La gran olvidada del gimnasio: la máquina de remo

Alvaro 16 abril, 2018
Entrenar con la máquina de remo te ayudará a mejorar tu condición física general y, de igual manera, observarás un crecimiento en tu rendimiento

Ya busques mejorar tu resistencia o fuerza; perder peso o ganar músculo… sean cuales sean tus objetivos, existe una pieza de equipo en el gimnasio que cumple todos tus requisitos y que, seguramente, la tengas algo olvidada: la máquina de remo.

La versatilidad de esta máquina te permitirá dar uso a gran variedad de tus músculos, lo que -combinado con una dieta adecuada- te mantendrá delgado, fuerte y en buena forma.

En  la actualidad, existen muchos adeptos a entrenar con la máquina de remo, gracias a que se trata de un ejercicio cardiovascular que combina fuerza y resistencia aportándonos gran parte de los beneficios del remo tradicional.

En sus inicios, era un ejercicio pensado para los remeros de competición; sin embargo, poco a poco dejó de serlo ganando múltiples usuarios que en su vida habían practicado el remo outdoor.

Como beneficio añadido, es un ejercicio recomendable para cualquier tipo de personas; aunque, siempre conviene consultar con su médico personal por si va a realizar un actividad física que requiere de un importante esfuerzo.

Chica usando la máquina de remo.

Técnica básica de la máquina de remo

De la misma forma que ocurre en la natación, en el remo -donde utilizamos la mayor parte de los músculos de nuestro cuerpo- es imprescindible prestar atención a la técnica.

Es mejor comenzar por lo básico y continuar trabajando a partir de una sólida base, en lugar de centrarse en la parte más profunda dejando apartada la técnica.

Comenzamos asegurando que las correas están bien sujetas alrededor de nuestros pies, y que estos se encuentran en la posición correcta. Deben estar colocados de modo que la fuerza de empuje provenga de las puntas de nuestros pies, como ocurre en el ciclismo.

Al sostener el mango de la barra, inicialmente, nuestras rodillas deben estar ligeramente flexionadas, mientras nuestros brazos estén extendidos por delante de nuestro torso.

Desde esta posición, y prestando atención a mantener la espalda recta, empujamos primero con las piernas antes de tirar tanto con la espalda y con los brazos como antecedente a que las piernas alcancen su extensión completa.

Si respetamos estas sencillas pautas, evitaremos que los brazos realicen la mayor parte del trabajo, lo cual permitirá a nuestras piernas y musculatura de la espalda ejercitarse más que, a la larga, nos permitirá ‘desplazarnos’ más lejos y más rápido.

A lo largo de la ‘carrera’, es tremendamente importante mantener siempre la espalda recta y asegurar que no se pivota demasiado hacia atrás o adelante.

Especialmente, debemos prestar atención a los siguientes puntos:

  • Asegúrate de que los codos permanecen cerca de tu cuerpo.
  • A la hora de iniciar el movimiento, la pelvis y la espalda deben avanzar en consonancia.
  • Mantener la espalda completamente recta, sin redondear en los hombros.
  • La inclinación hacia adelante y atrás está permitida, pero de forma ligera.
  • La fuerza debe provenir, casi íntegramente, de nuestras piernas.
  • Trata de hacer todo el ejercicio con un movimiento fluido.
 Máquina de remo en el gimnasio.

¿Cómo entrenar con la máquina de remo?

A continuación, os presentamos una serie de ejercicios que podéis realizar con vuestra máquina de remo que os serán muy útiles para incorporar a vuestras rutinas de entrenamiento cuyo objetivo sea trabajar espalda, core y brazos.

Ejercicio en máquina de remo para espalda

Es un ejercicio ideal para trabajar nuestra zona lumbar. Partimos de una posición en que sostenemos la barra con agarre prono.

Mantenemos el agarre prono para progresar de forma rápida hacia un remo medio que te permitirá trabajar los músculos situados en la zona media de la espalda. Como alternativa, podéis cambiar a un agarre medio que activará la musculatura de la parte superior de la espalda y hombros.

Este ejercicio es tan sencillo que, además, ayudará a mejorar la postura.

Ejercicio en máquina de remo para activar el core

Debemos mantener el core y la parte superior del cuerpo inmóvil, por otro lado, dejamos que sea la parte inferior de nuestro cuerpo la que trabaje. Llevamos hacia nosotros, una y otra vez, la barre en agarre prono, sin olvidar, que hay que realizar este ejercicio con la espalda recta.

Ejercicio en máquina de remo con un solo brazo

Sosteniendo la barra entre nuestros dedos anular y corazón, sin rotación y con el core actuando como estabilizador, tirar de la barra hacia atrás.

Si queremos generar una mayor intensidad, podemos incorporar la rotación al mismo lado del brazo, para conseguir generar así una mayor intensidad.

Te puede gustar