El yoga ayuda a combatir el dolor de espalda

Jorge Camon · 26 noviembre, 2018
Conoce las mejores posturas para aliviar los dolores de espalda, lo importante es no forzar y practicar de manera constante, ya que también nos servirán para prevenirlos

El yoga puede ayudarnos a combatir el dolor de espalda que sufrimos por adoptar malas posturas al dormir o por estar muchas horas en una silla poco ergonómica. Se trata de una técnica que tonifica nuestros músculos y da elasticidad a nuestros tendones, por eso es elegida en multitud de ocasiones para aliviar infinidad de dolores.

Si sentimos dolor por alguna de estas causas, conoce algunas de las posturas de yoga que puedes utilizar para aliviar las molestias. También puedes hacerlas para prevenir.

Cuando ya tenemos dolor de espalda

Postura inclinada hacia delante

Esta postura de yoga puede ayudarnos a ganar flexibilidad para mejorar nuestra vida cotidiana . Puede realizarse de pie o sentado. Ten en cuenta que nunca debes forzar al límite tus músculos, y que siempre antes de ejercitarlos debes calentar.

La manera correcta de hacerla es inclinarte hacia delante para intentar tocar tus pies, de manera que estires los músculos lumbares lo máximo posible. Como hemos dicho no se trata de forzar, mantén un rato la postura apoyando las manos a la altura de las piernas que llegues sin hacerte daño.

Postura del niño

Es una postura apta para todas la edades, ya que es una de la más simples del yoga. Al practicar esta técnica permites que el cuerpo se relaje completamente y que la espalda se estire de forma controlada.

Posturas básicas en yoga para principiantes
Esta posición es sumamente positiva para aliviar dolores en la espalda, además de ser muy relajante.

Para realizarla deberás estar sentado sobre tus pantorrillas  y estirar los brazos hasta colocarlos lejos del cuerpo, hacia delante. Una vez adoptada la postura, presionamos hacia el suelo de forma firme pero relajada.

Postura de las piernas en la pared

Esta postura además de tener beneficios para la musculatura y los dolores de espalda, ayuda a tener una mejor circulación

Para hacer esta postura nos colocamos tumbados boca arriba con las piernas enteramente apoyadas en la pared, con alguna almohada o toalla que nos ayude a mantener la posición si lo consideramos necesario. Algo que debes tener en cuenta, ya que es muy importante, es que las piernas deben mantenerse con la mayor verticalidad posible.

Postura del gato

También conocida por el nombre de postura de la vaca, es buena para calmar el dolor en la espalda alta. ya que se contraen y estiran casi todos los músculos de la espalda.

Algunas posturas sencillas para iniciarte en el Yoga.

Para realizarla de manera adecuada debemos colocarnos a cuatro patas, sobre manos y rodillas fijas. Una vez situados, moveremos el tronco hacia arriba, arqueando la espalda todo lo posible. A continuación, ejecutaremos el movimiento contrario, arqueando la espalda hacia abajo. Puedes repetir este ejercicio varias veces pero siempre sin forzar.

Para prevenir el dolor

Postura de la cobra

Esta postura nos permite fortalecer los músculos lumbares, con el fin de evitar que se carguen en malas posiciones o movimientos bruscos.

La manera adecuada de hacerla es tumbarnos boca abajo y levantar nuestro torso todo lo que podamos, pero ejerciendo fuerza con la espalda baja. Recuerda no forzar y llegar hasta donde la espalda te permita sin hacerte daño. Para que esto resulte efectivo deberás repetirlo con frecuencia, así fortaleceremos la zona.

Postura del perro hacia arriba

Aunque es una postura muy beneficiosa no la debes hacer si eres principiante en yoga, ya que es una de las posturas más complejas, por lo que necesitamos una musculatura más trabajada para poderla realizar correctamente. Se trata de una variante de la postura anterior (postura de la cobra).

Mujer haciendo la postura del perro hacia arriba de yoga.

Para empezar nos pondremos en la postura de la cobra y alzaremos más el pecho. A continuación, las caderas. De esta forma nos encontraremos con los muslos ligeramente levantados. Recuerda que es importante no contraer los hombros en esta postura.

En conclusión, hay varias posturas en el yoga que pueden ayudarnos a mejorar esos dolores que aparecen en el día a día. Pero si empleas un poco de tiempo en realizar alguno de estos ejercicios antes de que aparezcan los dolores, fortalecerás tu espalda y evitaras las dolencias de espalda.