Pectoral tonificado: ¿cómo tonificar?

Francisco María García · 25 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 25 marzo, 2019
Si pensamos en un pectoral tonificado, nuestra mente va dirigida hacia la imagen de muchos deportistas de gimnasios. Sin embargo, hay mucho más que eso; en realidad, se trata de una cuestión de salud.

Una musculatura fortalecida no es solo una cuestión estética, sino que resulta esencial para conservar una postura equilibrada y ganar resistencia física. Para obtener un pectoral tonificado, no es necesario acudir a un gimnasio; hay muchos ejercicios eficaces y simples para practicar en casa y fortalecer los músculos de esta región.

A continuación, te enseñaremos una rutina de cuatro ejercicios para tonificar la musculatura y obtener un pectoral soñado. No obstante, recuerda que es esencial consultar a un médico antes de empezar a practicar nuevos ejercicios y actividades físicas.

4 ejercicios para obtener un pectoral tonificado sin salir de casa

Esta es una rutina simple y fácil para tonificar tu pectoral en casa. ¡No dudes en ponerla en práctica y comprobar sus resultados si la combinas con una buena dieta y el descanso apropiado!

1. Flexión de brazos

Las flexiones de brazos son uno de los ejercicios clásicos y más efectivos para formar un pectoral tonificado. Para empezar, se recomienda hacer cuatro series con 7 a 10 repeticiones cada una. Poco a poco, se puede aumentar la cantidad de flexiones en cada serie, hasta alcanzar las 15 o 20 repeticiones.

El secreto para obtener los mejores resultados es ejecutar el ejercicio correctamente, respetando así los límites del cuerpo. Si notamos que la dificultad es excesiva o sobrecargamos la espalda, lo mejor es apoyar las rodillas en el suelo.

Existen diferentes maneras de hacer flexiones en el suelo, cada una más compleja que la otra.

2. Flexión inclinada

Esta es una variación también muy reconocida de la clásica flexión de brazos. En ella, se trabaja mayormente la parte superior de la musculatura del pecho y los hombros.

Para ejecutarla, necesitamos posicionar algún tipo de plataforma (un pallet, por ejemplo), con una leve elevación en relación al suelo (aproximadamente unos 30 cm). Para comenzar, se pueden realizar 4 series de 7 a 10 flexiones, aumentando gradualmente hasta llegar a 15 repeticiones.

Flexiones de pecho en escaleras.

3. Flexiones invertidas

Complementando la flexión inclinada, tenemos la versión invertida del ejercicio. Su objetivo es centrar en la tonificación de la parte inferior del pectoral. En esta ocasión, usaremos la misma plataforma, pero apoyaremos los pies en ella.

Para proporcionar mayor confort durante la ejecución, se recomienda posicionar una colchoneta para apoyar las manos. Al principio, también se puede realizar de 7 a 10 repeticiones, aumentando gradualmente hasta llegar a 15 repeticiones.

En la flexión invertida, usaremos una plataforma, pero apoyaremos los pies en ella.
Imagen: ejerciciosencasa.as.com

4. Flexión isométrica

La forma de ejecución es muy similar a la de las flexiones de brazos, pero tiene un objetivo completamente distinto. En lugar de realizar el movimiento típico de las flexiones tradicionales, mantendremos la posición por unos cuantos segundos.

Se puede equiparar a los muy reconocidos ejercicios de plancha, pero adoptando la posición de flexión. Inicialmente, se recomienda mantener la forma por al menos 12 segundos, idealmente 15 segundos. Luego, se trata de aumentar la resistencia hasta conseguir alcanzar los 25 0 30 segundos.

Rutina para hacer ejercicio en casa.

Tips extras para alcanzar el pectoral de tus sueños

Quizá estos consejos pueden llegar a sonar demasiado simples. No obstante, son claves al momento de maximizar los resultados de una rutina de ejercicios físicos. Por ello, vale la pena tomar nota de estas sugerencias extras que te ayudarán a conquistar el pectoral tonificado en menos tiempo:

No hay un cuerpo sano, fuerte y tonificado sin una dieta equilibrada

La nutrición es una de las premisas básicas para obtener los mejores resultados de una rutina de ejercicios. Sin embargo, también es esencial para conservar la buena salud y tener esas ganas que nos llevan a perseguir nuestros objetivos.

Una alimentación equilibrada nos ayuda a mantener un metabolismo más activo y a fortalecer el sistema inmunitario. Lo ideal es consultar un nutricionista para elaborar un plan de alimentación y entrenamiento basado en tus necesidades y expectativas. Además, vale la pena excluir las ‘calorías vacías’ y la comida ‘chatarra’ de tu día a día.

¿Cuánto duran los alimentos en la nevera?

Un pectoral tonificado requiere compromiso y perseverancia

Con mucha frecuencia, escuchamos personas afirmar que ‘jamás’ conseguirán conquistar el peso o la musculatura de sus sueños. Si queremos alcanzar un objetivo, lo primero que necesitamos hacer es quitar palabras como ‘jamás’ o ‘imposible’ de nuestro vocabulario, y en especial de nuestra mente.

Un pectoral tonificado y un peso equilibrado requieren paciencia, compromiso y perseverancia. Los ejercicios componen una rutina; o sea, deben ser realizados de forma regular para dar buenos resultados.

En otras palabras, no debemos esperar que cualquier actividad o ejercicio físico den resultados inmediatos o instantáneos. Si creemos y nos dedicamos a alcanzar esta meta, seguramente podremos disfrutar sus beneficios.

Ejercicios para pectorales sin máquinas.

Respeta y aprende a querer tu cuerpo tal como es

Cuando hablamos de conquistar un pectoral tonificado, recordamos las imágenes que se ven en las redes sociales o en televisión. No obstante, jamás debemos olvidar que cada cuerpo es único, con características singulares y sus propios límites.

Tu pectoral tonificado quizá no sea exactamente como el de los profesionales de la moda o del mundo fitness. El secreto del éxito está en aprender a respetar, querer y admirar tu cuerpo tal como es.