Consigue un abdomen de hierro

Oscar Dorado · 11 octubre, 2018
Conseguir un abdomen de hierro no es sencillo, aunque es posible si tienes en cuenta algunas recomendaciones. En el siguiente artículo, te contamos todo lo que debes saber.

Conseguir un abdomen de hierro es posible si controlas la alimentación, te alejas de algunos alimentos y llevas a cabo un buen entrenamiento. Aunque no debes desanimarte si no observas resultados inmediatos, ya que tonificar una de las partes del cuerpo más difíciles de desarrollar es un proceso lento.

Ciertamente, todas las personas tienen abdominales. Aunque por desgracia, muchas personas no pueden verlos porque están ocultos por la grasa que se acumula en el estómago y la cintura. Por ello, se recomienda incluir pequeños cambios en la rutina, como alimentarse de manera correcta, realizar sesiones de cardio de manera habitual o incluir ejercicios específicos en el entrenamiento de fitness.

Realizar los ejercicios correctos te permitirá mantener la forma de cuerpo y deshacerte de esos kilos de más, para hacer aparecer por fin los abdominales y conseguir un abdomen de hierro. Aunque no es lo único que debes tener en cuenta.

En cuanto a la alimentación, debes saber que los abdominales no se obtienen comiendo todo tipo de alimentos. Necesitas una dieta especial para conseguirlos y tienes que ser un atleta. Cualquiera que sea el deporte que practiques, tienes que gastar calorías, lo que significa hacer un esfuerzo físico.

Consejos para conseguir un abdomen de hierro

Ya seas hombre o mujer, debes saber que puedes conseguir un abdomen de hierro si te lo propones. Simplemente necesitas una gran motivación para cuidar tu cuerpo, especialmente en la zona del vientre. A continuación, te proponemos algunos consejos más que te permitirán lograr tu objetivo.

1.-Cambios en la rutina

Es el momento de llevar a cabo un balance del trabajo a realizar. Para ello, debes tener en cuenta 2 elementos que debes incluir un tu rutina diaria: el contenido de grasa presente en tu cinturón abdominal y el nivel de desarrollo muscular de las abdominales.

Asimismo, no olvides que para los hombres, si quieres tener un abdomen de hierro y marcar las abdominales debes estar por debajo del 12% de la masa de grasa, mientras que para las mujeres es entre el 17-20%. Los ejercicios de musculación y abstenerse de algunos alimentos permitirán que tu índice de grasa corporal no sea demasiado alto.

2.-Una dieta adecuada

En segundo lugar, si deseas conseguir un abdomen de hierro debes llevar a cabo una dieta adecuada. Esto significa que debes mantener una dieta baja en grasas y especialmente evitar el azúcar. Si bien es cierto que no es necesario seguir una dieta drástica, si que debe ser sana y equilibrada.

En este sentido, alimentos como las frutas, las verduras y las proteínas son capitales en tu dieta. Por contra, debes tratar de reducir la ingesta de carbohidratos y grasas. Las bebidas azucaradas y alcohol también deben reducirse al máximo, ya que provocan hinchazón.

Comer fruta para adelgazar.

3.-Un buen entrenamiento

Tras realizar cambios en la rutina y mantener una dieta equilibrada, ahora es el momento de realizar un buen entrenamiento. Conseguir un abdomen de hierro es posible si llevas a cabo largas sesiones de cardio para eliminar la grasa que cubre las abdominales. Correr, nadar o ir en bicicleta te permitirán reducir tu índice de masa corporal.

Del mismo modo, el entrenamiento cardiovascular debe ir acompañado de ejercicios específicos que te ayudarán a fortalecer las diferentes partes de las abdominales. Es muy importante que valores la calidad por encima de la cantidad. Esto significa que no es necesario que hagas un número muy elevado de abdominales o de repeticiones. Trata de trabajar tus abdominales como cualquier otro músculo, con un rango menor de repeticiones.

4.-Respiración

En la mayoría de entrenamientos, se recomiendo que exhales en la concentración e inhales durante la parte negativa del movimiento. Sin embargo, puedes contraer más los abdominales si retienes la respiración durante los ejercicios abdominales.

Respiración: tipos y beneficios.

Por ejemplo, te recomendamos que intentes expirar solamente después del final de la repetición. Del mismo modo, después de completar una serie completa, toma la postura y contrae tus abdominales.

Antes de acabar, no olvides que para conseguir un abdomen de hierro debes tener en cuenta todos y cada uno de nuestros consejos anteriores. Sobre todo, no te vengas abajo si no observas los resultados en pocas semanas. La constancia y la calidad de los entrenamientos serán los factores diferenciales. Así que ha seguir así, ya que ¡estás cada vez más cerca de lograr tu objetivo!