5 consejos para que hacer Pilates de los resultados que esperas

Yamila Papa Pintor · 11 julio, 2018
De nada sirve esforzarse y ser constantes si no nos informamos al completo de como realizar los ejercicios; con algunos consejos podremos sacar el máximo rendimiento del Pilates

Si tienes pensado hacer Pilates, o hace poco que comenzaste las clases, seguro querrás saber de qué manera conseguir buenos resultados en menos tiempo. En este artículo te daremos algunos consejos para que puedas sacarle todo el rédito posible.

Tips para que hacer Pilates de resultados

Te han dicho que el método Pilates es muy bueno para la salud y que cualquiera lo puede hacer. Te has enterado cuáles son sus beneficios y no has dudado un instante en ir a una clase de prueba o directamente apuntarte en una academia. Ahora bien, ¿cómo puedes hacer pilates y que los resultados sean favorables? Presta atención a los siguientes consejos:

1. Encuentra a un monitor experimentado

Muchas veces cuando el instructor no es el adecuado, no podemos sacarle todo el rédito a la actividad física, incluso si tenemos mucha fuerza de voluntad. En el caso de hacer pilates, la mayoría de los centros permiten asistir a una clase de prueba.

Chica hace ejercicio con mancuernas.

¿A qué prestarle atención? Si cada alumno recibe atención personalizada, si cambia los ejercicios de acuerdo a las capacidades de cada uno, si explica bien la ejecución de la rutina, etc. Y por supuesto, si ‘tiene química’ contigo. Eso es fundamental.

También es muy importante que puedas hablar con el instructor antes de comenzar la primera clase y le comentes no solo que se trata de una experiencia nueva para ti, sino también aquellos problemas, dolores o enfermedades que padezcas, sobre todo las que se relacionan a los movimientos físicos (reuma, tendinitis, osteoporosis, varices, etc).

2. Busca horarios poco concurridos

Hacer pilates es una actividad social y compartida, a menos que tengas una camilla especial en casa. Pero eso no significa que en la misma clase debe haber muchas personas ‘peleando’ por su espacio. Muchos centros solo permiten un número acotado de participantes al mismo tiempo. Lo ideal es que no haya más de cinco compañeros por sesión.

De esta manera, el profesor podrá prestarles atención y ayudarles en lo que necesitan. Además, no es lo mismo ‘lidiar’ con la energía de cinco personas que de veinte en un mismo espacio.

3. No vayas a clase todos los días

Puede que te haya encantado hacer Pilates y que tengas tiempo libre como para practicarlo a diario. Sin embargo, esto no es recomendable debido a que los músculos deben recuperarse de los esfuerzos realizados en la clase anterior.

Días de descanso del gimnasio.

Por supuesto, tampoco debemos ir al otro extremo de asistir solo una vez cada 15 días. Lo ideal sería entre dos y tres veces por semana, por ejemplo lunes, miércoles y viernes o martes y jueves (y sábados si queremos añadir un día más).

4. Lleva ropa adecuada

Otra de las condiciones para que hacer Pilates de buenos resultados. La ropa recomendada es deportiva, pero que no sea ni muy ajustada ni muy holgada. Ten en cuenta que las camas tienen resortes y ganchos que pueden romper el borde de los pantalones si se enganchan.

También te recomendamos que uses tops deportivos y calcetines de algodón. Recuerda que esta disciplina se realiza descalzos. Si hace mucho frío puedes vestir por capas e ir quitando las prendas a medida que entras en calor.

5. Haz los ejercicios acorde a tu condición

Cuando te acuestes en la camilla por primera vez es probable que tengas un poco de vergüenza y no sepas qué hacer. Pero a medida que pasan las clases te sentirás más confiada y querrás ir un poco más allá.

Ten cuidado, ya que un esfuerzo o movimiento ‘en falso’ puede acarrear muchos problemas: contracturas, dolores, inflamación, etc. Por lo tanto, te recomendamos que no hagas nada por encima de tus posibilidades. Esto no quiere decir que no puedes progresar, pero sí que debes hacerlo de a poco.

No importa lo que hagan tus compañeras ni cuánto tiempo hace que asistes a las clases, hacer pilates no es una competencia para ver quien estira más las piernas o los brazos. Solo presta atención a lo que tú estás haciendo y a lo que te indica el profesor.