Por qué practicar HIIT

Virginia 3 mayo, 2018
El HIIT es un entrenamiento de alta intensidad, por lo que debemos escalonar este tipo de esfuerzos, dejando el suficiente tiempo de descanso

El HIIT es la nueva tendencia para hacer deporte y se han comprobado sus excelentes resultados. Si aún no conoces mucho sobre esta nueva disciplina, te hablamos de por qué practicar HIIT es una buena elección a incluir en tu rutina de deporte.

Qué es el HIIT

Sus siglas en inglés, High Intesity Interval Training, se traduce al español como entrenamientos en intervalos de alta intensidad. Estos entrenamientos consisten en llevar al cuerpo a su máximo rendimiento durante un periodo corto, unos treinta segundos aproximadamente, para luego permitir que la frecuencia cardiaca baje en otro periodo corto de más o menos la misma duración.

Al parecer, según los estudios, con esta forma de entrenamiento se activa la creación de mitocondrias, células encargadas de hacer un buen uso de la glucosa permitiendo que se gaste como energía. Lo ideal es practicar el HIIT tres veces por semana para obtener buenos resultados y de forma eficaz y rápida.

Personas realizan ejercicios HIIT.

Cuáles son los beneficios de HIIT

  • Quema grasa de manera más efectiva. Los ejercicios de alta intensidad activan el metabolismo y lo aceleran permitiendo que la grasa de queme rápidamente. De hecho, sus niveles de rapidez alcanzan tal punto que puedes seguir quemando calorías incluso una vez terminada la sesión.
  • Mejora la salud cardiovascular. Debido a los cambios sufridos en la presión cardiaca al practicar esta disciplina, la circulación sanguínea y la función del corazón se ven favorecidas.
  • Se mantiene el músculo. El HITT favorece también la secreción de testosterona, por lo que al realizar ejercicios fuertes, se fortalecen los músculos manteniendo el volumen de estos.
  • Mejora en la diabetes. También esta modalidad es apropiada para diabéticos pues hay un mejor uso de la glucosa y aumenta la sensibilidad a la insulina.
  • La práctica mejorará tu rendimiento.
  • La práctica de HIIT estimula la hormona de crecimiento por lo que se ralentiza el envejecimiento.
  • Oxida las grasas.
  • Previene y reduce la obesidad
  • Previene enfermedades cardiacas

Como ves, los beneficios de practicar HIIT son muchos, pero si aún no conoces esta forma de hacer deporte quizá te preguntes cómo puedes hacerlo tú.

Cómo practicar HIIT

Hay varias rutinas muy sencillas para iniciarse en el HIIT; te damos unas pautas para que lo logres. Esta sencilla tabla puedes llevarla a cabo corriendo, en una elíptica, una cinta de correr, una bicicleta, una escaladora, nadando o en una máquina de remo.

La rutina es sencilla, y comenzará con pocas repeticiones a la que irás añadiendo más conforme vayan pasando semanas. Para comenzar, la secuencia sería esta:

  • 5 minutos de trote
  • 3 minutos en los que comenzarás con 30 segundos de sprint, 30 de trote y así concluyendo con trote.
  • Terminarás con 5 minutos a trote
  • Cada semana que pase añadirás un bloque más de sprint, trote de treinta segundos.

Conforme vayas soportando el ritmo y tu resistencia vaya mejorando puedes ir cambiando los ritmos como por ejemplo: 15-15, 30-30, 45-45, 60-60. Eso sí, recuerda que siempre tendrás que calentar durante cinco minutos y terminar con otros cinco minutos de enfriamiento para permitir que el corazón vuelva a su ritmo normal.

Cuándo se puede y no hacer HITT

Aunque los beneficios del HITT son incontables, practicarlo todos los días no es bueno. Hacerlo más de tres veces por semana puede llevarte al sobre entrenamiento, el cual podría tener consecuencias fatales en tu salud.

Además, podrías también desanimarte al no ver resultados ya que el cuerpo coge costumbre de hacer los mismos ejercicios y al final ya no ejercitas nada. Lo más recomendable es alternar el HIIT con rutina de pesas y descansar al menos dos días en semana.

Por supuesto, si tienes lesiones crónicas o puntuales no debes practicar HIIT ya que el cuerpo llegará a su nivel más alto de rendimiento y esto podría causar daños en tus zonas lesionadas.

Sigue estos consejos y practica el HIIT de forma segura y obteniendo los mejores resultados. Recuerda mantener una buena alimentación y el descanso, el cual es igual o más importante incluso que el entrenamiento.

Te puede gustar