Beneficios de los ejercicios de Kegel para los hombres

Francisco María García · 26 enero, 2019
En el caso de deportistas de edad avanzada, y como una afección que puede aparecer en todo tipo de hombres, la incontinencia urinaria es una afección molesta. Los ejercicios de Kegel contribuyen a paliar los efectos de esta incomodidad.

La incontinencia urinaria afecta a miles de personas. Está asociada con la entrada en la edad avanzada, al igual que la impotencia sexual en algunos hombres. Pensando en solucionar estos problemas, los ejercicios de Kegel son una muy buena opción.

En la práctica, una vida sana implica tener tranquilidad en los momentos cotidianos. Desde luego, resulta incómodo y desagradable que un poco de orina se escurra sin que pueda evitarse, en especial estando en la calle o en una reunión de trabajo. Son situaciones que se pueden presentar cuando se debilita la musculatura del suelo pélvico.

También conocidos como ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeno, los ejercicios de Kegel se diseñaron específicamente para ayudar a las mujeres después del parto. Su nombre se debe al doctor Arnold Kegel, un ginecólogo estadounidense que desarrolló este método en la década de 1940.

Resultados tangibles en hombres

Quienes ejercitan la musculatura bajo el útero, la vejiga y el intestino grueso consiguen buenos resultados. Esto ayuda no solo para superar dificultades de control de la orina; su acción positiva favorece el tránsito intestinal.

Asimismo, el fortalecimiento de esta zona ayuda a la función sexual masculina, al permitir una mayor irrigación sanguínea a todo el pene. Esto se traduce en un mejor sostenimiento de la erección.

Los ejercicios de Kegel para los hombres también traen consigo otros beneficios. La cirugía de próstata con extirpación suele ser la dolencia principal por la que se recomienda la realización de estos ejercicios.

Estas operaciones sobre la próstata se realizan, entre otras cosas, con el fin de prevenir y tratar la incontinencia urinaria. Incluso algunos urólogos aseguran que adoptar esta rutina de ejercicios de Kegel durante los seis meses previos antes de ingresar al quirófano es muy beneficioso.

Imagen: econsejos.com

Ejercicios de Kegel para los hombres: paso a paso

Lo primero es identificar los músculos correctos sobre los que se debe trabajar. Para ello, se tantea la zona del suelo pélvico, manteniendo las piernas, los glúteos y el abdomen completamente relajados. Al mismo tiempo, se tensa el esfínter urinario.

Una forma muy común de realizar esta exploración es detener de forma brusca el chorro de la orina; esto se realiza cuidando no empujar con otros esfínteres, de la misma forma como se evita dejar escapar los gases a través del ano. Una vez superada esta primera etapa, se procede de la siguiente forma:

  • La vejiga debe vaciarse completamente.
  • Por un lapso de ocho segundos, tensar todos los músculos del suelo pélvico. En este punto, es importante cuidar la respiración. Es un error relativamente común creer que, mientras se aplica tensión, se suspende la inhalación y exhalación de oxígeno. Entre otras cosas, esto impide que la zona abdominal esté distendida.
  • Relajarse durante 10 segundos antes de empezar nuevamente el proceso, el cual debe repetirse entre 10 y 12 veces.

Para quienes comienzan con esta rutina, se sugiere realizarla tumbados sobre una superficie cómoda y con ciclos de tres segundos. Los resultados serán evidentes después de varias semanas de práctica continua y disciplinada.

Riesgos y precauciones

Son muchos los beneficios que se obtienen con la práctica de los ejercicios de Kegel. Sin embargo, no se recomienda realizarlos durante la micción; está probado que, a largo plazo, puede terminar por debilitar mucho más los músculos del suelo pélvico. Entonces, sería ‘peor el remedio que la enfermedad’.

Otro aspecto para tomar en cuenta es que, al renunciar a su práctica diaria, se corre alto riesgo de que la incontinencia urinaria reaparezca. Esta es otra razón por la cual la mayoría de los especialistas sostienen que, una vez que se empieza esta rutina, debe mantenerse de por vida.

Los ejercicios de Kegel para los hombres son tan recomendables como para las mujeres.

Siempre bajo supervisión médica

Toda actividad que afecte el cuerpo conlleva un riesgo para la salud. Tanto para que sus efectos sean realmente positivos, como para evitar complicaciones innecesarias, es vital realizar los movimientos correctamente. La supervisión debe iniciar desde el mismo momento en el que toca identificar los músculos a trabajar.

En la mayoría de los casos, los especialistas explican los procedimientos didácticamente, procurando aclarar todas las dudas que pudiesen surgir, al tiempo de evitar confusiones y complicaciones.

Finalmente, también se puede sugerir el empleo de técnicas complementarias, como la biorretroalimentación o bioautorregulación. Esto se hace con el fin de regular y entrenar el grado de tensión que se va a utilizar; también para ubicar, con precisión milimétrica, el punto sobre el que se aplicará esta descarga de fuerza.

  • UCLA Urology. Ejercicios Kegel para los hombres. Extraído de: http://urology.ucla.edu/workfiles/IMPACT/KEGEL_EXERCISES_Spanish_7-15-09.pdf
  • Ana María Caro Murillo. 2016. Ejercicios Kegel para hombres y mujeres. Extraído de: https://www.amaturum.com/wp-content/uploads/2016/06/Ejercicios-de-Kegel-para-hombres-y-mujeres.pdf