Alternativas para ponerse en forma sin ir al gimnasio

Hacer ejercicio es fundamental para mantener una mentalidad y salud equilibradas, y aunque no siempre se dispone de tiempo en exceso para practicarlo, no es excusa para no dedicarle unos instantes en casi cualquier parte

La vida adulta moderna trae consigo una serie de ocupaciones que limitan una buena parte del tiempo que merece el cuidado personal; el resto lo dominan las preocupaciones y el estrés. Como agravante de no ponerse en forma, se descuida el bienestar y la salud.

Una de las cosas que se deja de lado debido al vertiginoso estilo de vida actual, es el ejercicio físico. Se sabe la importancia que este tiene para la salud junto a una buena alimentación.

Entre el conjunto de actividades diarias, se hace muy difícil cumplir con una actividad física disciplinada en un gimnasio. Puede parecer una forma de obligarse a hacer ejercicio, pero la asistencia a las instalaciones a una hora determinada no siempre se mantiene.

Afortunadamente, existen alternativas a la visita periódica al gimnasio. En este artículo se ofrecen algunas opciones para ponerte en forma sin ir al gimnasio.

Cómo ponerse en forma en casa

La opción que suena más lógica es ejercitarse en casa. Muchas personas se plantean esta posibilidad y compran máquinas de ejercicios como cintas para andar, bicicletas estáticas, etc.; ello equivale a llevar el gimnasio a casa.

Otro porcentaje de usuarios busca en la web la infinidad de recursos existentes para ejercitarse, como aplicaciones y videos de Youtube.

A pesar de que estas opciones son muy buenas, hay personas a las que les cuesta mantener un programa. La constancia puede decaer en algunos días; el cansancio y la rutina puede acabar con las buenas intenciones, por muy fuertes que sean.

Por ello, una buena opción es aprovechar las actividades domésticas diarias para poner a trabajar músculos y huesos. Para que surtan efecto, deben hacerse repeticiones de series.

 

Ejemplos de ejercicios domésticos

Mientras se realizan los oficios domésticos se puede:

  • Levantar objetos de cierto peso, como latas y botellas, haciendo las veces de mancuernas.
  • Levantar las piernas alternadamente mientras se lavan los platos.
  • Barrer y pasar la fregona ofrece la oportunidad de flexionar los miembros y hacer movimientos repetitivos.
  • Mientras se está en posición de sentados, es buena opción elevar piernas, hacer torsiones y movimientos de brazos.

Usando las infraestructuras y muebles de la casa:

  • Si hay escaleras, subirlas y bajarlas con frecuencia es una buena actividad para el cuerpo.
  • Una cama o una silla permiten algunos movimientos que realizados periódicamente constituyen un entrenamiento.
  • Usando las paredes y marcos de puertas como apoyo, se pueden hacer ciertas flexiones y estiramientos. Por ejemplo, colocar en el pomo de la puerta una liga para hacer movimientos tensores.

Al ver televisión o jugar videojuegos:

Algunos videojuegos interactivos actuales requieren que el usuario realice movimientos en su interfaz, una excelente oportunidad de ejercitar. Mientras se ve televisión es igualmente posible mover algunas partes del cuerpo.

En el trabajo

Ponerse en forma sin ir al gimnasio es también posible en el trabajo, dependiendo del tipo de ocupación. Deben aprovecharse las infraestructuras de igual manera que en casa, buscando las posibilidades en sillas, escaleras, marcos de puerta.

 

Otra sugerencia para hacer ejercicios en el trabajo de forma similar a lo que ocurre en cas, es preferir las escaleras en lugar del ascensor,  y salir en la de descanso o de comida a caminar unos pasos.

Ideas para ponerse en forma al aire libre

Conducir muchas horas al día contribuye al sedentarismo actual. Si queremos estar en forma, debemos limitar el uso del coche y caminar. Incluso si es inevitable utilizar el coche, dejarlo aparcado más lejos de lo acostumbrado obliga a caminar un poco.

En los trayectos a pie, se recomienda comenzar con un ritmo normal y aumentar la velocidad de la marcha al final. Hacer algunas paradas para flexiones y estiramientos, aprovechando bancos, escalones y otras estructuras.

Jugar con los niños se puede convertir en algo doblemente gratificante. Ciertos juegos que les encantan son de gran movilidad física, como saltar la cuerda, el hula hula y la pelota. Lo mismo es aplicable cuando se pasea a los perros, un momento ideal para que dueño y mascota se ejerciten.

Otra actividad al aire libre que quema calorías es la jardinería, cultivar un huerto personal, etc. Además de respirar aire puro, es una excelente manera de salir el sedentarismo.

Elegir las actividades de esparcimiento

Los adultos que se ven impedidos de ir al gimnasio pueden elegir actividades recreativas para ponerse en forma que impliquen moverse más. En lugar de ir al cine a consumir golosinas sentados, es mejor bailar, caminar, patinar, manejar bicicleta, nadar.

Sea cual sea la modalidad escogida para ponerte en forma sin ir al gimnasio, no deben olvidarse los estiramientos. Estos sacan la tensión a los músculos, ayudan a la circulación, alivia las posibles agujetas, disminuyen el cansancio y aportan relajación.

Te puede gustar