¿Cada cuánto debo cambiar de rutina? ¿Qué razones lo justificarían?

Adrian1 3 marzo, 2018
Practicar tus ejercicios favoritos puede llegar a convertirse en una rutina que acabará aburriéndote inevitablemente, para lograr óptimos resultados, hay que dejar de hacer lo mismo de siempre

Dado que tu cuerpo se puede adaptar por completo a un determinado ejercicio o intensidad, es natural que le sea más fácil ejecutarlo cada día, y llegará el momento en el que lograrás hacerlo con el mínimo de esfuerzo. Por lo tanto, como hay menos gasto de energía corporal, se quema menor cantidad de calorías y se ejerce menos presión a nivel muscular. ¡Es el momento de cambiar de rutina!

Una forma de lograr saber la eficacia del ejercicio que estás haciendo, es verificando cuanta tensión e intensidad sientes en tus rutinas de ejercicios.

3 razones para cambiar de rutina

A continuación, te explicaremos los motivos más importantes por los que se sugiere variar de ejercicios:

Confundir al músculo

La lógica indica que si se le enseña al músculo el mismo orden, movimiento, presión o rutina, este se acostumbrará e interrumpirá su crecimiento. Y se tiende a pensar que, si variamos de ejercicio confundiremos al músculo una y otra vez para que no logre adaptarse jamás, y de esta forma maximizará el crecimiento muscular.

Sin embargo, el músculo conoce la presión que se ejerce sobre él, y cuando al fin se adapta a esa tensión, hay quienes creen que es un mal indicio. Pero la verdad es que de eso se trata el crecimiento muscular, de una adaptación para que se incremente.

Ya es aburrido

Cuando hay que cambiar de rutina.
Aburrirnos o acostumbrarnos en exceso a una rutina, baja la motivación.

Es mejor realizar una rutina que te agrade y te sientas con motivación de ejecutarla completamente. Así que, si ya no te gusta lo que vienes haciendo, es mejor que varíes de rutina, así obtendrás los mejores beneficios.

Esto tiene ventaja si lo haces esporádicamente, no te dejes llevar por la publicidad engañosa. Este problema es bastante común, y la razón por la que los novatos no obtienen resultados.

Revistas de ejercicios físicos

Debido a la gran necesidad de hacer marketing, no parece ser importante para los empresarios verificar si las rutinas que publican en verdad funcionan o no. Al fin y al cabo, lo que ellos buscan es seguir vendiendo sus ejemplares vez tras vez. No solo es vender mayor cantidad, sino conseguir que principiantes se crean todo lo que publican.

De allí, muchos parten de la idea de querer cambiar de rutina para probar si lo que han leído en esas revistas es eficaz en su cuerpo. Así que, es mejor ser cuidadoso con lo que se dice en revistas de este tipo, como las de fitness o culturismo.

¿Cada cuánto tiempo debes cambiar de rutina?

El periodo que tiene cada cuerpo en acoplarse a un determinado ejercicio es diferente, sin embargo, se recomienda cambiar de rutina cada cuatro semanas. ¿Alguna idea? No es necesario que cambies radicalmente de entrenamiento, sino que intentes con rutinas diferentes a las que habitualmente realizas.

Por ejemplo, elige una semana una disciplina como la natación o adiciona nuevos ejercicios a tus prácticas cotidianas. También, puedes optar por agregar mayor intensidad a tus ejercicios de costumbre.

Natación vs running, ¿cuál de los dos es mejor?

Por otra parte, según sea el objetivo que se busca con el ejercicio, debes elegir una forma u otra de entrenamiento. Para los que quieren incrementar su masa muscular, se recomienda variar la rutina. Así, hasta trabajar los músculos desde distintos puntos con ejercicios parecidos, pero con distintos enfoques.

Si lo que buscas es aumentar tu propia marca, se requiere dejar pasar más tiempo entre una rutina y otra. Esto es en vista de que solo se puede hacer cuando te hayas ajustado al nivel de movimiento y fuerza que usas. Es justo allí cuando debes incrementar la carga y poner más obstáculos a la rutina.

En fin, el cambio de rutina es preciso, especialmente en los casos donde percibes que ya no estás consiguiendo el resultado buscado. Cuando sientas que tus músculos se sientan acostumbrados a una carga concreta con el ejercicio que estás practicando, entonces es el momento de ir pensando en cambiar de rutina.

Te puede gustar