Clases con las que se trabaja todo el cuerpo

Virginia Duque · 27 marzo, 2018
Cuando nos decidimos a apuntarnos al gimnasio, solemos tener multitud de opciones para practicar deporte de forma divertida y amena en clases grupales, por lo que nos conviene conocer con cuáles de estas actividades trabajamos mejor el cuerpo al completo

Una vez que decidimos por fin apuntarnos al gimnasio, nos miramos al espejo y pensamos en qué zona del cuerpo nos gustaría trabajar. Pero sabemos que si trabajamos mucho una zona y descuidamos otras, el resultado, a la larga no será muy equitativo, y por eso, te contamos cuáles son las clases con las que se trabaja todo el cuerpo.

Las clases colectivas se han puesto de moda, y aunque antes se consideraban ‘cosa de chicas’ así como las pesas se consideraban ‘cosa de hombres’, hoy estos prejuicios han desaparecido y cada vez son más los hombres que se deciden a ir a las clases. ¿Cuáles con las mejores? Te lo contamos.

Estas son las clases con las que se trabaja todo el cuerpo

Baile

Para aquellos que no son muy partidarios de ir al gimnasio o simplemente les gusta bailar y quieren aprovecharse de esta habilidad para ponerse en forma, pueden optar por ir a una academia de baile o buscar un gym que disponga de alguna de estas clases.

Los bailes de salón, salsa o flamenco ayudan a perder grasa, quemar calorías y tonificar músculos, todos los del cuerpo.

Zumba

Canciones para bailar zumba.

Se ha puesto muy de moda en los últimos años, y es que el zumba ha demostrado que los resultados que se obtienen no son una fantasía. Es una mezcla de baile con ejercicio que trabaja todo el cuerpo y que ayuda a eliminar grasas y tonificar el cuerpo en gran manera.

Además, como añadido, para aquellos que no tengan mucha motivación hacia el deporte, hay que decir que las clases son muy divertidas y amenas, por lo que el tiempo se te pasará volando.

Body Combat

Si quieres quemar calorías rápidamente a la vez que ejercitas músculos de abdomen, brazos y piernas, el body combat es la clase que buscas. Es de alta intensidad, por lo que las pulsaciones te subirán a tope con una de estas clases, pero ¡ánimo! Los resultados serán increíbles.

Esta clase consiste en la repetición de movimientos en alta intensidad con intervalos de descanso en los que no se para del todo la actividad, pero con los que el cuerpo tiene tiempo de recuperarse. Es cierto que al principio puedes encontrarte perdido para seguir el ritmo y los movimientos, pero con constancia y un poco de esfuerzo, pronto te verás en tu salsa.

Crossfit

Consejos para empezar a hacer crossfit.
Asesorarse bien es fundamental para no estar perdidos al principio.

Son muchos los que comparan este disciplina a la que se lleva a cabo con los soldados del ejército, pero es sin duda una de las que más calorías quema y con la que trabajar todo el cuerpo. Es una combinación de entrenamiento de alta intensidad con entrenamiento funcional, creando una respiración cardiovascular que hace perder grasa y tonificar a la vez.

Seguro que escucharás que es un entrenamiento duro, pero no dejes que esto te eche para atrás, ya que puedes ir a tu ritmo, parar cuando no puedas más, pero si eres constante pronto podrás terminar una clase completa y ver los excelentes resultados.

Spinning o ciclo indoor

Antes se llamaba spinning, luego, al cambiar un poco la técnica sustituyeron el nombre por ciclo indoor, pero aunque es una clase que consiste en estar en una bicicleta muchos dan por sentado que solo se trabajan piernas con ella. Pues no, esta es una de las clases con las que se trabaja todo el cuerpo.

El monitor de la clase tiene un objetivo contigo, y con el resto de alumnos: exprimir tu cuerpo para que alcance su mayor potencia, resistencia e intensidad. Por supuesto habrá intervalos de descanso más suaves, pero la mayor parte del tiempo iréis a tope. ¿Resultado? Alta quema de calorías y tonificación de espalda, glúteos, piernas, brazos y abdomen. ¡Todo el cuerpo!

¿Ya has decidido cuál será la próxima clase que probarás en el gimnasio esta semana? Apúntate y prueba hasta que encuentres la que más te guste. O mejor aún, haz una diferente cada día.