¿Nuevo en el gimnasio? ¿Deberías entrar a las clases colectivas?

Adrián Pérez · 20 febrero, 2018
Si eres nuevo en el gimnasio, quizás tienes un montón de preguntas por hacer, y una de las cuestiones que siempre se plantean los principiantes es si deben entrar a las clases colectivas al empezar o no

Antes de empezar la rutina en el gimnasio debes tener presente que te enfrentarás a una nueva actividad en un entorno poco conocido para ti. Es por ello que debes informarte antes de asistir, sobre todo conocer cuál es el mejor momento de asistir a las clases colectivas. Analiza los siguientes consejos y prepárate para tus primeras clases.

Cuándo entrar a las clases colectivas

Para lograr los  objetivos, es recomendable que los primeros días de entrenamiento en el gimnasio evites las clases colectivas, puesto que en estas clases es más complejo aprender a trabajar adecuadamente de modo grupal.

Al inicio, lo más conveniente es dedicar tiempo a calentar, conocer las técnicas y mejorar tu forma física. Si el gimnasio al que estás asistiendo tiene varias clases colectivas y no sabes a cual debes ir, dedícate en tus primeros días a conocerlas.

Así podrás escoger la de tu preferencia y asistir cuando tengas suficientes días de entrenamiento, lo más recomendable es a los cuatro días. Por otra parte, si deseas probarlas todas antes de elegir una, puedes hacerlo, pero una por día. Asegúrate de no excederte y sobrecargarte.

También, es recomendable que al empezar en el gimnasio cuentes con un profesional que te ayude a diseñar un programa. Él te orientará para que elijas bien a cuál de las clases colectivas asistir.

6 consejos que deben seguir los principiantes

Apuntarse a clases colectivas en el gimnasio.

Para resistir los primeros días de actividad física de buena forma y seguir entrenando de manera eficaz, sigue los siguientes consejos:

Recuerda calentar y estirar  siempre

El calentamiento te garantiza un trabajo más efectivo, lejos de lesiones. Además, al finalizar la sesión de entrenamiento no olvides estirar. Esto tiene como fin estimular la flexibilidad y circulación sanguínea, evitar las agujetas y lesiones a largo plazo.

Familiarízate con las reglas del recinto

Es importante que te familiarices con la etiqueta del gimnasio, conocer las reglas básicas te ayudará a evitar situaciones embarazosas. Además, utiliza una toalla al culminar el ejercicio para limpiar el rastro de sudor que ha quedado en la máquina.

Concéntrate en la técnica

Debes aprender a concentrarte en la técnica de cada movimiento. Esfuérzate por realizar el ejercicio de  la forma correcta. Es importante, pues un ejercicio mal ejecutado puede generar lesiones y no obtendrás el resultado deseado.

No te excedas de tiempo

No te sobre pases de la cantidad de trabajo asignado. El exceso solo acabará cansándote y alejándote de la actividad. El primer día de entrenamiento, no debes pasar 2 horas ejercitándote ni asistir a clases colectivas.

Lleva el equipamiento básico

Lo esencial para asistir al gimnasio es una botella de agua, es importante mantener el cuerpo hidratado y una toalla para absorber el sudor. Es útil llevar un reproductor de música y auriculares, te servirá para concéntrate en la rutina y hacerla más agradable. También, puedes llevar un reloj o cronómetro.

Sé razonable y reconoce tus limitaciones

No debes condicionar la técnica de los entrenamientos, esto incluye ser razonable sobre cuantos ejercicios y  peso puedes soportar.

3 errores comunes que no debes cometer en el gimnasio

Apuntarse a clases colectivas en el gimnasio.
Si eres principiante, debes estar al tanto de los errores comunes y evitarlos.

Pretender hacer todo en un solo día          

Aunque en el primer día llegas con mucha energía y quieres probar todos los ejercicios, debes ir poco a poco. Si te obligas a hacer todo en un día, lo único que lograrás son agujetas y no podrás volver en una semana.

Descuidar la alimentación

Las personas suelen justificar los malos hábitos alimenticios con la asistencia al gimnasio. Pero es un grave error, si entrenas para bajar de peso no debes descuidar tu alimentación solo porque haces ejercicio. Recuerda que verás los progresos y beneficios haciendo la cantidad necesaria de ejercicios, llevando una alimentación sana y descansado lo suficiente.

Evadir la sala de musculación

Sea que desees tonificar tu cuerpo o quitarle unos kilos demás, es necesario que utilices las maquinas del salón de musculación. El trabajo en estas máquinas evita la flacidez. Si no sabes cuál usar, pregunta a tu instructor o al personal del local.

Recuerda, sé paciente y sigue las sugerencias para un mayor rendimiento en el gimnasio. Con una buena rutina de ejercicios en la primera semana, te familiarizarás con el lugar de entrenamiento y estarás listo para entrar a las clases colectivas.