5 ejercicios para mejorar la flexibilidad

La flexibilidad es una de las capacidades que perdemos a mayor ritmo con la edad, sobre todo si no la entrenamos ni ejercitamos, por lo que queremos ofrecerte una serie de ejercicios que te ayuden a mejorarla

La flexibilidad es uno de los atributos del aparato muscular humano, como también lo son la resistencia y la fuerza. Aunque muchos creen que no es posible mejorar la flexibilidad, esto se puede lograr con algunos ejercicios sencillos. Te mostramos algunos de ellos.

La principal diferencia de la flexibilidad con respecto a la fuerza y la resistencia, entre otras, es su característica involutiva. Durante la niñez, la flexibilidad está en niveles óptimos. Sin embargo, a medida que crecemos, notamos una considerable disminución en ella.

Se trata, además, de una cualidad muy importante. No solo lo es para quienes practican deportes, sino que mantener la flexibilidad e incluso mejorarla puede reportar grandes beneficios para el cuerpo.

Importancia de mejorar la flexibilidad

La flexibilidad es sumamente importante, dado que permite tener un cuerpo capaz de realizar diferentes movimientos y ejercicios. Por eso resulta importante estirar luego de haber trabajado los músculos. Estos se ‘rompen’ al entrenar y pueden llenarse de tensión; la elongación permite que recuperen esa flexibilidad perdida.

Por otra parte, también es fundamental para evitar lesiones. Muchas de ellas, como los esguinces y las tendinitis, tienen como uno de sus causante la rigidez de los músculos; por lo tanto, mantenernos flexibles y con la habilidad de llevar a cabo movimientos complejos es más que positivo.

Finalmente, la flexibilidad es indispensable para mantener la vitalidad. Con ella, los músculos se mantienen jóvenes y capaces de soportar movimientos complejos. Esto, a su vez, los vuelve más eficientes a la hora de entrenar.

Ejercicios para mejorar la flexibilidad

Tipos de ejercicios y beneficios del Pilates.

La manera predilecta de mejorar la flexibilidad es mediante estiramientos. En ese sentido, hay disciplinas como el yoga que trabajan con gran variedad de ejercicios para perfeccionar la estabilidad y la fuerza corporal.

Como en la mayoría de los ejercicios físicos, es necesario comenzar poco a poco con estos trabajos. Luego, la exigencia se incrementará paulatinamente.

Además, en caso de que sea posible, siempre es mejor contar con el asesoramiento de un instructor al momento de trabajar. Así, evitaremos errores posturales que puedan resultar en lesiones.

Existen dos formas de realizar ejercicios para mejorar la flexibilidad. La primera es mediante ejercicios dinámicos, también denominados ‘ejercicios con rebote’. Estos son sencillos, pero hay que tener cuidado al hacerlos, ya que pueden causar lesiones. Por otro lado, los trabajos estáticos, que son los tradicionales de estiramiento.

1.- Estiramiento de piernas

Rutina para piernas.

Luego de correr o de trabajar con peso nuestras piernas, es necesario estirarlas. Una buena manera de hacerlo es a través de los siguientes trabajos:

  • Con las piernas juntas, estírate hacia abajo como si intentaras tocar la punta de los pies con los dedos; si llegas, hazlo y mantén la posición por 10 o 15 segundos.
  • Realiza el mismo movimiento pero con las piernas abiertas al ancho de hombros.
  • De rodillas en el piso, estiramos una pierna hacia adelante, como si hiciéramos una estocada. Debes mantener la posición con la espalda recta y el cuerpo girado hacia el lado de la pierna que está adelante. Haz dos o tres elongaciones con cada pierna, manteniendo las manos en la cintura.
  • Sentada en el piso, estira una pierna y flexiona la otra. Después, busca la punta del pie con el brazo del mismo lado. También puedes hacerlo con ambos pies estirados.

2.- Estiramiento de tren superior

Algunos ejercicios para recobrar la flexibilidad en el tronco y los miembros superiores son:

  • Para estirar el pecho, recuéstate boca abajo en el piso y levanta el tronco del suelo usando los brazos. De la zona abdominal hacia abajo, todo el cuerpo debe permanecer en contacto con el piso mientras estiras los codos y miras hacia arriba.
  • Para elongar la espalda, ponte de rodillas en el piso y apoya también las manos. Luego, extiende los brazos hacia adelante y lleva los glúteos hacia los talones. Debes sentir presión en la zona lumbar.
  • Siéntate en el suelo con un pie flexionado y cruzado por sobre el otro, que debe estar extendido en el piso. Luego, sujeta la rodilla estirada con el brazo del mismo lado para mantener la pierna flexionada firme. Ahora sí, procede a girar el tronco hacia el costado de la pierna flexionada.
  • Estira los hombros colocando el brazo derecho por sobre el hombro izquierdo. Después, ejerce presión sobre él con la otra mano. Puedes hacerlo con el brazo flexionado a 90° o totalmente estirado.
  • Puedes estirar el cuello colocando tu mano derecha sobre la sien izquierda y ejerciendo una presión leve hacia la derecha. Luego, hazlo para el otro lado.

Descubre: Ejercicios para mejorar el equilibrio

3.- Estiramiento de antebrazo y muñeca

Estos ejercicios para mejorar la flexibilidad en esta zona son fundamentales luego de trabajar con cargas. Así, eliminaremos la tensión que se genera en estos grupos musculares y evitaremos lesiones por sobrecarga.

  • Estira un brazo con la palma de la mano hacia el frente y los dedos apuntando hacia abajo. Con la otra mano, haz presión sobre los dedos, tirándolos hacia atrás.
  • Una variante del trabajo anterior es realizar el mismo movimiento, pero con los dedos hacia arriba.
  • De rodillas en el piso, apoya las palmas de tus manos invertidas; es decir, con los dedos apuntando hacia tus rodillas. Lentamente, inclina el cuerpo hacia adelante hasta que sientas que los antebrazos y las muñecas tiran.

Mantener una buena flexibilidad es sumamente importante. Esto se hace cada vez más necesario conforme pasan los años, dado que esta capacidad se va perdiendo gradualmente. Con estos sencillos ejercicios de 3 a 5 veces por semana, podrás mejorar la flexibilidad y ganar bienestar.

Te puede gustar