Aprende a regular tu bici de spinning

Alvaro 10 abril, 2018
Normalmente, una clase de spinning dura en torno a 45 minutos o una hora, tiempo durante el cual no nos bajamos de la bici en ningún momento ni dejamos de pedalear

El spinning es ese deporte que aúna entusiasmos, energía, música y diversión, que de manera reciente se ha convertido en el hobby de mucha gente. Si al igual que ellos, queremos especializarnos en esta actividad deportiva tan beneficiosa resulta imprescindible aprender lo básico sobre como regular nuestra bici de spinning

El primer punto que debemos tener en cuenta es que mantener una correcta postura durante toda la sesión de ciclismo indoor  es vital de cara a evitar dolores de espalda y cuello.

Además de esto, como consejo adicional, un buen calentamiento nos ayudará a librarnos de las lesiones típicas del ciclismo, tan molestas y que pueden cortar nuestra progresión.

Diferencias entre spinning y ciclo-indoor.

Aunque el ritmo y la intensidad varían durante el ejercicio, parece claro que es tremendamente repetitivo por lo que una bicicleta mal ajustada viene a significar una mala postura que perjudique tu salud.

Lo normal es que el instructor no tenga inconveniente en ayudarnos a ajustar la bicicleta; sin embargo, puede hacer ocasiones en que un elevado número de ciclistas asistentes a la clase no se lo permitan por lo que nunca esta de más tener ciertos conocimientos básicos sobre como regular la bicicleta.

Ahora bien, ¿cómo hacemos para ajustarla?, simplemente debemos tener en cuenta estos aspectos:

Posición del pie

Debemos asegurarnos que  la parte media del pie (la parte que se encuentra bajo los dedos)  se encuentra alineada dentro de la canastilla, antes de ajustar las correas.

Esta parte es la más firme y ancha de nuestro pie y, por tanto, esta será la manera más cómoda y eficiente de colocar nuestras extremidades inferiores sobre los pedales.

Altura del sillín

Una vez regulados los pies, es lo siguiente que debemos regular. Colocados de pie junto a la bicicleta, la altura del asiento debe ser la misma que la de nuestra ‘cresta ilíaca’ (el hueso de la cadera).

Después de realizar este primer ajuste, nos subimos a la bici, donde debemos asegurarnos de que encontrándose los pedales en su punto más bajo, nuestra pierna quede extendida pero con la rodilla flexionada ligeramente.

En cuanto a la inclinación del sillín, este debe colocarse siempre de manera paralela al suelo; ya que si colocamos la punta hacia abajo corremos el riesgo de resbalarnos durante la clase y si la punta está muy arriba podemos hacernos daño.

Altura del manillar

El manillar debe encontrarse a la misma altura que el sillín o, como máximo, un poco más arriba. Ese ‘un poco’ más arriba significa ‘un par de centímetros’ no que lo coloquemos a la altura de nuestros hombros.

Si tenemos el manillar demasiado alto mantendremos nuestros hombros contraídos toda la sesión, nuestra espalda mal colocada y es probable que suframos molestias en la zona cervical.

Regulación horizontal del sillín

O como suele llamarse ‘reglaje entero-posterior’, se regula de manera óptima colocando nuestros pies ya anclados en los pedales paralelos al suelo (a mitad de la pedalada). En ese punto la rótula de nuestra pierna adelantada debe coincidir con el eje de ese mismo pedal.

Regulación horizontal del manillar

Varias chicas practicando Spinning en un gimnasio.

De manera evidente, podemos adelantar o atrasar el manillar. Lo ideal en cuanto a esto es que la distancia entre la punta del sillín y la base del manillar sea la misma que la de nuestro antebrazo -dedos incluidos-.

Como mucho podemos llevarlo incluso unos dos o tres centímetros más adelante. Principalmente, debemos fijarnos en que, después de subirnos a la bici, nuestros hombros se encuentren relajados y nuestros codos se mantengan flexionados.

Siguiendo estos sencillos consejos conseguiremos la comodidad y seguridad en nuestra bicicleta de spinning que tanto anhelamos que nos ayudará a obtener un mejor trabajo, sacar un mayor rendimiento al entrenamiento y evitando lesiones y posibles dolores musculares.

En la medida de lo posible, trata de solicitar ayuda al instructor para ajustar tu bicicleta de spinning; en caso de no ser posible, serás capaz de hacerlo siguiendo este artículo.

Por si han quedado dudas, aquí tenemos un pequeño vídeo donde se pueden observar estos pasos de manera práctica.

Además de esto, podemos tratar temas como la regulación de las calas en la bicicleta de spinning: como colocarlas, a que altura, cuando revisarlas…Pero lo dejaremos para futuros artículos.

Te puede gustar