Practicar artes marciales aumenta la capacidad de atención

Yamila Papa Pintor · 23 noviembre, 2018
Más allá de los estereotipos y los miedos a este tipo de deportes, las artes marciales tienen muchos beneficios, como el aumento de la concentración para quienes las practican

El judo, el kárate o el taekwondo son actividades donde la disciplina, la constancia y la práctica se consideran ‘necesarias’. Por eso, no es difícil comprender por qué las artes marciales aumentan la capacidad de atención en niños y también en adultos.

Las artes marciales y sus beneficios

Aquellas personas que practican artes marciales pueden disfrutar de muchas ventajas, entre ellas una capacidad de atención superior y un mayor estado de alerta, así como de mejores reflejos y habilidad de respuesta a la hora de tomar decisiones.

Cuando nos referimos a un mayor estado de alerta no tenemos que verlo como algo negativo, sino todo lo contrario. Quiere decir que tenemos la capacidad para advertir el peligro o un estímulo, enfocarnos más en nuestras actividades o tareas y elegir las mejores resoluciones en menos tiempo.

Artes marciales y yoga.

Básicamente, podríamos decir que aquel que practica un arte marcial puede reaccionar más rápido ante los cambios, pudiendo por ejemplo evitar un accidente a tiempo. Esto se debe a que en las clases se enseña a anticipar el movimiento del contrincante y a tomar decisiones rápidas para contrarrestar los golpes.

Quizás recuerden la película Karate Kid, en la que el Señor Miyagi antes de enseñarle kárate a Daniel le hace ‘encerar y pulir’ un coche con movimientos circulares hacia afuera y luego hacia adentro, la siguiente enseñanza del karateca protagonista es pintar una cerca de lado a lado.

Al principio el alumno no entiende lo que indica su profesor y cree que le está gastando una broma. En realidad, sin que se de cuenta está adquiriendo las técnicas del deporte… y así es como llega a ‘esquivar’ los golpes del maestro sin problemas.

Tanto el judo como el kárate (entre otras artes marciales) se consideran una combinación perfecta entre ejercicio físico y mindfulness.

No podemos dejar de lado que durante la práctica de estas disciplinas se premia la concentración, la constancia y la responsabilidad. Tampoco podemos obviar el lado lo ‘espiritual’ o mental de dichas artes, donde además de entrenar el cuerpo, se trabaja el cerebro a través de la repetición de movimientos o el aprendizaje de las técnicas.

Beneficios de practicar judo.

¿Qué otros beneficios traen las artes marciales?

Si la mejora en la capacidad de atención no es suficiente para que tomes la decisión de practicar artes marciales, te contamos a continuación qué beneficios adicionales presentan este tipo de deportes:

1. Defensa personal

Si bien las artes marciales no se enseñan para poder ‘pelearse en la calle’ o ante el primer problema, nos dan las herramientas para poder defendernos en caso de ataque.

Aunque parezca contradictorio, estas disciplinas ayudan a tener una vida más pacífica, calmada y alejada de los conflictos.

2. Peso normal

Más allá de un ‘arte,’ las disciplinas marciales son un deporte, con todo lo que eso implica. Entrenar taekwondo, judo o kárate permite bajar de peso, marcar los músculos y gozar de una excelente salud (si se las acompaña con una dieta equilibrada y hábitos saludables).

3. Flexibilidad y fuerza

Otros de los beneficios de las artes marciales a nivel físico tiene que ver con un aumento en la flexibilidad de piernas y brazos, debido a los ejercicios que se enseñan en las clases.

Y si bien la práctica no incluye el levantamiento de pesas, aquellos que realizan esta actividad tienen más fuerza para realizar las tareas diarias y en el tatami.

4. Coordinación y resistencia

Las artes marciales son muy completas y representan un ejercicio aeróbico de calidad. Por eso, aquellos que las practican gozan de mayor resistencia física -pulmonar y cardíaca- cuando corren, andan en bicicleta, suben escaleras o hacen cualquier otra actividad.

Por otra parte, para llevar a cabo las técnicas requeridas se necesita de gran coordinación y equilibrio, dos virtudes que también tienen sus consecuencias positivas en la cotidianeidad.

5. Disciplina y compromiso

Para los niños, las artes marciales son la mejor manera de respetar las órdenes de los adultos, de comportarse correctamente y de llevar una vida disciplinada. Y no solo eso, sino que además el hecho de comprometerse con las normas deportivas les lleva a ser más organizados en el colegio y en casa.

Beneficios de las artes marciales en los niños.

Por último, no hay que dejar de lado el hecho que practicar artes marciales es perfecto para superarse y conseguir nuestros objetivos. Porque como se dice habitualmente, el principal ‘enemigo’ en el ring o en el tatami no es el otro más que uno mismo.

sara garcia isodoro, francisco miguel tobal, pilar martin escudero & victor omar castellanos sanchez. (2015). Las artes marciales , su origen y actualidad : Una visión enfocada en el Judo , Karate y Wushu. Orientando; Temas de Asia Oriental , Sociedad y Economia.