Las correas TRX: una herramienta eficaz para fortalecer tu cuerpo

Este artículo fue redactado y avalado por Yamila Papa Pintor
· 16 abril, 2019
Gracias a las correas TRX, podrás fortalecer todo tu cuerpo, ya que trabajarás con tu propio peso. Además, mejorarás en flexibilidad, coordinación, fuerza y equilibrio. ¡Es un ejercicio más que completo!

Quizás las hayas visto en los gimnasios más modernos. Las correas TRX se usan en disciplinas como el Crossfit y similares; se trata de una herramienta más que eficaz para nuestros entrenamientos. Conoce más sobre ellas en este artículo.

Qué son las correas TRX

Se tata de un sistema de entrenamiento que se basa en realizar ejercicios de suspensión a través de unas sogas o correas sujetas a una estructura, casi siempre de hierro o madera. Las cintas son de nylon resistente y regulable; además, cuentan con soportes para pies o empuñaduras para las manos.

Con las correas TRX, las manos o los pies son el único punto de apoyo y anclaje; el resto del cuerpo queda suspendido en el aire. Es decir, se trabaja con el peso de cada uno. Asimismo, este tipo de ejercicios tiene la ventaja de ejercitar toda la musculatura.

Las sesiones con correas TRX se basan en el sistema de entrenamiento militar desarrollado por los Navy Seal de Estados Unidos. Ellos necesitan ejercicios continuos, pero en ocasiones no contaban con los equipos adecuados (por ejemplo, en una misión). De esta manera, usaban el cinturón de los paracaídas, que es muy resistente, para entrenar.

¿Cuáles son los beneficios de las correas TRX?

A diferencia de otros entrenamientos, los ejercicios con correas TRX permiten desarrollar más fuerza muscular, tener mayor equilibrio y trabajar principalmente la zona del core y la espalda. Algunos de los principales beneficios de este sistema son:

1. Entrena todo el cuerpo

Cada ejercicio tiene la capacidad de trabajar por completo la musculatura, además de hacer cardio. Con esta combinación, se mejoran aspectos como la respiración, la coordinación, la flexibilidad y el equilibrio.

Los ejercicios de TRX para novatos tienen como objetivo que el individuo asimile los movimientos.

2. Reduce el riesgo de lesiones

Debido a que se trabaja con el peso del propio cuerpo, las correas TRX reducen la posibilidad de padecer lesiones relacionadas a las cargas mayores a lo que se puede soportar. Muchos terapeutas y especialistas en rehabilitación usan estas sogas en sus tratamientos, debido a que también permiten sostener la postura.

3. Disminuye los problemas de espalda

Con relación a lo anterior, también podemos decir que las correas TRX inciden sobre el core porque refuerzan principalmente los músculos pectorales, abdominales y lumbares. Esto significa que actúan frente a los típicos dolores de espalda, la lumbalgia y los problemas cervicales.

4. Tonifica los músculos

Los ejercicios con TRX aumentan la fuerza muscular y son perfectos para aquellas personas que quieren marcar los bíceps, tríceps o abdominales… ¡No hace falta usar pesas ni cargas adicionales! Puedes decirle adiós a la flacidez de los brazos o a esa grasa rebelde que se aloja en tu abdomen trabajando de esta manera.

5. Permite bajar de peso

El gasto de energía durante los ejercicios de TRX suele ser superior a cuando se realiza otro tipo de ejercicio. Si bien no se trata de una rutina de cardio (que ayuda a quemar más grasas), la pérdida de peso es superior.

Como si todo esto no fuese suficiente, la rutina con correas TRX es apta para todas las edades, ya que los ejercicios pueden adaptarse a las necesidades de cada practicante.

Ejemplos de ejercicios con correas TRX

No hace falta ir al gimnasio para entrenar con correas TRX; muchos simplemente se compran este elemento y lo utilizan en parques, o incluso en su propia casa. Siempre y cuando tengamos en cuenta las técnicas y la cantidad de repeticiones, puede ser una excelente opción. Algunos ejercicios básicos son estos:

1. Zancadas

Ponte de pie y de espaldas a la soga, sujeta el empeine derecho con ella. Pon ambas manos en la cintura y flexiona las rodillas, al mismo tiempo que llevas la pierna derecha hacia atrás. Mantén unos segundos y regresa a la postura inicial. Tras cumplir con las repeticiones, haz lo mismo con el otro lado.

Sentadillas búlgaras con TRX.

2. Press de pecho

En este caso, se usan los dos lados de las correas TRX para sujetar las manos. Ve dando pasos hacia atrás hasta que el cuerpo quede en diagonal al suelo. Los brazos comienzan estirados pero luego se flexionan, mientras el torso se dirige un poco hacia adelante.

El entrenamiento tipo TRX ofrece una gran variedad de ejercicios para trabajar distintos músculos.

3. Encogimientos con correas TRX

Es uno de los ejercicios con correas TRX más conocidos; entre otras ventajas, permite trabajar abdominales. Para llevarlo a cabo, sujeta ambos empeines con la soga y apoya las manos en el suelo. Luego, haz una plancha estirando el cuerpo y lleva las rodillas al pecho.

La plancha es ideal para incluir en un entrenamiento funcional en suspensión.

Comienza lo antes posible a disfrutar de las ventajas de las correas TRX. ¡Arma tu propia rutina y nunca te aburrirás con este instrumento tan versátil!

  • Miguel Camarena Olaya. TRX Suspension Training: Manual Básico. Recuperado de: https://miguelcamarenasalud.com/wp-content/uploads/2016/09/Manual-TRX.pdf
  • TRX Entrenamiento básico. Guía de inicio y ejercicios. 2009. Fitness Anywhere. Recuperado de: https://www.trxentrenamiento.com/wp-content/uploads/2013/11/TRX-basic_training_guide_ES.pdf