Entrenamiento intenso: utilizando solo el peso del cuerpo

Oscar Dorado 1 septiembre, 2018
Si deseas llevar a cabo un entrenamiento intenso, puedes hacerlo utilizando solamente el peso de tu cuerpo. A continuación, te contamos cómo.

A la hora de entrenar de manera intensa, no es necesario incluir las pesas. De hecho, cada vez está más de moda realizar ejercicios con el propio peso corporal. Por ello, hemos preparado una lista con los mejores ejercicios que deberían estar presentes en un entrenamiento intenso utilizando solo el peso de tu propio cuerpo.

Este tipo de entrenamiento es muy efectivo, ya que es la combinación perfecta de ejercicios de fuerza y resistencia. Además, debes tener en cuenta que el entrenamiento funcional implica movimientos corporales similares a los realizados en el curso de la vida cotidiana. Por este motivo, los ejercicios pueden ayudarte a mejorar tu capacidad para llevar a cabo tareas rutinarias y prevenir lesiones.

Al no necesitar ningún tipo de equipamiento para realizarlos, los entrenamientos suelen ser cortos aunque también son muy intensos. Sin embargo, no debes preocuparte, ya que son más que suficientes para transformar tu cuerpo y sacar el máximo resultado de tus sesiones.

Entrenamiento intenso con tu propio cuerpo

A continuación, incluimos algunos de los mejores ejercicios para realizar un entrenamiento intenso con tu propio peso corporal. ¡Estamos convencidos que si llevas a cabo estos ejercicios notarás mejoras en tu día a día!

1.-Flexiones

Ideales para ganar fuerza en el tronco, las flexiones permiten desarrollar la fuerza y promover el crecimiento muscular. Se trata de uno de los ejercicios más populares, que no requiere de equipamiento y en el cual las repeticiones son fácilmente cuantificables, por lo que llevar a cabo un seguimiento de la progresión resulta muy sencillo.

Para hacer las flexiones debes situarte en el suelo, apoyar tu cuerpo con las palmas de las manos y las puntas de los pies. Una vez te encuentras con los brazos estirados, debes dibujar con la espalda una línea recta que vaya de la cabeza hasta los talones. En ese momento, el movimiento consiste en aguantar tu propio peso mientras llevas a cabo la flexión de los codos. En consecuencia, los brazos soportarán todo el peso.

2.-Dominadas

Seguidamente, te presentamos las dominadas como uno de los mejores ejercicios para entrenar con tu propio peso. Su objetivo es ganar fuerza y control a lo largo del movimiento, lo que obliga a los músculos estabilizadores más pequeños a trabajar y fortalecerse. Como la mayoría de entrenamientos de fuerza y pesas, no debes olvidar enfocarte en la calidad y no en la cantidad.

Para hacer el movimiento, debes situarte inicialmente debajo de una barra. A continuación, debes colocar ambas manos encima de ella y sostener tu cuerpo para llegar a pasar la cabeza por encima. Se trata de un ejercicio complicado, en el cual el peso de cada usuario será determinante en la dificultad.

“La gloria no consiste en ganar siempre, sino en disfrutar del camino, entrenando, esforzándose al máximo e intentando superarte a ti mismo.”

–Rafa Nadal–

3.-Flexiones de tríceps

En tercer lugar, te presentamos otro ejercicio realmente popular. Para hacer las flexiones de tríceps, debes sentarte en el suelo con las piernas al frente y la espalda contra una caja. Seguidamente, coloca las palmas en la cajas detrás de ti, con los dedos cerca de tu cuerpo.

Luego, estira los brazos para levantar las piernas y colócalos en el suelo. Dobla los codos para bajar la espalda hacia abajo sin dejar que tu trasero toque el suelo. Recuerda que debes mantener los talones en el suelo y asegurarte de que los codos permanezcan detrás de tu cuerpo durante todo el ejercicio. Si quieres aumentar la dificultad, es posible utilizar otro soporte para los pies.

4.-Sentadilla

Por último, la sentadilla es un ejercicio vital para mantener la fuerza de la parte inferior del cuerpo. Para llevarlo a cabo, debes situar tus pies a una distancia equivalente a la anchura de los hombros. Trata de asegurarte de mantener un arco natural en tu espalda a la vez que extiendes tu peso a través de las piernas y articulas tus caderas y rodillas en la sentadilla.

Cuando te levantes de nuevo para hacer otra repetición, recuerda que las rodillas deben estar en línea con los pies, no hacia adentro, para que la fuerza golpee tus rodillas de manera natural. Puedes utilizar pesas en las manos para añadir algo de intensidad al ejercicio.

Finalmente, no olvides que el entrenamiento intenso con tu propio peso es ideal para mantener la forma y tonificar tu cuerpo. Como has podido observar, no siempre es necesario el entrenamiento con pesas para tonificar los músculos. Además, existen innumerables ejercicios y variaciones que puedes llevar a cabo. Así que ¿a qué estás esperando para incluirlos en tu rutina de ejercicios?

Te puede gustar