Bikram Yoga, yoga a 40 grados

Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
· 20 junio, 2018
El Bikram Yoga consiste en 26 posturas o asanas que se realizan de modo continuado, como una serie de ejercicios y además, se realizan trabajos de respiración al principio y final de cada clase

El Bikram Yoga es una modalidad de esta disciplina que consta de varias posturas y una particularidad única: se realiza a más de 40 grados de temperatura. ¿Te interesa conocer más sobre esta peculiar alternativa? Te presentamos sus rasgos más destacados a continuación.

¿Te imaginas realizar una serie de posturas de yoga en una sala climatizada a 42 grados centígrados? Esa es, a grandes rasgos, la esencia del Bikram Yoga, una variable de esta disciplina creada por el polémico Bikram Choudhury.

Se lo suele confundir con el Hot Yoga, pero en realidad, son diferentes. Mientras que este es variable en cuanto a los ejercicios que se realizan, el Bikram Yoga ya tiene una rutina determinada que no varía.

Beneficios del Bikram Yoga

La primera pregunta que surge a todos al escuchar hablar de este tipo de yoga es qué ventajas reporta para la salud. Además de lograr una buena vasodilatación, que mejora la circulación, y de liberar toxinas mediante el sudor, podemos citar las siguientes virtudes que produce esta actividad:

1. Aumenta la flexibilidad

Como todas las disciplinas del yoga, el Bikram Yoga resulta una gran manera de fortalecer músculos. De esta manera, el individuo verá potenciada su fuerza y resistencia, así como también podrá mejorar su postura.

Asimismo, la temperatura ambiente permite calentar más los músculos. Esto resulta en una mayor flexibilidad muscular para hacer movimientos que antes podrían haber sido impensados.

Posturas básicas para iniciarte en yoga.

2. Permite perder peso

El calor aumenta la exigencia, por lo que el cuerpo debe dedicar mayor cantidad de recursos para cumplir con las posturas de cada rutina. Como consecuencia, la quema de calorías y grasas es mayor.

No hay que confundirse: no es la transpiración lo que nos hace adelgazar, sino la quema de energías que se da como resultado de las condiciones en las que se trabaja.

3. Mayor control del cuerpo

El Bikram Yoga exige una gran concentración, además de un buen control y dominio del cuerpo. La persona debe desarrollar fortaleza mental para resistir a la adversidad, además de autoconocimiento para saber limitar la exigencia y parar cuando sea el momento de hacerlo.

4. Contribuye al bienestar

El demandante esfuerzo que supone esta actividad se traduce en un enorme bienestar al finalizar. Esto se debe a la generación de endorfinas, una hormona que se produce cuando se realizan actividades físicas exigentes. Es una excelente manera de combatir el estrés y de liberar tensiones.

5. Fortalece huesos y articulaciones

Además de ser sumamente positivo para los músculos y la flexibilidad, el yoga practicado a altas temperaturas también contribuye a la salud ósea. Así, además de prevenir lesiones y enfermedades, se disminuyen los efectos del envejecimiento.

¿El Bikram Yoga es apto para todo el mundo?

Si bien es recomendada para aquellos individuos que pretenden perder peso mediante la práctica del yoga, esta disciplina es perfectamente realizable para todas las personas.

No obstante, quienes tengan poca tolerancia al calor o problemas de deshidratación frecuentes deberían tomar ciertos recaudos antes de comenzar a practicarlo. Por ejemplo, cumplir con controles médicos preventivos y parar de vez en cuando para recuperar el aire e hidratarse.

Muchos instructores, sin embargo, no permiten estas pausas. Es por eso que se necesita de cierta aptitud física para evitar cualquier inconveniente al realizar estos trabajos.

El Bikram Yoga tampoco está recomendado para embarazadas o para personas con problemas respiratorios o de circulación. Asimismo, los individuos de edad avanzada y los menores tampoco deberían intentar llevar a cabo estas rutinas.

Posturas que se realizan en el Bikram Yoga

Algunas de las posiciones que se practican en una clase de Bikram Yoga son:

  • Postura de la media luna.
  • Postura de las manos a los pies.
  • Postura del águila.
  • Postura del triángulo.
  • Postura del árbol.
  • Postura del arco.
  • Postura del oso en equilibrio.
  • Postura del camello.
  • Postura del cadáver.

Como señalamos antes, todas las sesiones comienzan con un ejercicio de respiración. Luego, se comienza con posturas de pie, se sigue con las de equilibrio y, finalmente, se concretan los ejercicios en el suelo. Todas las posturas se realizan dos veces.

Razones para practicar yoga todos os días.

Precauciones para practicar Bikram Yoga

Dadas las exigencias que plantean estos ejercicios, es recomendable tomar ciertos recaudos antes de practicarlos:

  • Hidratarse bien y no ingerir comidas pesadas antes de comenzar la sesión.
  • Usar ropa fina y flexible y no te pongas prendas innecesarias.
  • Utilizar una toalla para secarse frecuentemente; así evitarás que tu ropa se vuelva pesada.
  • No sobreexijas a tus músculos; podrías lesionarte si lo haces.

Quienes practican el Bikram Yoga con frecuencia —se recomienda hacerlo 2 o 3 veces por semana— afirman que sus beneficios se potencian gracias al calor. Si eres amante de la exigencia física y crees que puedes soportarlo, no dudes en tomar unas sesiones de prueba.