Peligros del sobre entrenamiento

Virginia Duque · 2 mayo, 2018

La famosa de “más es mejor” no aplica en lo que tiene que ver con el deporte. Uno de los errores más comunes que cometemos al hacer ejercicio es pensar que al entrenar más horas y más días a la semana conseguiremos mejores y más rápidos resultados. Nada más alejado de la realidad. Te contamos cuáles son los peligros del sobre entrenamiento.

Qué es el sobre entrenamiento

El sobre entrenamiento es una consecuencia de llevar la rutina de ejercicios a un nivel desmedido forzando al cuerpo a alcanzar niveles de resistencia para los que no está preparado.

Para los deportistas que dedican muchas horas al ejercicio, el sobre entrenamiento les resulta algo difícil de asimilar y por ello suelen forzar al cuerpo a llegar a más de lo que debe y luego pueden verse en problemas que son difíciles de resolver. Un aumento en la frecuencia cardíaca incluso cuando se ha descansado, además de un menor rendimiento pueden ser algunas de las señales que indiquen que estamos comenzando a sufrir síntomas del sobre entrenamiento.

Cuáles son los peligros del sobre entrenamiento

Las consecuencias antes mencionadas son las más livianas, ya que aunque no lo creas, el sobre entrenamiento puede producir alteraciones en nuestra salud física y emocional que costaría mucho solucionar. Estos son algunos de los más comunes:

Lesiones

Cuando músculos y tendones se ven forzados a realizar un ejercicio más fuerte del que están preparados, o por más tiempo del que resisten, como poco pueden ‘montarse’. Esto no parece muy grave, pues con un poco de espera y un masaje es fácilmente solucionable. Pero como hemos dicho, esto sucedería como poco, y tan solo sería un aviso de algo peor.

Chica con lesión en la pierna.

Desgarros, roturas e incluso lesiones permanentes como la tendinitis son algunos de los peligros del sobre entrenamiento. Ha habido casos en los que incluso se han producido roturas óseas.

Aumento de la frecuencia cardíaca

Como comentábamos de pasada anteriormente, un aumento en el ritmo cardiaco, aun estando en reposo, es uno de los peligros del sobre entrenamiento que hay que tratar si persiste. Esta podría provocar arritmias o incluso un paro cardíaco, como ha ocurrido en el caso de algunos deportistas.

Bajada de peso

Como bien sabes, cuando se practica ejercicio los músculos sufren una serie de micro roturas que son las que permiten que estos crezcan. No obstante, para que esto suceda, es necesario que los músculos se recuperen.

Si entrenas muchas horas durante muchos días seguidos, esta recuperación nunca tendrá lugar y dará paso a la atrofia muscular que debilitará el cuerpo y hará que bajes de peso sin tener masa muscular. Por otro lado, perderás el apetito, lo cual podría llevarte a sufrir episodios de anorexia.

Fatiga crónica

No creas que por entrenar más tendrás mayor resistencia. Todo lo contrario, pues el sobre entrenamiento podría llevarte a un agotamiento tal que se convirtiera en fatiga crónica. Esta podría llevarte a sufrir insomnio y este disminuiría tu capacidad intelectual, tu destreza y coordinación.

Días de descanso del gimnasio.

Como ves, tendría un efecto dominó con consecuencias fatales que incluso afectarían a tu trabajo, tus relaciones y tu vida familiar.

Cómo hacer ejercicio sin caer en los peligros del sobre entrenamiento

Si crees que estás pasando demasiado tiempo en el gimnasio, es hora de que cambies tus hábitos y sigas estos consejos:

  • Duerme al menos ocho horas diarias.
  • Descansa dos días a la semana. Esto como mínimo. Tómate el fin de semana de descanso del trabajo, pero también del gym. Tranquilo, no vas a perder lo que has hecho durante la semana, sino todo lo contrario, lo reforzarás, pues el descanso es tan importante como el ejercicio.
  • Coge vacaciones. Sí, del ejercicio también hay que coger un mes de vacaciones al año.
  • Bebe mucha agua. La hidratación es vital para el buen funcionamiento del organismo.
  • Come de manera saludable. No hablamos de hacer dieta sino de evitar los alimentos con grasas trans y las comidas procesadas. Escoge vegetales y alimentos frescos que te aporten energía y te hagan sentir saludable.

Tu cuerpo escucha y hace todo lo que tu mente le ordene, así que ¡entrena tu mente!

El sobre entrenamiento no es algo que tomar a la ligera, pues anorexia, paro cardíaco y fatiga crónica son palabras mayores en las que debemos meditar como las peores consecuencias de un ejercicio desmedido.