Es tendencia hacer yoga en casa

Oscar Dorado · 31 julio, 2018
Practicar yoga en casa tiene muchas ventajas, como la posibilidad de elegir un horario que más te convenga o entrenar a tu propio ritmo. Te contamos todo lo que debes saber sobre hacer yoga en casa en el siguiente artículo.

El yoga se ha convertido a lo largo de los siglos en una práctica universal cuyos beneficios físicos y mentales son reconocidos y aplicados en todo el mundo.

De hecho, esta antigua disciplina es más relevante que nunca en las sociedades modernas donde el individuo se siente a veces física y mentalmente derrotado por el ritmo de la vida diaria, las demandas laborales, las limitaciones sociales y las obligaciones familiares.

Sin embargo, el ser humano necesita respirar y encontrar la armonía entre el cuerpo y la mente. En este sentido, para muchos el yoga se ha convertido en una actividad esencial para reenfocarse y tratar de encontrar un poco de apaciguamiento en un mundo cada vez más caótico y estresante.

Asimismo, cada vez más personas eligen practicar yoga en casa, ya que ofrece la posibilidad de administrar el propio ritmo en la asimilación de ejercicios corporales y de realizar sesiones gratuitas.

Posturas básicas en yoga para principiantes

¿Cuáles son las ventajas de hacer yoga en casa?

Practicar yoga en casa obviamente se relaciona más con el aspecto individual de la práctica. El punto clave es no pasar un día sin desenrollar la alfombra y realizar una rutina en el tiempo disponible. De esta constancia vendrá el progreso y la satisfacción de obtener el control sobre tu cuerpo y menteA continuación, te presentamos los múltiples beneficios de hacer yoga:

1.-Elige el momento que más te convenga

El primer beneficio es elegir el momento en que quieres hacer tu sesión de yoga. Ya sea temprano por la mañana o durante la tarde, no dependes de un horario determinado.

Además, hacer yoga en casa te permite adaptarte a tu energía y estado de ánimo, ya que son diferentes cada día. Por este motivo, si estás cansado, puedes realizar posturas energéticas y si te encuentras en plena forma, optar por ejercicios más físicos. Y si finalmente, decides hacer otra actividad, al menos no te sentirás culpable por haber pagado un curso y no asistir a las clases.

2.-Establece tu propio ritmo

Hacer yoga en casa te ayuda a aprender a escuchar tu cuerpo, a entender lo que necesita en ese momento, evolucionar a tu propio ritmo, y desarrollar las secuencias o tipos de posturas de yoga que deseas. Como no tienes a nadie con quien compararte, en este caso estarás más atento a tus propias necesidades y limitaciones.

“Cuando encuentras la paz dentro de ti mismo, te conviertes en el tipo de persona que puede vivir en paz con otros”

–Peace Pilgrim–

3.-Eres tú mismo

En casa, no es necesario complacer al maestro ni preocuparse por las miradas de los demás: solo entrenas para ti. Si bien todos sabemos que no hay competencia en el yoga, puede ser difícil mantenerse concentrado cuando tu vecino de alfombra obtiene una postura perfecta que no está a tu alcance.

4.-Es gratis

No podemos descuidar el aspecto económico que supone el hecho de hacer yoga en casa. Ten en cuenta que algunas personas no pueden darse el lujo de pagar clases de yoga.

Sin embargo, los cursos en Internet son una buena alternativa para la cartera. También la distancia geográfica es un problema, ya que no hay un estudio de yoga en cada esquina.

¿Cómo mantenerse motivado para hacer yoga regularmente en casa?

Hacer yoga en casa es solo el comienzo de la batalla porque debes aprender a practicarlo regularmente. El mejor consejo que te podemos dar es que tu sesión de yoga sea un ritual matutino. Y esto significa levantarse 15 minutos antes para que la práctica de yoga se ajuste a tu rutina cotidiana.

Tipos de yoga.

El segundo consejo que debes seguir es tomar tu agenda de la semana y eliminar todas las actividades que no sean esenciales para ti. En estos casos, lo más importante es ser honesto contigo mismo y prescindir de aquellas que no sean importantes.

Pero la clave más importante en estos casos para mantenerse motivado y continuar practicando yoga en casa es escuchar a tu cuerpo y mente para comprender lo que necesitan. Otra forma de motivarse es hacer yoga con un miembro de la familia o un amigo. Practicar con los demás es una excelente motivación en los días en que estaría tentado de omitir una sesión.

Para acabar, lo importante antes de empezar hacer yoga en casa es estar realmente convencido y preparado. El yoga requiere perseverancia y no es posible dominar rápidamente todas las posturas. No olvides que el aprendizaje es progresivo y requiere mucha paciencia.