Beneficios de realizar HIIT

Alvaro 13 marzo, 2018

El auge y popularidad que en la actualidad está viviendo todo lo relacionado con el mundo del fitness no ha convertido a los High Intensity Interval Trainingmás conocido como HIIT- en una excepción.

Este tipo de entrenamientos reportan numerosos beneficios para nuestro organismo, siempre y cuando se realicen de la manera adecuada y teniendo en cuenta que no son ejercicios aptos para todos el mundo.

Uno de los aspectos más llamativos de este tipo de rutinas, y que producen una mayor sorpresa entre los practicantes, es que 15 minutos de HIIT producen un mayor gasto calórico que 30 minutos de running.

Además, como efecto adicional, la quema de grasa de nuestro organismo durante las 24 horas que siguen a esos miseros 15 minutos de ejercicios aumenta considerablemente.

En esencia, esta clase de entrenamientos de alta intensidad provocan que nuestro cuerpo reorganice su metabolismo para que haga acopio de los ácidos grasos como fuente de energía, en lugar de los carbohidratos, consecuencia de no estar acostumbrados a este tipo de actividad.

Por si todavía albergáis dudas al respecto de esto, la propia American College of Sports lo certificó en su reunión anual del año 2011, momento en el que también dejó claro que dos semanas de HIIT equivaldrían a -mas o menos- entre seis y ocho semanas de entrenamiento de resistencia.

entrenamiento HIIT.
entrenamiento HIIT.

Beneficios concretos del HIIT

Hablando ya desde un punto de vista menos calórico y más funcional, el HIIT consigue multiplicar nuestra hormona de crecimiento un 450% durante las primeras 24 horas después del entrenamiento.

Esta hormona es la encargada, por un lado, de incrementar la quema de calorías y, por otro, del proceso de ralentización del envejecimiento. De acuerdo con esto el HIIT sería una especie de ‘fuente de la juventud’ que nos mantendría jóvenes interna y externamente.

Si sois usuarios habituales en la práctica del fitness, probablemente os habréis percatado ya de que uno de los aspectos más complicados, sin duda, es encontrar el término medio entre perder peso y no arrastras con ello musculatura; lo cual ocurre al realizar el trabajo cardiovascular típico.

Como solución a esto, el HIIT nos proporciona la fórmula perfecta: nos permite quemar hasta tres veces más de grasa sin que se produzca pérdida de nuestra masa muscular.

Perder peso es uno de los efectos de la fibra en el deporte.

De acuerdo con estudios de Little y Gibala en el año 2006, se produce una gran mejora de nuestra capacidad cardiaca tras realizar un HIIT.

Los sujetos que habían realizado este tipo de entrenamiento eran capaces de pedalear el doble manteniendo el ritmo cardíaco constante respecto a cuando realizaban entrenamientos comunes.

Como ocurre con multitud de actividades aeróbicas, el HIIT se vuelve adecuada para personas que padecen diabetes, al ayudar a aumentar el consumo de glucosa y mejorar su sensibilidad frente a la insulina.

Beneficios adicionales

Aunque estamos hablando de un duro entrenamiento considerado de alto rendimiento, siempre es posible adaptarlo a las capacidades físicas de cada uno.

De manera que personalizando y combinando ejercicios de la manera que más nos interese podremos conseguir rutinas de HIIT para principiantes y personas que no estén tan habituadas a la práctica deportiva.

Por si todo esto fuera poco, para practicar este tipo de rutinas, simplemente son necesarias ganas de sudar, de cansarte y tener voluntad suficiente para agotarte.

No necesitas gastar dinero en ir a un gimnasio ni en comprarte equipamiento específico ya que puedes practicar el HIIT tranquilamente en casa o al aire libre.

Contraindicaciones del HIIT

No todo van a ser cosas buenas en la práctica de entrenamientos de alta intensidad, por supuesto, el HIIT tiene una serie de contraindicaciones que no recomiendan su práctica y que debemos tener en cuenta.

En primer lugar, si se está siguiendo una dieta hipocalórica, no es del todo recomendable este tipo de prácticas, ya que puede conllevar mareos -e incluso pérdida del conocimiento- debido a la falta de glucógeno en nuestro cuerpo.

Nuestras articulaciones y tendones sufrirán una carga de trabajo muy elevada con esta clase de entrenamientos de alta intensidad, por eso aquellas personas que tengan cualquier tipo de problema articular o muscular, deberían abstenerse de realizarlo puesto que corren riesgo de provocarse una lesión grande.

Beneficios de entrenamientos HIIT.

Lo mejor si tenemos cualquier tipo de duda al respecto es acudir a un profesional de la salud -entrenador personal si es posible- para que nos aconseje acerca de los riesgos y posibilidades de practica o no HIIT.

Si nuestro problema es que tenemos un sistema cardiovascular poco ejercitado por la falta de fondo físico, preferiblemente deberíamos evitar este tipo de entrenamientos, al menos al principio.

Nuestra primera toma de contacto con el deporte debería ser un ejercicio suave que nos ayude a ir adquiriendo la capacidad física que se requiere para afrontar un entrenamiento de estas características.

En último lugar y teniendo en cuenta el aumento en la presión sanguínea que la práctica del HIIT produce, lo convierten en un ejercicio poco recomendable para aquellos que sufren de enfermedades cardiacas o cardiovasculares (especialmente en caso de hipertensión arterial)

Te puede gustar