¿Qué es el TRX?

Francisco María García · 12 julio, 2018
El TRX es un método de entrenamiento que fue creado por los SEAL estadounidenses, y la razón principal para ello es que los mismos carecían del espacio y los aparatos para mantenerse en las condiciones físicas más idóneas

El TRX es uno de los entrenamientos físicos que más se ha puesto de moda en los últimos años. Pero, ¿qué es el TRX?, ¿cómo se practica y cuáles son las herramientas necesarias para practicar esta exigente disciplina? A continuación, veremos la información más relevante sobre este tipo de entrenamiento.

¿Qué es el TRX?

Muchas personas han escuchado hablar sobre el TRX, pero no siempre se conoce con exactitud. El Total-body Resistance Exercise o TRX es un entrenamiento en suspensión, en el cual se utiliza el propio peso corporal durante toda la rutina. También es conocido como ‘Suspension Training’, en español ‘entrenamiento de suspensión’.

Para conseguir un rápido entrenamiento, el ex miembro de los SEAL, Randy Hetrick, puso en marcha este entrenamiento valiéndose de los cinturones de los paracaídas y de su propio peso corporal.

El resultado de esta creación de los SEAL fue extraordinario, hasta el punto de que Hetrick posteriormente se convirtió en el fundador de Fitness Anywhere.

Esta disciplina consigue trabajar y tonificar prácticamente todos los músculos del cuerpo en base al propio peso corporal; precisamente es allí en donde radica su magia. Puede practicarse en cualquier espacio y no requiere de una gran cantidad de máquinas u otros aparatos.

Beneficios y ventajas del TRX                

Entrenamiento de todo el cuerpo

Uno de los principales beneficios y ventajas de practicar TRX  es la posibilidad de trabajar todos los músculos del cuerpo, planificando las rutinas de ejercicios a realizar.

En este sentido, no se trata de una actividad física limitada a un solo grupo de músculos, sino que logra combinar, trabajar y tonificar todas las partes del cuerpo. Además, la persona puede enfocar sus ejercicios en aquellas áreas del cuerpo que quiere mejorar.

No hace falta mucho equipamiento

Una de las grandes ventajas del TRX es que se trata de un entrenamiento que no requiere de muchos aparatos y equipos. Tampoco es necesario acondicionar un gran espacio para su práctica, por lo que resulta una opción sumamente práctica. Incluso si se cuenta con el espacio suficiente, se puede practicar en la casa o en cualquier espacio libre.

Disminución de lesiones

El entrenamiento de suspensión de TRX es, en muchas ocasiones, recomendado por especialistas como complemento de tratamiento para determinadas lesiones.

Hay que recordar que, para realizar este ejercicio, se debe aprender y sostener una postura adecuada; esta es la única forma de evitar lesiones y al mismo tiempo sacarle el máximo provecho a la actividad.

Reducción de problemas de la espalda

El TRX hace especial énfasis en el área baja de la espalda. De hecho, esta zona tiene un alto nivel de tonificación, por lo supone una ayuda para reducir dolores de la espalda, como la lumbalgia. También se trabajan músculos como los abdominales y lumbares, indispensables para fortalecer toda esa área.

Pérdida de peso

La práctica regular de TRX es recomendada para todas aquellas personas que desean perder peso. Además de lograr este objetivo, el cuerpo se va tonificando, por lo que la piel no se vuelve flácida como con otro tipo de actividades o dietas estrictas.

Ideal para todas las edades

El TRX es un tipo de ejercicio efectivo, pero de bajo impacto, por lo que es recomendado para todas las edades; incluso las personas de la tercera edad pueden practicar esta disciplina. Siempre es necesario y recomendable que le pregunten a su médico de confianza antes de comenzar la actividad.

Riesgos del TRX

Los riesgos de practicar TRX son muy bajos; sin embargo, como toda actividad física siempre existen algunos. En este caso, los riesgos se derivan de una mala postura al momento de realizar el ejercicio. Por ello es recomendable comenzar a practicar TRX con un instructor y así evitar lesiones de cualquier tipo.

Si la persona tiene una condición pre-existente o determinadas lesiones, es fundamental que busque el consejo de un médico especialista antes de comenzar cualquier tipo de ejercicio físico.

También es recomendable asesorarse en cuanto a los límites de la intensidad de los ejercicios que se van a realizar. El objetivo es que el TRX sea una actividad que mejore la salud y el bienestar general de quienes lo practiquen.

¿Qué es el TRX? Sin duda alguna una disciplina que ha llegado para quedarse tanto por su practicidad como por su efectividad. Con pocos instrumentos es posible fortalecer y tonificar todos los grupos de músculos del cuerpo.