Entrenamiento abdominal en suspensión con TRX

Yamila Papa Pintor 19 marzo, 2018
Los entrenamientos en suspensión están de moda, en parte por ser novedad y en parte por sus beneficios, la practica de este tipo de ejercicios es cada vez más común; ahora puedes hacer tu propia rutina abdominal con TRX

Existen diferentes técnicas para tener unos abdominales ‘marcados’ como un culturista o una estrella de cine. Pero lo cierto es que muchas veces nos aburrimos de hacer los mismos ejercicios. Por ello, en este artículo te contamos cómo hacer un entrenamiento abdominal en suspensión usando una TRX.

¿Cómo entrenar con una TRX?

Antes de pasar al entrenamiento abdominal en suspensión, quizás deberías saber qué es una TRX. No se trata de un modelo de coche ni de bicicleta, sino de un tipo de ejercicio en el cual nos ‘colgamos’ de una cinta de nylon de gran resistencia y aprovechamos el peso del cuerpo para entrenar.

Entrenamiento abdominal en suspensión con trx.

Solo es cuestión de enganchar las tiras a una estructura -por ejemplo las barras del gimnasio o la cerca de casa- y realizar ejercicios funcionales. Estos trabajan todo el cuerpo en general, pero aquellos músculos que intervienen en el movimiento y hacen la fuerza se ‘marcan’ más rápido.

La práctica de ejercicios con TRX ha sido desarrollada para el entrenamiento militar y en la actualidad es una de las técnicas más usadas en los gimnasios. Sin importar nuestra edad, peso o condición podemos aprovechar sus ventajas: los ejercicios y movimientos serán acordes a nuestras capacidades.

Los beneficios son muchos como para dejarles de lado: tonificar los músculos, aumentar la flexibilidad, mejorar la estabilidad y ganar fuerza explosiva.

Entrenamiento abdominal en suspensión

Gracias a la TRX podrás trabajar piernas, glúteos, pectorales, hombros, espalda, brazos… ¡Y por supuesto abdominales! Incluso esa es la zona que más se desarrolla, ya que mucha de la fuerza que requieren los ejercicios la debemos realizar con el vientre. Dentro del entrenamiento abdominal en suspensión podemos realizar los siguientes ejercicios:

1. Plancha

Seguro ya conoces la famosa ‘planck’ que se ha convertido en la estrella del gimnasio, debido a sus resultados. Te recomendamos que realices la plancha sin TRX al principio, hasta que puedas acostumbrarte a la postura y al esfuerzo que requiere.

Una vez que te sientas preparado, solo es cuestión de añadirle un poco de complejidad: coloca un pie en cada uno de los aros de la cinta y ponte boca abajo en la colchoneta. Apoya los antebrazos y estira las piernas; deja la espalda paralela al suelo y mantén la postura al menos 30 segundos.

2. Mountain climbers

Quizás conozcas este ejercicio de otra rutina de abdominales. En este caso también tienes que enganchar los pies en los aros de la soga, pero apoyar las palmas de las manos en la colchoneta. De a una pierna por vez, flexiona la rodilla para que toque el pecho. Cuando la estiras, flexionas la otra. El movimiento debe ser rápido y acompasado.

3. Rodillas al pecho

Entrenamiento abdominal en suspensión con trx.

Es similar al anterior, pero ambas rodillas tocan (o intentar tocar) el pecho al mismo tiempo. Es muy importante que la espalda no se arquee demasiado, así evitarás dolores. Otra versión del ejercicio puede ser rodillas al codo: haz un giro con la cintura y lleva ambas rodillas hacia los laterales, como si quisieras tocar el codo.

4. Roll out

Un entrenamiento abdominal en suspensión también incluye ejercicios de a pie. En este caso el Roll Out permiten trabajar toda la zona del vientre… ¡Para ello debemos hacerlo correctamente!

Toma cada aro con una mano; eleva los brazos al mismo tiempo que inclinas el cuerpo hacia adelante. Llega hasta donde puedas, pero la idea es que el cuerpo quede en diagonal al suelo.

Entrenamiento abdominal en suspensión con trx.

5. Elevación de cadera

El último de los ejercicios dentro del entrenamiento abdominal en suspensión se realiza boca arriba. Coloca los talones dentro de los aros de la TRX y los brazos a los laterales del cuerpo. Eleva la pelvis hasta que el torso quede en diagonal al suelo. Al descender, los glúteos no tienen que tocar el piso.

Te puede gustar