4 ramas del yoga para unir cuerpo y alma

Oriana Noguera · 23 julio, 2018
Descubre todos los beneficios que puede aportarnos practicar yoga, así como qué diferencias existen entre las distintas ramas y cual puede favorecerte más

El yoga se originó en la antigua India, se trata de una práctica física, mental y espiritual. El yoga también se asocia con la meditación, budismo y el jainismo. De esta forma, posee diferentes ramas que se enfocan en diferentes aspectos; ya sea más predominante a conseguir un buen estado físico, o más inclinado a la parte espiritual a hallar la iluminación y el Nirvana.

«Cuando los cinco órganos de la percepción se aquietan, junto con la mente, y el intelecto deja de estar activo: eso es llamado el estado más alto. Este firme detenimiento de los sentidos es lo que se conoce como Yoga» Katha Upanishad.

Muchas personas buscan practicar yoga para relajar la mente y ejercitar los músculos. Algunos llegan a tomar el yoga como un verdadero estilo de vida, y otros prefieren mantenerlo como un hobby. Cierto es, que hacer yoga despierta los sentidos y los conecta con la mente creando una conexión entre el cuerpo y el alma. ¡En este post verás cuatro ramas del yoga en las que el lazo cuerpo-alma es su objetivo primordial!

Yoga restaurativo

Este estilo de yoga es ideal para las personas que están comenzando a recuperarse de heridas, tanto físicas, como sentimentales. El yoga restaurativo tiene sus raíces en B.K.S lyengar, que desarrolló este tipo de yoga para relajar y sanar cuerpo y alma.

La puesta en práctica está diseñada para realizar las posiciones sin dolor, esto quiere decir esforzarse lo menos posible para así liberar la tensión. Usualmente las sesiones de yoga restaurativo pueden ir acompañadas de música suave y meditación guiada.

El yoga restaurativo es ideal para personas que tienen un ritmo de vida bastante estresante, que sufren de ansiedad o dolores de cabeza. Pues, a través de este estilo pueden drenar, calmar y conectar la mente para liberar la presión del cuerpo.

Yoga Anusara

El yoga Anusara es una de las ramas del yoga que busca la fluidez y armonía de cuerpo y espíritu. Este estilo de yoga surge a mano de John Friend en mil novecientos noventa y siete. Anusara viene del sánscrito, ‘anu’ significa ‘con’ y ‘sara’ quiere decir ‘fluir’, por ende se puede decir que Anusara significa ‘fluir con gracia’ o  también ‘estado natural’.

Yoga anusara.

En este tipo de yoga se construye la paz al intentar integrarnos al universo. Se compone de diferentes posiciones que estimulan variados puntos focales (como el corazón o la pelvis) y bucles de energía en diferentes partes del cuerpo.

Entre las ramas del yoga, Anusara es ideal para las personas que buscan o les gusta la filosofía del tantrismo o la bondad intrínseca. Una de las características más llamativas de el yoga Anusara son las tres A:

  • Actitud: es despertar la Divinidad en sí mismo.
  • Alineamiento:  estar consciente de cómo las diferentes partes del cuerpo están interconectadas.
  • Acción: se refiere al flujo de energía natural en el cuerpo.

Yin yoga

El yin yoga a diferencia de las otras ramas del yoga que se originan en la India, el yin yoga tiene sus raíces en China. Asimismo, hace referencia a la teoría del yin y el yang, que son ideas opuestas que juntas representan equilibrio.

Las poses en yin yoga son usualmente más largas que en otros estilos de yoga, se sostienen por tres minutos o más. Y se enfocan en conectar diferentes puntos del cuerpo más que en ejercitar los músculos, es muy similar a la meditación.

Algunas posturas sencillas para iniciarte en el Yoga.

Kundalini yoga

El kundalini yoga se basa en la ejecución de posturas, ejercicios de respiración y meditación para despertar la energía kundalini. Esta energía tiene su origen en Nepal, y se trata de la creencia de que kundalini, que significa serpiente en sánscrito, nace en la boca y se aloja en la base de la espina dorsal. Asimismo, el objetivo es despertar la energía de kundalini a través de distintos chakras y posiciones.

Este tipo de yoga prepara el cuerpo para recibir la energía, es decir, acondiciona el cuerpo y la mente para desencadenar la energía kundalini. También, utilizan ciertos mantras y asanas. Es un estilo de yoga bastante inclinado a alcanzar un bienestar espiritual.

El yoga es una puerta abierta con un largo camino a recorrer para aprender y conectarnos con nuestro yo interior. No solamente trae altos beneficios al estado físico, sino también a la salud mental y espiritual. A través del yoga se alcanzan niveles de paz que ayudan a afrontar diferentes situaciones que se presentan en la vida.

Practicar cualquiera de los tipos de yoga ya mencionados, garantiza una experiencia única y rica en fundamentos que guían el espíritu a entrar en conexión con el cuerpo. Elije el que más se adapte a lo que sientes y trabaja en esa conexión de cuerpo y alma que llevará a descubrir nuevos horizontes. Namasté.