¿Pueden las mujeres entrenar en la zona de musculación?

Virginia Duque 4 junio, 2018
Por costumbre, tendemos a pensar que el espacio destinado a aumentar masa muscular de los gimnasios es más propio de hombres que de mujeres, pero fuera de esta concepción tan atrasada, los ejercicios con pesas son muy beneficiosos para todos

Desde que los gimnasios llegaron a nuestra vida han habido muchos mitos alrededor de ellos, como por ejemplo si pueden o no las mujeres entrenar en la zona de musculación. Son muchas las mujeres que no lo hacen por diversas razones, y hoy vamos a hablar de la verdad sobre este tema.

Por qué no quieren las mujeres entrenar en la zona de musculación

Hay diversos motivos por los que las mujeres no quieren entrenar en la zona de musculación y todos giran en torno a lo mismo: los mitos. Estos son algunos de ellos:

Tienen vergüenza

La timidez y la vergüenza puede llevar a que las mujeres se coarten a la hora de hacer musculación, pues creen que los hombres las miran y se pueden incluso burlar por no tener suficiente fuerza. Repetimos, UN MITO.

Hoy día, los tiempos han avanzado y en el gym todo es para todos, es más, incluso si necesitas ayuda es muy probable que algún chico te eche una mano en lo que necesites. ¡Pruébalo!

Consejos para realizar un entrenamiento equilibrado.

Creen que se pondrán muy musculosas

Lo importante en este asunto es entender que el crecimiento muscular acelerado que sufren los hombres tiene un causante: la testosterona, algo de lo que las mujeres carecen. Estas chicas que ves fuertes y que parecen incluso casi hombres es porque han dedicado su vida a eso.

Para que una mujer llegue a ser culturista y los resultados se vean en su cuerpo, se necesitan años de varias horas diarias de entrenamiento, ocho comidas especiales al día, suplementos proteicos y es posible que incluso hormonas masculinas. Así que tranquila, todo lo que harán las pesas con tu cuerpo siempre que entrenes de manera normal será tonificarlo.

Piensan que no es femenino

Muchas mujeres creen que perderán su feminidad si hacen pesas. Nada más lejos de la realidad. Esas modelos femeninas y guapas con las que se marcan los estándares de bellezas han conseguido sus cuerpos 10 gracias a la zona de musculación, ¡olvida los complejos y mitos!

Sí que pueden las mujeres entrenar en la zona de musculación

Chicas, olvidad el miedo a entrenar en la zona de pesas. Sea cual sea vuestro objetivo: perder peso, tonificar, ganar resistencia o masa muscular, solo lo podréis conseguir entrenando con pesas.

No hay ejercicios para hombres o ejercicios para mujeres, todos podemos, y deberíamos, hacer de todo. Estar solo haciendo algunas clases o en las máquinas de cardio, te ayudará a quemar calorías, sí, pero la grasa desaparecerá y también el músculo pues no le estarás dando un aliciente para que se fortalezca.

Chica preparada para levantar pesas.

Los músculos necesitan un estímulo fuerte que los haga aumentar y fortalecerse, y esto solo se consigue con las pesas. Es cierto que al comenzar es muy probable que no puedas levantar mucho peso y que te sientas un poco mal por ello. Pero tranquila, todos en el gym van a lo suyo y no va a haber nadie juzgándote por ello.

Poco a poco, con perseverancia, que es la clave de todo ejercicio, conseguirás ir levantando más peso, y por ende, ganando resistencia.

No obstante, nunca está de más recordar que conseguir un cuerpo 10 se hace con el equilibrio entre todos los conceptos: quema de calorías, musculación y por supuesto alimentación. Si olvidas alguno de estos tres pilares fundamentales de la salud y la estética, no tenderas buenos resultados.

Si quieres perder esos kilos que te sobran necesitas tonificar para que la piel no se quede colgona y para que no pierdas resistencia física. Esto solo lo lograrás con las pesas, así que pierde los miedos y lánzate a una rutina en la que trabajes todo el cuerpo.

¿Pueden entonces las mujeres entrenar en la zona de musculación? ¡Pues claro que sí! Y no es solo que puedan, es más, ¡deben hacerlo! ¡Anímate y verás resultados en breve!

Te puede gustar