Naked Yoga: hacer yoga de una manera diferente

Francisco María García · 21 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 21 marzo, 2019
El Naked Yoga combina importantes beneficios físicos con los derivados de una buena conexión a nivel mental. Se trata de buscar las energías internas positivas, desechando las negativas. ¿Cómo es esta variedad de yoga?

La práctica de Naked Yoga se ha vuelto una moda estos últimos años. En parte, esto se debe a una nueva tendencia relacionada a la conexión espiritual y la autoayuda. Básicamente, se trata de una modalidad de yoga que se practica totalmente sin ropa.

Se trata de una disciplina bastante compleja e interesante; su práctica consciente permite conectar con el yo interno y liberar energías negativas. De igual forma, se pretende que los individuos sean más receptivos y entiendan mejor el mundo que los rodea.

El ‘Nagna’ yoga, como se denomina en sánscrito, lengua sagrada de la India, ha estado en alternancia espiritual desde tiempos inmemorables. Sus orígenes se inspiraron en algunas figuras religiosas del país asiático.

En el año 1975, se realizó un corto documental titulado Naked Yoga. Se trata de una cinta que, en su momento, contribuyó a popularizar esta práctica, gracias a que apareció entre las nominadas al Premio Oscar.

Desde 2014, Joschi Schwarz y Monika Werner, en su pequeño estudio Bold & Naked, en Nueva York, lo pusieron de moda. Desde entonces, se convirtió en un ritual muy bien valorado en ciertos circuitos sociales. No obstante, no ha podido escapar de alguna controversia, ni tampoco sus practicantes de ser calificados como burdos exhibicionistas.

Instagram también lo ha favorecido

La red social, hoy día subsidiaria de Facebook, ha funcionado como en el gran escaparate donde se ‘vende’ y se ‘promociona’ el yoga al desnudo. Varias de las cuentas más populares en esta plataforma están dedicadas exclusivamente a esta actividad. Es, como vemos, una actividad que está en plena actualidad y evolucionando.

Una de las más influyentes es ‘Nude Yoga Girl’. Se trata de una modelo que, con la ayuda de su pareja sentimental, se ha dedicado a recorrer el mundo y fotografiarse ‘como Dios la trajo al mundo’ en posturas de yoga. Sus portales son seguidos por más de 800 mil usuarios.

El naked yoga permite liberar las energías negativas del interior.
Imagen: Instagram ginakristin_

Liberación del karma de lo negativo

El yoga al desnudo busca la total liberación de lo negativo que rodea a las personas. Esto se consigue una vez que se entra en sintonía con el cuerpo. La desnudez permite la liberación de miles de capas de prejuicios, que no hacen más que cuestionar la esencia de la persona.

Sin capas, se percibe la energía y la presencia del ser desde otra mirada y en todos los sentidos. Esto permite al individuo sacarse de encima los límites que da la ropa, por muy cómoda que esta sea.

Desnudos no hay límites, todos los seres humanos son iguales

Muchos de los que hacen vida en el Naked Yoga admiten que es inevitable que las energías sexuales también fluyan a canales llenos. De forma completamente espontánea, se podría despertar el deseo y, en ocasiones, señales inequívocas de excitación.

Sin embargo, en el marco del respeto, entendiéndose como el funcionamiento natural del cuerpo ante algunos estímulos o sensaciones, está totalmente permitido. Desde luego, estas se deben percibir como lo que son: reacciones completamente naturales.

No confundir las cosas

La práctica del yoga al desnudo no está pensada como un espacio para acudir en busca de pareja. Esta disciplina debe entenderse desde la sintonía energética, en la que también confluyen y no se dejan de lado las energías y deseos sexuales.

Fuera de las clases, cada quien es libre de aplicar la técnica como quiera, pero en los salones debe existir el respeto. Incluso algunos centros hacen que sus alumnos firmen un acta de compromiso y confidencialidad. La violación de cualquiera de los términos del acuerdo implica la expulsión ipso facto del usuario involucrado.

Son muchos los interesados en sumarse a esta aventura que, aunque no lo parezca, tiene más de introspección que de extrospección. Los ‘mirones’ no son admitidos en ninguna clase. Dar el paso y apuntarse conlleva saber que, inevitablemente, hay que quitarse la ropa.

El naked yoga es también una forma de mejorar la sexualidad, pero no es este su fin principal.
Imagen: savchyna_jenya

Naked Yoga: beneficios a todo nivel

Sin embargo, tampoco se puede obviar que el Naked Yoga puede traer beneficios a la sexualidad. Principalmente, porque contribuye a mejorar la imagen corporal que cada persona tiene sobre sí misma. Esto, a su vez, permite afrontar con una buena disposición las relaciones interpersonales y a refrescar la intimidad de las parejas.

Los individuos, al percibirse sin barreras, sin restricciones y aceptando su cuerpo tal y como es, pueden abrirse fácilmente a las relaciones con su entorno. Esto, claro, partiendo siempre desde la armonía de la satisfacción personal frente a la sociedad.

  • Ross, A., & Thomas, S. (2010). The Health Benefits of Yoga and Exercise: A Review of Comparison Studies. The Journal of Alternative and Complementary Medicine16(1), 3–12. https://doi.org/10.1089/acm.2009.0044
  • Garfinkel, M., & Schumacher, H. R. (2000). Yoga. Rheumatic Disease Clinics of North America26(1), 125–132. https://doi.org/10.1016/S0889-857X(05)70126-5