¿Eres capaz de hacer yoga?

Yamila Papa Pintor · 23 noviembre, 2018
Conoce las exigencias de esta disciplina de relajación y entrenamiento, sus beneficios perduran más allá de las sesiones y en más ámbitos que el deportivo

No importa la edad que tengas, si cuentas con experiencia en el deporte o si eres la persona con menos flexibilidad del mundo. ¡Hacer yoga es una actividad para todos! En este artículo te contaremos algunos motivos por los cuales elegir esta disciplina oriental con decenas de beneficios.

El yoga lo puede practicar cualquiera

Muchas personas tienen temor a practicar yoga, bien porque consideran que no tienen edad para ello, porque creen que es muy difícil o porque piensan que solo está reservado a gente con cierta preparación ‘espiritual’, por llamarlo de alguna manera.

En realidad, el yoga es una práctica muy completa y sin distinción de edad, sexo, capacidad física o experiencia deportiva. En una sesión se trabajan la respiración, los movimientos, la flexibilidad, la coordinación… y los beneficios repercuten en el sueño, en la alimentación, en las emociones y el bienestar.

Diferencias entre Yoga y Pilates.

A diferencia de lo que se cree, todos pueden practicar yoga, desde niños hasta ancianos, también embarazadas o incluso personas con algún problema de salud (siempre y cuando estén asesorados por un instructor).

Si bien se trata de una actividad exigente a nivel físico, cada asistente realiza los ejercicios a su propio tiempo y según sus capacidades. No tiene contraindicaciones y ni siquiera la rigidez corporal o los problemas de salud suelen ser un impedimento para comenzar.

Motivos por los que hacer yoga

Antes de decidirte por el yoga quizás necesites algunas ‘excusas’ para ponerte la ropa adecuada y asistir a una clase. Aquí te damos varios motivos:

1. Apreciarás tu cuerpo

Conocerás músculos que no sabías que tenías, al mismo tiempo que mejoras la flexibilidad y el control sobre tu cuerpo.

2. Reducirás el estrés

Es uno de los motivos principales por los cuáles la gente decide hacer yoga hoy en día. Vivimos en un mundo ‘con prisas’ y hacer una pausa para conectar con uno mismo es maravilloso. Y lo mejor de todo es que eso tendrá consecuencias positivas en tus emociones, tus relaciones y hasta en tus ciclos de sueño.

3. Fortalecerás el cuerpo

Si crees que la única manera de tener músculos marcados es levantando pesas… ¡Te equivocas! El yoga es excelente para fortificar brazos y piernas. Los ejercicios se realizan con el propio peso del cuerpo (como sucede en la calistenia) y tendrás cada vez más fuerza en tus extremidades.

4. Mejorarás tu corazón

Más allá de reducir el estrés, que le vendrá muy bien a tu salud cardíaca, con el yoga la sangre circulará mejor, sobre todo hacia las piernas. De esta manera, reducirás el efecto de ‘piernas cansadas’ o retención de líquidos.

5. Gozarás de paz mental

Si decides hacer yoga te focalizarás en los movimientos que realices, en la coordinación de los ejercicios y tu cerebro dejará de pensar tanto en los problemas, al menos durante el tiempo que dure la clase.

Quiero hacer yoga, ¿y ahora?

Si ya te hemos convencido de que el yoga es lo que necesitas, presta mucha atención a estos pasos previos a comenzar con la actividad:

1. Clases en casa o en un centro

En Internet puedes encontrar muchos vídeos para hacer yoga en casa, sin embargo al principio te recomendamos que tomes clases con un profesor. De esta manera conocerás bien las técnicas básicas y evitarás alguna contractura o molestia por una mala postura.

2. Tipos de yoga

Quizás cuando comenzaste a averiguar por las clases de yoga encontraste diferentes opciones. Y si bien podemos relacionar esta disciplina con la meditación y la vida budista, hay algunas ‘corrientes’ más aeróbicas donde los movimientos son bastante rápidos y exigentes.

Razones para practicar yoga todos os días.

3. Material necesario

Si asistes a clases en una academia, lo único que necesitarás será ropa cómoda y ligera que te permita mover sin problemas. Si quieres practicar yoga en casa, deberás comprar una esterilla especial (se consigue en tiendas deportivas).

4. Resultados

Es importante saber que con el yoga no verás resultados de un día para el otro… los efectos son paulatinos y lentos. Puedes complementar este ejercicio con otra actividad si por ejemplo quieres bajar de peso.

Por último, ten en cuenta que no es preciso seguir ninguna dieta especial para practicar el yoga. Sin embargo, te recomendamos que antes de una clase no comas de forma copiosa y que durante la sesión te hidrates de manera adecuada.

Pacheco Carbelo, S. (2015). La práctica del yoga y sus beneficios en las personas mayores. Metas de Enfermería.