¿Conoces el yoga facial?

Francisco María García 22 febrero, 2018
El yoga facial es una variante específica del tradicional, con el que podemos relajar el rostro y la mente a partes iguales

El yoga facial es una rama de esta práctica ancestral que busca el equilibrio entre el cuerpo y la mente humana. El rostro posee gran cantidad de músculos que deben ser ejercitados para mantenerse firmes y jóvenes. Estos músculos trabajan durante todo el día con la expresión de las emociones.

El estado de ánimo se refleja en los gestos faciales; la felicidad, la ira y hasta el cansancio se manifiestan en la cara. Además de los tratamientos cosméticos, el yoga facial logra un aspecto relajado en esta parte del cuerpo.

Beneficios del Yoga Facial

  • Reduce las tensiones localizadas. El estrés causa la tensión de diferentes músculos y una fatiga que se visualiza en el rostro. La gimnasia facial facilita relajar esta zona afectada por los sucesos del día.
  • Mejora el tono de la piel. Los ejercicios que se realizan activan todo el sistema linfático que resulta en mejor aspecto.
  • Combate ojeras y bolsas. Aplicar esta terapia debajo de los ojos hace que se reactive la circulación sanguínea eliminando poco a poco las antiestéticas inflamaciones.
  • Combate las arrugas. Con actividades que se realizan en minutos nada más es posible el estiramiento de la piel. De esta manera se alisan las marcas que surgen en el rostro por las expresiones y la flacidez.
  • Suaviza la papada e inflamaciones del mentón. El yoga facial tonifica la musculatura local. La constancia en la rutina causa mejoras notorias de manera natural.
  • Aumenta la autoestima en niños y adultos. Implica que la persona se conecte con sí misma. Realizar ejercicios que se complementa con la respiración otorga una sensación de bienestar y seguridad.
  • Prevenir imperfecciones. La persona puede identificar los gestos que provocan su rostro fatigado o tenso. La consciencia de ello da la oportunidad de evitarlos o modificarlos.

El yoga facial puede realizarse en el hogar y lleva muy poco tiempo diario. Entre 10 y 15 minutos de ejercicios localizados en la zona del rostro son suficientes. Los resultados serán una persona más tranquila y un aspecto rejuvenecido.

Ejercicios de yoga facial para realizar en casa

Además de ser una actividad que causa importantes mejoras en el aspecto físico y en el bienestar del individuo, es muy sencillo de hacer; sólo se necesita voluntad y un espejo.  En algunas ocasiones puede parecer un divertido juego de muecas. Es fundamental la concentración para conectar verdaderamente.

  • Ojos y frente: Con los dedos índice y corazón formar una V y apoyar cada uno en los extremos de la ceja; ejercer una pequeña presión. En esa posición mirar al techo y llevar el párpado hacia arriba; repetir seis veces con cada ojo. Esta tarea combate el envejecimiento de la bolsa y elimina las tediosas ojeras. 
  • Lengua y ojos. Abrir los ojos lo más grandes posibles, sacar la lengua tan estirada como para llegar a la barbilla. Concentrarse mentalmente, permanecer diez segundos y descansar; realizar series de seis. Las toxinas que se acumulan en la zona de la vista son eliminadas con esta técnica. 
  • Párpados. Un sector muy afectado por la flacidez de la piel y por factores externos como el maquillaje. Para tonificar los párpados, elevar la mirada y levantar las cejas; dejar estas últimas arriba mientras se cierran los ojos. Acompañar con una inspiración profunda por nariz; repetir 6 veces. 

Más ejercicios interesantes que pueden hacerse en casa

  • Aunque no sea tan visible en la zona nasal también existen músculos que se deben fortalecer para su mejor tonicidad. Presionar suavemente las fosas nasales durante unos segundos y soltar; realizar esta presión ocho veces. 
  • Llevar las mejillas hacia adentro y formar una boca de pez. Mantener la posición alrededor de 30 segundos, relajar los labios otros tantos y repetir la operación. Ayuda a combatir las líneas que se forman alrededor de los labios.
Ejercicios de yoga facial

  • Formar una boca de pez y levantar las cejas durante 20 segundos; relajar un momento y repetir la actividad. Se trabajan así los músculos que mantienen la firmeza de la frente y se evitan arrugas. 
  • Cuero Cabelludo. Con masajes circulares desde abajo hacia arriba tirar suavemente el cabello. Mejora la circulación y favorece el crecimiento del cabello saludable; también se alivian tensiones en la zona.

Es recomendable realizar yoga facial desde temprana edad para lograr los mejores efectos, aunque nunca es tarde para comenzar. Un aspecto más joven y firme es posible de lograr de manera natural.

Te puede gustar