Historia del Yoga

Francisco María García · 21 marzo, 2018
Prácticamente todo el mundo conoce el Yoga hoy en día, pero su Historia se remonta a mucho antes de lo que nos imaginamos, incluso su técnica, posturas y fin, han cambiado y evolucionado con el paso del tiempo

La historia del Yoga es mucho más sorprendente e interesante de lo que muchas personas podrían imaginar. Esta disciplina es practicada por millones de personas alrededor del mundo, pero muy pocos conocen su origen y filosofía.

La milenaria Historia del Yoga

La historia del Yoga se remonta hace varios milenios. La misma tiene su origen en la India y el significado de esta palabra viene del sánscrito “jug”; el significado de este término es unir, relacionar y conectar. Esta disciplina tiene por objetivo generar y fortalecer el nexo ente el ser humano y el universo.

La meditación y el Yoga van de la mano. Las diferentes posturas, la respiración adecuada y la conexión con el “yo interno”, buscan que el practicante logre una perfecta armonía; y este equilibrio se consigue tanto a nivel físico como espiritual.

La Historia del Yoga comienza en la India.

El papel de la gimnasia sueca en el Yoga moderno

Algunos historiadores consideran que la práctica moderna del Yoga está influenciada tanto por la milenaria filosofía india, como por la gimnasia sueca. Esta última surgió en el siglo XIX con el objetivo de mejorar la salud y rendimiento físico de los alumnos en las escuelas; de las escuelas pasó también al ejército.

Este concepto fue desarrollado por el sueco Pehr Henrik Ling, quien fue instructor de gimnasia en la Academia de Guerra. La idea resultó tan exitosa que muchos otros países la copiaron y convirtieron en parte primordial del entrenamiento para militares y la India no fue la excepción.

La gimnasia sueca había llegado al país asiático para quedarse; poco a poco, el concepto de gimnasia fue adoptado tanto en escuelas como en instituciones militares. A partir de ahí, la progresión fue imparable por muchas zonas del mundo.

El historiador e investigador Marc Singleton, explica hay que revisar las imágenes del libro de Bukh titulado ‘Mantenerse en forma’,  publicado en el año 1925; con este manual se consiguen posturas muy similares a las practicadas en la actualidad.

La respiración y la meditación sí son aspectos claves heredados de la filosofía india. Sin embargo, existen diversas razones que invitan a creer que muchas de las posturas han sido tomadas de la gimnasia sueca.

La Historia del Yoga comienza en la India.

El Yoga: meditación y relajación

Los expertos explican que el Yoga es efectivo para el cuerpo, pero también lo es para la mente. En este sentido, las posturas que forman sus programas han sido desarrolladas en tiempos relativamente recientes. La flexibilidad que se genera con estas posturas es importante, pero no es el aspecto primordial del Yoga.

La mayoría de los practicantes de esta disciplina buscan mucho más que el bienestar físico. El Yoga tiene por objetivo lograr compenetrar de forma armoniosa los diferentes aspectos de la personalidad; estos áreas serían el emocional, físico y mental.

La práctica del yoga se comenzó a hacerse particularmente popular en la década de los años 60. El gurú religioso Maharishi Mahesh Yogi, fue el encargado de volver esta práctica milenaria en un auténtico fenómeno, que poco a poco fue sumando adeptos.

Posturas básicas en yoga para principiantes

Una práctica entre las tendencias  actuales

Hoy en día el Yoga es practicado por millones de personas alrededor del mundo. Se ha vuelto una opción para lograr un equilibrio perfecto entre el cuerpo y la mente. También es una disciplina muy buscada por aquellas personas que desean ponerse o mantenerse en forma; sus posturas requieren de control y desarrollo de la flexibilidad y musculatura.

Pero sin lugar a dudas, el Yoga es una filosofía que ha ganado millones de adeptos gracias a la meditación. En un mundo cada vez más ajetreado y estresante, el Yoga se ha convertido en un escape; y este efecto relajante viene de la meditación y la concentración absoluta en sí mismo y el medio ambiente.

Es una alternativa para hacerle frente a problemas de ansiedad, mientras se logra mejorar el estado físico de la persona. La historia del Yoga es milenaria. Sin embargo, su práctica, tal y como se conocer en la actualidad, es producto de la adaptación y evolución.

Como hemos visto, la gimnasia sueca ha tenido un papel clave en el desarrollo de las diversas posturas que millones de personas practican alrededor del mundo. Más allá de eso, es una filosofía recomendable para todas las personas que busquen controlar sus niveles de ansiedad y mejorar su salud física.