5 consejos cuando inicies una nueva clase de fitness grupal por primera vez

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 21 marzo, 2019
Oscar Dorado · 21 marzo, 2019
Si quieres iniciarte en una nueva clase de fitness grupal, en el siguiente artículo encontrarás los mejores consejos para lograrlo y disfrutar de la experiencia.

Las clases grupales cada vez tienen más aceptación en el mundo del fitness. De hecho, probar una nueva clase de gimnasia puede ser una gran oportunidad para aprender. Por ello, en este artículo vamos a contarte algunos consejos para cuando inicies una nueva clase de fitness grupal por primera vez. ¡Toma nota y pónlos en práctica!

Ciertamente, las clases de fitness en grupo pueden ser una forma divertida y efectiva de participar en un programa de ejercicios, pero también pueden ser bastante intimidantes. Si estás en una de estas clases por primera vez, recuerda una cosa por encima de todo: ¡el instructor quiere que lo pases bien!

Incluso si parecen demasiado duros, no tengas ninguna duda que hacen todo lo posible para motivarte y potenciar al máximo tu rendimiento. No olvides que la resistencia mental es una cualidad importante, especialmente si eres un deportista competitivo, pero no se construye en una clase, se trata de un proceso. Seguro que, cuando sientas que estás a punto de rendirte, tu instructor y tus compañeros de clase estarán ahí para animarte.

El ejercicio en grupo es ideal para los deportistas que disfrutan de hacer ejercicio. Sin embargo, si te encuentras ante un nuevo grupo, puedes sentir una mezcla de emoción e incertidumbre.

Si vas a iniciarte a una nueva clase de fitness grupal, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a asegurar una experiencia exitosa de manera colectiva. ¡Sonríe para que te sientas más relajada y disfruta de la experiencia!

Consejos para iniciarte en una nueva clase de fitness grupal

1. Lleva a cabo un buen calentamiento

En primer lugar, no puedes iniciarte en una nueva clase de fitness grupal sin realizar un buen calentamiento. Necesitas que tu sangre fluya y que los músculos se calienten para evitar cualquier riesgo de lesión cuando los entrenas. No olvides que el estiramiento dinámico es uno de los tipos perfectos de calentamiento.

El calentamiento es la base de cualquier ejercicio físico que vayas a realizar.

2. Llega temprano a clase

Siempre es una buena idea llegar a clase temprano, especialmente si es la primera vez. Incluso puedes presentarte ante el instructor e informarle que es tu primera vez. Ellos estarán encantados de responder cualquier pregunta que puedas tener. Además, ¡esto te hará sentirte mucho más cómoda!

Seguro que te darán consejos sobre cómo aprovechar al máximo el entrenamiento del día y te dirán lo que necesitas, entre otras cosas. No tengas ningún problema en hacer preguntas para resolver cualquier duda que pueda inquietarte.

Crear una relación con el instructor también hará que sea más probable que te preste atención adicional durante la clase y pueda ayudarte cuando lo necesites.

3. Informa sobre tus problemas

Si tienes algún tipo de problema muscular, debes proporcionar la información al instructor para evitar ciertos movimientos o ejercicios que puedan perjudicarte. No olvides que forzar una articulación o un músculo que no se encuentra en buen estado solo dificultará la recuperación y aumentará el daño.

4. Escucha a tu cuerpo

Es importante que escuches a tu cuerpo durante toda la clase. Tal vez sientas que puedes hacer más, pero no excedas en ningún caso tus límites si quieres prevenir las lesiones.

Solamente tú sabes cómo te sientes y cuánto puedes soportar, por lo que no debes esforzarte en exceso. Cuando empiezas con grandes objetivos y no escuchas a tu cuerpo, corres el riesgo de sufrir lesiones y agotamiento.

Antes de ingresar a una clase, analiza tu nivel de condición física y qué puedes esperar en la clase. Toma un descanso cuando lo necesites, respira y asegúrate de mantenerte mantenerte hidratada.

Cuando inicies una clase de fitness grupal por primera vez, presta atención a las instrucciones del profesor a cargo.

5. Reconoce tus logros al tomar una clase de fitness grupal por primera vez

En último lugar, es muy importante que reconozcas tus logros. Si acabas de completar tu primera clase, dedica unos minutos posteriores a reflexionar sobre qué funcionó con el nuevo grupo de participantes y qué podrías necesitar modificar para la próxima vez.

Del mismo modo, ¡no arruines tus esfuerzos teniendo expectativas poco realistas! En su lugar, establece metas manejables, pero aún desafiantes, a corto y largo plazo.

Finalmente, debes saber que las clases grupales de ejercicio físico crean un espacio compartido para que las personas aprendan unas de otras y se apoyen entre sí. Recuerda también que es aconsejable que evites el agotamiento y las lesiones progresando lentamente; escucha las indicaciones de los instructores.

La energía es contagiosa, así que deja que la gente que te rodea te motive a seguir adelante para cumplir tus objetivos. Sigue estos consejos y serás una deportista avanzada en poco tiempo. ¡Seguro que lo conseguirás!

  • Krimbas, C. B. (2013). Fitness. In Brenner’s Encyclopedia of Genetics: Second Edition (pp. 50–53). Elsevier Inc. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-374984-0.00537-4
  • Pruitt, J. N., & Riechert, S. E. (2011). How within-group behavioural variation and task efficiency enhance fitness in a social group. Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences, 278(1709), 1209–1215. https://doi.org/10.1098/rspb.2010.1700