3 ejercicios para trabajar el core correctamente

Adrián Pérez · 20 abril, 2018
Una de las zonas a las que debes darle atención al ejercitar es la parte central de tu cuerpo. De allí se deriva la palabra

En el ámbito deportivo, la preparación física y la optimización del rendimiento deportivo es crucial. A continuación, queremos destacar algunos conceptos básicos y razones que te motives a fortalecer y trabajar el core.

¿Qué es el core?

Se conoce como core el trabajo específico de la región nivel lumbo-pélvica. El vocablo o palabra se deriva o hace mención a esa región central del cuerpo donde está ubicado en centro de gravedad del cuerpo y reposa gran parte del peso del organismo.

Su trabajo se basa en el correcto funcionamiento de la musculatura de esa zona para el buen desempeño de los movimientos del torso, generando fuerza, desplazamiento y velocidad de las extremidades. Al trabajar el core podrás darle atención a por lo menos 29 pares de músculos en tu zona central.

¿Por qué trabajar el core?

Los profesionales médicos y deportivos recomiendan trabajar el core para evitar y prevenir lesiones. Es importante que le des atención a este grupo de músculos, debido a que no solo en la actividad deportiva los utilizas, sino también en cada movimiento de tu actividad diaria, en el trabajo, y en tu hogar.

Por tanto, si te dispones a trabajar el core, tendrás los conocimientos y técnicas apropiadas para saber cómo realizar debidamente un movimiento ,tanto al ejercitarte, como en cualquier actividad diaria y así evitar posibles lesiones lumbares y otras.

3 ejercicios básicos del core

Los siguientes son ejercicios básicos, específicamente para principiantes que desean trabajar el core, los cuáles serán de mucho beneficio si se sigue la técnica correcta.

Plancha o tabla

La plancha es un ejercicio fijo, lo cual indica que tu cuerpo se mantendrá en una posición mientras realizas el ‘movimiento’. Envuelve mantener una posición estática o similar a una flexión de brazos por el máximo tiempo posible.

Allí, trabajarás los músculos de tu cadera, fortalecerás tus glúteos e isquiotibiales. Igualmente, te ayudarán a  ejercitar los músculos de tu espalda, hombros y  cuello. Inclusive, los músculos abdominales. La idea es mantener siempre tu cuerpo firme y apoyado en tus antebrazos y la punta de los pies.

El bird dog

Este entrenamiento te permitirá activar los siguientes músculos: la espalda baja, el abdomen y tus caderas, logrando que tus glúteos y hombros se contraigan al máximo. Además, trabajará la consistencia de tu cuerpo, debido a que esta posición ejercita la estabilidad del cuerpo así como el equilibrio.

Plancha lateral

Abdominales que no pueden faltar en tu rutina.

Es una variante de la primera, solo que la posición que debes adoptar es de lado. Con tu mano apoyada en el suelo y tu otra mano pegada al cuerpo, te elevarás hasta que solo tengas apoyado un brazo y los pies en el suelo.

Tu brazo también se debe  apoyar en tu antebrazo y flexionar completamente mientras tus piernas se mantienen juntas, rectas y firmes. A un nivel más avanzado, ya no te apoyarás en el antebrazo, sino con la palma de tu mano.

Tus emociones y el core

Aunque quizá no lo creas, tus emociones afectan tu organismo no solo a nivel mental, sino físicamente alterando hasta la postura de tu cuerpo. Incluso, te puede afectar de tal manera que cree un patrón muscular no deseado, aumentando las fuerzas o compresión sobre tu columna y pelvis.

Es por eso que las situaciones de estrés y ansiedad deben ser controladas, y una forma de hacerlo es trabajando el core, debido a que los movimientos músculo esqueléticos se van fortalecidos si le das atención a esta zona de tu cuerpo.

4 beneficios del core

Como podrás ver, el core te reportará grandes beneficios, los cuales se resumen de la siguiente manera:

  1. Le aportará estabilidad a tu cuerpo.
  2. Corregirás y controlarás tu postura corporal.
  3. Además de reducir el riesgo de lesiones, aliviará los dolores
  4. Por otra parte, tu movilidad será mejor y placentera, ya que mejorará tu sincronización natural.
  5. Además, tu respiración se fortalecerá y tus órganos internos estarán mejor protegidos porque tu core o núcleo estará respaldado por una musculatura fuerte y activa.

Así que, controla tu cuerpo trabajando el core.