¿Qué es ashtanga yoga y cuáles son sus beneficios?

Pilar Gimeno Landa · 28 marzo, 2019
Todos sabemos lo que es el yoga pero, ¿has oído hablar del ashtanga yoga?. Aquí te contamos todos los detalles para que te animes a realizar esta práctica tan beneficiosa para el cuerpo y la mente.

¿Todavía no has oído hablar del ashtanga yoga? Esta vertiente del yoga no es ninguna novedad, ya que cuenta con una larguísima tradición. Pese a ello, es ahora cuando se está popularizando por todo el mundo.

De hecho, son muchas las celebrities que se han animado a practicar este ejercicio de forma habitual. No es de extrañar, ya que cuenta con múltiples beneficios.

Después de conocer estos datos, seguro que te picará el gusanillo por el ashtanga yoga. Para despejar todas tus dudas, te contamos en qué consiste y cuáles son sus múltiples beneficios. 

¿Qué es el ashtanga yoga?

El ashtanga yoga también es conocido como ‘el yoga de los 8 pasos’. En comparación con el yoga tradicional, se puede decir que es más rígido y estricto porque sigue un orden determinado.

La respiración es el eje central de cada ejercicio, que consta de una serie de pasos que deben realizarse tal y como se indica. Es un ejercicio muy completo porque trabaja de forma eficaz tanto el cuerpo como la mente. 

Es por ello que muchas personas lo utilizan para la liberación del estrés o para mejorar la gestión de las emociones. Por otro lado, también libera toxinas a través de la sudoración y mejora la flexibilidad.

Una duda recurrente entre las personas que quieren iniciarse en el ashtanga yoga es si necesitan tener conocimientos previos de yoga. La respuesta es no.

El ashtanga no es un nivel experto del yoga, sino simplemente una variante. Es por ello que, del mismo modo que podemos empezar a practicar yoga desde cero, lo podemos hacer con esta versión.

El yoga es una disciplina capaz de mejorar mucho el equilibrio y la fuerza.

Los 8 pasos del ashtanga yoga

Explicado de una forma muy simple, se puede decir que el ashtanga yoga se compone de 8 pasos, que son los siguientes:

  • Yama: es la parte que trabaja los códigos morales.
  • Niyama: purificación personal a nivel mental.
  • Asana: posturas o práctica estrictamente física.
  • Pranayama: control de la respiración.
  • Pratyahara: relacionada con la interiorización de los ejercicios.
  • Dharana: concentración de la mente.
  • Dhyana: meditación.
  • Samadhi: contemplación y unión con Dios.

Beneficios del ashtanga yoga

Tal y como hemos comentado anteriormente, el ashtanga yoga es un ejercicio verdaderamente completo. De hecho, pocos ejercicios trabajan de forma tan eficaz el cuerpo y la mente. Para que conozcas un poco más todos sus beneficios, a continuación te explicamos de forma detallada cada uno de ellos:

Gestión del estrés

Uno de los principales motivos por los cuales la mayoría de la gente se decide a practicar ashtanga yoga es la liberación de estrés. Si alguna vez lo has probado, sabrás de lo que hablamos.

Realizar una clase de esta disciplina es como entrar en una burbuja de paz y serenidad. Esta sensación es perfecta después de un estresante día de trabajo, ideal para liberar tensiones.

Control de las emociones

Habitualmente, asociamos el yoga a la liberación de estrés. En realidad, este deporte repercute de una forma mucho más compleja y completa. La practica continua logra que sepamos gestionar mejor nuestras emociones. Esto incluye al estrés, pero también a muchas otras, como la ansiedad, la tristeza o la tensión. 

Cuando sientes que una de estas emociones te invade, tómate un tiempo para practicar yoga ashtanga y logra que la calma vuelva a invadir tu cuerpo.

Aumento de la flexibilidad

Más allá de la salud mental, el yoga también mejora el estado físico. La flexibilidad es una prueba muy visual de ello. Es impresionante cómo con tan solo unas sesiones esta capacidad empieza a aumentar. Con el paso de algunos meses, verás un cambio radical y te sentirás mucho más ligero.

Yoga, postura del cuervo.

Mejora del equilibrio

Muchas de las posturas exigen un gran control del cuerpo y del sentido del equilibro. Al igual que ocurre con la flexibilidad, cuesta lograrlo, pero merece la pena. La mejora del equilibrio no es solo beneficiosa para la práctica de esta vertiente del yoga, sino que también es positiva para el día a día.

Favorece la salud de la espalda

La mayoría de los problemas de espalda son consecuencia de una mala posición mantenida de forma habitual. Gracias al yoga, los dolores posturales pueden acabar. Esto es debido a que pone especial cuidado en la posición de la espalda y es necesario mantenerla recta a lo largo de los diferentes ejercicios.

En definitiva, se trata de una variante muy completa y realmente intrigante. Si deseas sacar partido de las ventajas que aquí comentamos, ¡no dudes en hacer la prueba con el ashtanga yoga!

  • Bresnan, P. S. (2018). Ashtanga Yoga. In Awakening. https://doi.org/10.4324/9781315160689-6