Practica ejercicio aeróbico y disfruta de sus beneficios

Adrián Pérez · 1 noviembre, 2019
Es vital que cada persona realice un poco de ejercicio aeróbico en algún momento de la semana, ya que mejora notablemente la calidad de vida, no solo en sentido físico, sino también psíquico

Ejercicio aeróbico significa ejercicio con oxígeno. Es decir, ejercicios de larga duración con intensidad media o baja donde el organismo necesita quemar hidratos para obtener energía, pero para ello requiere oxígeno.

El objetivo es mantener la actividad durante un tiempo prolongado a cierta intensidad para cada persona. Su práctica habitual resulta en muchos beneficios. Por lo tanto, conoce algunos de ellos e incluye esta actividad en tu entrenamiento.

8 beneficios de realizar ejercicios aeróbicos

Con un poco de actividad aeróbica semanal puedes obtener una mejor calidad de vida, por lo tanto, no debemos renunciar a practicar algunos de los siguientes ejercicios:

Disminuye la grasa cutánea

Esta grasa situada en los músculos es más fácil de eliminar con ejercicio aeróbico, puesto que el organismo la utiliza como fuente principal de energía al realizar estos ejercicios. Resulta ser el ejercicio ideal para personas con obesidad o sobrepeso.

Mejora el estado de ánimo

Influye de manera positiva en el estado de ánimo. Se debe a que al realizar ejercicio aeróbico liberas endorfinas y  se produce una sensación de bienestar. Además, mejora la autoestima, te ayuda a tener seguridad y fomenta la distracción.

Reduce el nivel de colesterol en la sangre

La actividad aeróbica reduce el riesgo de ataques cardiacos, pues baja los niveles de colesterol malo y triglicéridos. Asimismo, aumenta el colesterol bueno y controla la presión sanguínea en hipertensos.

Entrenamiento cardiovascular: HIIT vs LISS.

Favorece a la circulación coronaria

Estos ejercicios contribuyen a la distribución de capilares en el músculo cardiaco. Además, incrementan la capacidad del corazón para desarrollar arterias sanas, estas permiten transportar la sangre a lugares donde era deficiente. Sin embargo, antes de empezar con esta actividad, hazte un análisis médico para determinar tu condición cardiovascular.

Reafirma los tejidos

Realizando actividad aeróbica con frecuencia el aspecto de tu piel mejora. Se recupera gran parte de lozanía y tu piel lucirá más rejuvenecida. Mantener los tejidos de la piel en ese estado contribuye a la rápida cicatrización de heridas.

Mejora la capacidad pulmonar

Ayuda a evitar problemas pulmonares y mejora a los pacientes con algún trastorno respiratorio. Facilita la oxigenación en el organismo, lo que resulta favorable para las distintas funciones del cuerpo.

Fortalece el sistema óseo

Aumenta el nivel de absorción de calcio y otros minerales. Reduce el  riesgo de fracturas, pues el sistema óseo estará fortalecido, lo que evita afecciones de la espina dorsal.

Perfecciona la capacidad intelectual

Por medio del ejercicio aeróbico es posible mejorar la capacidad de aprendizaje. El cerebro se mantiene oxigenado y la capacidad intelectual aumenta.

Ejercicios aeróbicos más destacados

La práctica frecuente de ejercicio aeróbico actúa como reparador inmunológico. Además, previene enfermedades cardiovasculares y otras afecciones. Por esta razón, asegúrate de incluir en tu entrenamiento los siguientes ejercicios aeróbicos.

Caminar

Dos chicas caminando por un parque.

Es el ejercicio aeróbico más recomendado, especialmente para las personas  avanzadas en edad y las embarazadas. Es la mejor forma de aumentar la capacidad cardiovascular. También, fortalece los músculos y reduce el riesgo de padecer osteoporosis, diabetes y afecciones del colon.

Es recomendable ejecutar este ejercicio durante media hora cada día. Al principio, debes hacerlo con una intensidad moderada. Al progresar, puedes aumentar la intensidad, por ejemplo, bajando y subiendo escaleras.

Natación

Si caminar te parece aburrido, puedes optar por realizar natación, es un ejercicio divertido que fortalece los músculos y mejora la flexibilidad. Es bueno para personas con sobrepeso y problemas en las articulaciones.

Correr

Mejora la salud de los huesos y el corazón, además, quema calorías a mayor grado. Puedes realizarlo en el momento que más te convenga y a la intensidad que soporte tu cuerpo. Sin embargo, debes tener cuidado al correr, pues es la actividad aeróbica con más riesgos de lesiones.

Ciclismo

Cómo hacerte un adicto de la bicicleta.

Es divertido de practicar y sencillo. Tonifica los glúteos y las piernas e incrementa la fuerza en ellas. Si prefieres la bicicleta estática también puedes usarla y efectuar el ejercicio desde casa.

Remo

El remo fortalece los músculos de la zona superior del cuerpo, como la espalda, brazos y también el abdomen. Pero asegúrate de ejecutar la técnica correcta para evitar lesiones.

Clases de cardio

Son la clase de ejercicios que ofrecen los gimnasios y aumentan el ritmo cardiaco. Las más conocidas son el Crossfit, Spninning y el MovNat. Al inicio, las clases de cardio son sencillas y aumentan la dificultad poco a poco.

Para obtener los resultados deseados y disminuir los factores de riesgo para la salud, debes practicar el ejercicio aeróbico constantemente.