Ejercicios para tonificar glúteos y piernas al mismo tiempo

Oriana Noguera 23 agosto, 2018
Las piernas y glúteos con zonas que cuentan con diferentes músculos, entrenarlos trae diferentes beneficios como buena circulación, desaparición de celulitis, y mayor fuerza y resistencia

Si te avergüenza ir a la playa o usar pantalones cortos porque no te sientes cómodo con tus piernas y glúteos, este post es para ti. Te traemos varios ejercicios para tonificar glúteos y piernas al mismo tiempo. Es hora de decir adiós a la flacidez y ganar algo de confianza a través del ejercicio. ¡Toma nota!

Con unos cuantos ejercicios que entrenen ambas partes de forma conjuntas obtendremos unos resultados estéticos importantes: muslos definidos y glúteos firmes. Así que incluye los siguientes ejercicios a tu rutina y ¡verás los cambios!

Sentadillas

Las sentadillas son un ejercicio muy común, pero bastante efectivo en lo que concierne a los glúteos y piernas. En una sentadilla la energía se concentra principalmente en tres zonas: muslos, glúteos y abdomen. Además, quema calorías y refuerza los ligamentos de la rodilla.

Errores al hacer sentadillas.

Para hacer una sentadilla debes pararte firme, y flexionar tus rodillas como si intentaras sentarte en una silla. Debes mantener tu espalda recta y no levantar los talones del suelo. Es muy importante que evites errores al hacer sentadillas, puesto que si hay errores en su ejecución no se trabajan los músculos que se deberían ejercitar.

Kickbacks

Las kickbacks o patadas de glúteo, trabajan bien como su nombre lo dice, los glúteos. También ejercitan la parte trasera de los muslos y la espalda. Por lo que no solo vas a tonificar glúteos y piernas sino también cadera y espalda.

La ejecución es muy sencilla, colócate de rodillas con las manos apoyadas en el suelo. Ahora manteniendo la espalda recta eleva una de tus piernas lo más alto que puedas (deberías sentir presión en los glúteos y espalda) y regresa a la posición inicial.

Sentadillas con salto

Este ejercicio es bastante agotador, sin embargo sus resultados son fantásticos. Las sentadillas con salto mejoran la circulación y le dan forma redondeada a los glúteos. Ponerlas en práctica es muy sencillo, simplemente es como hacer una sentadilla tradicional pero antes debes saltar y luego caer en la sentadilla. Y de esa posición tomar el impulso para saltar de nuevo.

Beneficios de hacer burpees a diario.

Patadas laterales

Las patadas laterales fortalecen el tronco y la cintura. Además, reafirman los músculos de las piernas, glúteos y abdomen. Para hacerlo párate derecho y con una mano sostente de una silla o la pared, luego eleva una pierna a un lado, regresa sin apoyarla en el suelo y repite.

Elevación de caderas

La elevación de caderas le da firmeza a los muslos y abdomen. Además, tornea los glúteos y fortalece las pantorrillas. Acuéstate bocarriba con las rodillas dobladas como si tu propósito fuera hacer abdominales, solo que esta vez tus pies deben estar separados al ancho de tus caderas. Ahora con los brazos apoyados en el suelo eleva las caderas y regresa a la posición inicial, esa es una repetición.

Ejercicio de puente con la pelvis para estirar la espalda.

Sentadillas laterales

Las sentadillas laterales son otro tipo de sentadilla bastante efectivo para modelar los músculos de las piernas. Es un poco más exigente que las sentadillas tradicionales, puesto que en esta variación recae todo el peso en una sola pierna.

Para realizar las sentadillas laterales debes pararte con la espalda recta (puedes sostener una pesa al nivel de tu pecho si deseas incrementar la masa muscular) y da un paso a la derecha flexionando la rodilla como en una sentadilla. La otra pierna debe estar extendida, regresa a la posición inicial y repite con la pierna izquierda.

Saltos de tijera o saltar la cuerda

Saltar ayuda a tonificar glúteos y piernas. Los saltos de tijera o bien saltar la cuerda desarrollan la resistencia de los músculos, tonifican y queman grasa. En vez de fijar una cantidad de saltos, puedes saltar la cuerda o hacer saltos de tijera por dos o tres minutos continuos.

 

El trabajo duro da buenos resultados, estos ejercicios le darán la firmeza que deseas a tus piernas y glúteos. Además, estarás trabajando también otras zonas del cuerpo, como el abdomen y la espalda. No olvides hidratarte bien, ser constante y lo más importante, ejecutar los ejercicios correctamente. De esta forma, los resultados se notarán más rápido.

Asimismo, más allá de los beneficios a nivel estético, es importante destacar que el ejercicio es primordial para garantizar una buena salud y un buen estado de los músculos, ligamentos y articulaciones que componen nuestro cuerpo.

Te puede gustar