos y, finalmente, cambia de lado para completar una repetición.

Ejercicios para abdominales laterales.

4. Trabajar los oblicuos con una pelota suiza

Para realizar el último ejercicio de esta lista, tienes que colocar una pelota suiza cerca de una pared u objeto resistente. El lado izquierdo debe estar sobre el balón, con la pierna derecha extendida y anclada al suelo y las manos cerca de las sienes. Coloca tu pie izquierdo en una posición que te permita apoyarte y equilibrarte.

Una vez listo, activa el lado derecho de tu torso y contrae lateralmente hasta que estés erguido, con los hombros paralelos al suelo. Mantén las caderas mirando hacia adelante.

Haz una pausa en la parte superior durante dos segundos para, posteriormente, regresar lentamente a la posición inicial. Eso es una repetición; deberías completar un total de 15.

Los abdominales oblicuos se ven muy beneficiados si usamos un balón suizo al ejercitarnos.
Imagen: Youtube AR Entrenamiento.

Finalmente, no olvides que el objetivo de trabajar los oblicuos te ayudará, entre otras cosas, a conseguir una mayor estabilidad en esta parte del cuerpo. Por lo tanto, su fortalecimiento resulta esencial para lograr un abdomen fuerte y unos abdominales definidos, además de prevenir lesiones y mejorar la movilidad corporal general.

  • Oblicuos del abdomen. Anatomía y Fisiología de los principales músculos del tronco. Recuperado de: http://www.cuerpomenteyespiritu.es/wp-content/uploads/2011/12/Oblicuos.pdf
  • Heredia Elvar, J. R.; Ramón Costa, M. (2004). El entrenamiento de la musculatura abdominal: una visión integradora.