Mejora tus resultados aumentando la frecuencia de tu entrenamiento

Oscar Dorado · 12 noviembre, 2018
A la hora de aumentar la frecuencia de tus entrenamientos, hay algunos conceptos que deben quedar claros. Descubre más a continuación.

A la hora de mejorar tus resultados diariamente es importante que aumentes la frecuencia de tu entrenamiento. Esto significa que debes acudir al gimnasio con mayor asiduidad para conseguir trabajar todos los músculos de tu cuerpo y hacerlo de la manera correcta.

Ciertamente, acudir al gimnasio casi cada día de la semana te permitirá entrenar cada músculo del cuerpo de manera independiente. Es una de las mejores maneras de tonificar el cuerpo y desarrollar los músculos, sin perder de vista su pertinente descanso. Muchas personas eligen dividir las áreas en las que se ejercitan cada día y prestar especial atención a un solo grupo muscular y dejando que el resto se recuperen.

Recuerda que la razón principal para hacer una división de tu entrenamiento en diferentes días tiene que ver con los beneficios para el desarrollo el cuerpo. Es positivo ir sección a sección, pero dar a cada músculo una semana completa para recuperarse.

Sesiones de musculación total.

Asimismo, esto significa que debes saber que a la hora de planificar cuántos días hay que entrenar por semana, interfieren una serie de factores que influyen en la frecuencia con la que debes trabajar cada músculo. Cada factor individual participa en la en los resultados y en la intensidad con la que debes entrenar.

Factores que influyen en la frecuencia de tu entrenamiento

1.-Volumen del entrenamiento

En primer lugar, cuando hablamos del volumen del entrenamiento nos referimos a la cantidad de repeticiones y series que llevamos a cabo. Evidentemente, cuanto más trabajes en una parte específica del cuerpo más tiempo necesitarás para darle la oportunidad de recuperarse por completo. Por contra, si haces menos series podrás entrenar con más frecuencia y recuperarte más rápido.

2.-Intensidad del entrenamiento

La intensidad del entrenamiento se refiere al esfuerzo que llevas a cabo y a lo duro que estás trabajando los músculos. Y es que cuanto más duro te esfuerces en tus entrenamientos más tiempo de descanso debes de respetar para que tu recuperación sea óptima. En cualquier caso, si lo que deseas es aumentar la frecuencia en tus entrenamientos te recomendamos aumentar la intensidad paulatinamente y dejar un tiempo de recuperación para cada músculo que hayamos entrenado.

Intensidad para hipertrofiar.

3.-Nutrición

La alimentación juega un papel fundamental a la hora de decidir la frecuencia con la que puedes y debes entrenar. Cuanto más alta sea la calidad de los alimentos, como proteínas y carbohidratos, mejor preparado estarás para recuperarte y entrenar con más frecuencia.

4.-Recuperación

Ciertamente, cada persona es diferente a la hora de tener en cuenta el tiempo de recuperación. Este es un aspecto clave que puede marcar la diferencia. Por ello, te recomendamos que escuches a tu cuerpo y tengas la paciencia necesaria para detenerte y recuperarte completamente. Una mala recuperación trae consigo un gran riesgo de lesiones, que a la larga te mantendrá alejado del gimnasio por mucho más tiempo.

5.-Ejercicios

Cuanto más exigentes sean los ejercicios en cada parte del cuerpo, menos frecuentemente podrás entrenar esa sección muscular. Del mismo modo, esto afectará al tiempo de recuperación que necesitas en cada músculo.

6.-Tamaño del músculo

En la mayoría de ocasiones, las partes más pequeñas del cuerpo se pueden trabajar con más frecuencia porque tienen menor masa muscular que demande un tiempo de reparación. Por ende, cuanto más grande sea la parte del cuerpo, como la espalda o el pecho, mayor será el tiempo de recuperación debido al total de fibras musculares implicadas.

Ejercicios de rutinas para pecho.

Consejos para aumentar la frecuencia de tu entrenamiento

Una vez descubiertos los factores que pueden interferir a la hora de aumentar la frecuencia de tus entrenos, ha llegado el momento de conocer algunos consejos que te permitirán mejorar. Si tenemos en cuenta los factores anteriores, estos son los principales aspectos que determinan la frecuencia óptima del entrenamiento.

  • Buena nutrición y suplementación.
  • Menor volumen e intensidad del entrenamiento.
  • Trabajas partes del cuerpo más pequeñas.
  • Llevas a cabo ejercicios más sencillos y técnicas de menor intensidad.
  • Si tienes una rápida tasa de recuperación natural.

Antes de finalizar el artículo, no olvides que si deseas mejorar cada día tus resultados aumentando la frecuencia de tu entrenamiento es necesario que descanses bien y duermas un mínimo de 7 horas para ofrecer el máximo rendimiento en tus entrenamientos.

Como siempre, debes acordarte de calentar y realizar una buena sesión de estiramientos, antes y después de cada entreno. Estamos seguros que aumentando la frecuencia e intensidad de los entrenamientos ¡conseguirás obtener los resultados deseados!