Errores frecuentes al empezar en el gimnasio

Oriana Noguera · 21 octubre, 2018
Decidir apuntarte a un gimnasio puede ser el principio de una gran amistad con el deporte, pero todo depende en gran medida de los primeros contactos con la experiencia; para que ir a un gimnasio no suponga ningún problema, debes tomartelo con paciencia y una buena dosis de dedicación

Al comenzar una actividad nueva es muy probable que cometamos fallos de novatos. Errar es de humanos y cuenta como un proceso de aprendizaje. Sin embargo, al igual que en varios aspectos de la vida nuestros padres y amigos nos guían y aconsejan, en este post queremos guiarte y aconsejarte para que evites los errores frecuentes al empezar en el gimnasio. ¡Sigue leyendo!

Equivocarnos en el gimnasio no es motivo de desánimo, lo que sucede es que en determinados casos un error puede causar una lesión o fractura. Por este motivo, es recomendable documentarte acerca de las cosas que debes prevenir o que no debes hacer. Además, no corregir los posibles errores puede incluso retrasar tu progreso en el gimnasio.

Ahora bien, hay ciertos aspectos de los que nadie te habla y es una pena que tengas que aprenderlos a través de equivocaciones. Pero no te preocupes, te compartimos los errores más comunes. De esta manera, puedes tenerlos en consideración cuando inicies el gimnasio.

Errores más comunes que cometemos en el gym.

No restes importancia a la técnica

En los gimnasios hay personas de todo tipo, muchos intentarán darte consejos o recomendaciones. Es importante destacar que debes ajustarte a lo que el entrenador te indique. Esto quiere decir que no es muy conveniente escuchar recomendaciones de personas que no son profesionales. Esos ‘consejos’ suelen ser en ocasiones fallos o bien errores que están habituados hacer porque nunca los corrigieron; y no están conscientes que lo están haciendo mal.

No es bueno restar importancia a la técnica de algún ejercicio, sea o no con máquina. Es por ello que debes realizarlo justo como te indica el entrenador. La técnica correcta del ejercicio es lo que garantiza que no vayas a lesionarte o sufrir de agujetas. Por ende, no debes copiar la ejecución distinta de otras personas.

No te agobies

Seguramente al entrar al gimnasio llegas con expectativas bastante elevadas. Además de diferentes metas programadas como perder peso rápidamente, ganar músculo y cambiar tu estilo de vida. Aunado a todo ello, lidiar con los comentarios de otras personas como ‘llevas un mes en el gimnasio pero yo te veo igual’. Esto no es nada fácil de sobrellevar, así que debes asistir al gimnasio con la mejor disposición posible; pero sin permitir que elementos externos te agobien y hagan perder la motivación.

Errores frecuentes al empezar en el gimnasio también engloba la parte mental y por ende motivacional. Es por ello que es bueno que separes las cosas que quieras lograr en pequeñas metas. Entrenar no es tan sencillo como luce. Cuando comiences a experimentar, te cansarás y querrás tirar la toalla porque capaz pensaste que sería fácil. Entonces, es vital que mantengas tu mente siempre enfocada y motivada, sin compararte con los demás.

Consejos para practicar ejercicio en la elíptica.

Saltar el calentamiento

Este es un error tremendo, puesto que el calentamiento es un factor necesario antes de hacer ejercicio. No importa si llegas tarde o tienes pereza, por ningún motivo debes obviar el calentamiento. ¿Por qué es tan importante? Precisamente porque es lo que acondiciona el cuerpo y lo prepara para una sesión de entrenamiento de alto impacto. No calentar es exponerte a sufrir de tensión muscular, calambres o incluso una lesión.

Falta de consistencia

Los principiantes, como no están acostumbrados a ir al gimnasio constantemente, tienden a faltar. La mentalidad de “solo faltaré un día porque tengo muchas cosas que hacer” puede convertirse en una bola de nieve que arrastra otras excusas. Faltar por no tener tiempo, pereza o tener muchas ocupaciones es una inconsistencia que definitivamente afectará tu desempeño. Debes comprometerte para poder ver resultados.

Sobreexigirte

Al comenzar el gimnasio es muy común ir con energía desbordante para entrenar. Eso es un signo positivo, sin embargo, puede conducirte al error de sobreentrenamiento. Entrenar en exceso puede ser muy perjudicial para tus músculos. Puesto que, además de que no ganarás músculo, lo agotarás de más y esto producirá dolor eventualmente. 

No tener una rutina

Tener una rutina o plan de entrenamiento es una prioridad en el gimnasio. Al ser nuevo y no tener experiencia estarás rondando sin saber qué hacer o buscando qué hacer. Además, hacer ejercicios aleatoriamente no es beneficioso. Hay planes de entrenamiento que varían las rutinas de la semana, y están diseñados para entrenar las distintas áreas del cuerpo.

Mantén estos aspectos presentes al momento de comenzar en el gimnasio. De esta forma, disfrutarás y tendrás una mejor experiencia. Además, te ahorras malos ratos o riesgos de padecer alguna lesión o dolencia a raíz de un error de novato. ¡Ya estás advertido, no cometas ninguno de estos errores y te irá fenomenal!