Ejercicios con Power Ball para pectorales

Este artículo fue redactado y avalado por Yamila Papa Pintor
· 11 diciembre, 2018
¿Sabías que es perfectamente posible tonificar los músculos del pecho con un elemento pequeño y que puedes usar en casa en cualquier momento? Te presentamos algunos ejercicios con Power Ball para lograrlo.

Si bien se trata de un elemento usado para ejercitar y tonificar las muñecas y dedos, también podemos aprovechar la Power Ball para pectorales. ¿Te gustaría saber cuáles son estos ejercicios? Si decides aceptar el desafío y comprobar su efectividad, te recomendamos que sigas leyendo este artículo.

Los mejores ejercicios con Power Ball para pectorales

La llamada Power Ball es un pequeño balón con un giroscopio interno, el cual nos permite realizar un movimiento rotatorio con la muñeca. Por este motivo, este accesorio tan diminuto pero versátil se usa en los tratamientos de rehabilitación de pacientes con problemas en los brazos, hombros, dedos o muñecas.

Sin embargo, al generar cierta resistencia y presión, también permite la tonificación de los músculos superiores, entre ellos los pectorales y los deltoides.

En ese sentido, esta pelota es ideal para usar en casa mientras hacemos otras tareas, como por ejemplo mirar televisión, ya que no requiere demasiado esfuerzo. Algunos ejercicios de Power Ball para pectorales son los que detallamos en la siguiente enumeración:

1. Presión de brazo

Toma la pelota con la mano derecha y deja el brazo “pegado” al cuerpo, con el codo levemente flexionado. Rota la bola con la muñeca y deja que realice todo el trabajo.

Los músculos de tus pectorales entrenarán por el movimiento giratorio de la Power Ball. Cuenta hasta 20 segundos y descansa. Luego, repite dos veces más antes de pasar al otro brazo.

2. Apertura de brazo

Para realizar este ejercicio, debes estar de pie o sentado, con la espalda bien recta. Toma la bola con tu mano derecha, eleva el brazo y déjalo paralelo al suelo, con la palma mirando hacia adelante.

Acto seguido, lleva el brazo siempre estirado hasta la altura del pecho, sin dejar de apretar la Power Ball. Mantén la postura unos segundos y vuelve hacia atrás. Realiza 20 repeticiones y luego cambia a la mano contraria.

3. Apertura de brazo con flexión

Seguro conoces el ejercicio para pectorales que se realiza con máquina en el gimnasio en el cual los brazos se tocan delante del pecho y luego se “abren”, como si fuesen las alas de un pájaro. Puedes hacerlo igualmente con dos Power Ball, una por mano.

Para ello, es posible escoger entre estar de pie o sentado, pero siempre la espalda debe mantenerse recta. Al empezar, junta los brazos delante del pecho, con los codos flexionados. Cuando sientas la presión de las Power Ball, es momento de abrir los brazos sin extenderlos.

La idea es que las manos queden a la altura de las orejas y los codos en la misma línea que los hombros. Mantén unos segundos la posición y vuelve a cerrar los brazos. En total, debes completar 30 repeticiones.

4. Rotaciones de hombros

Los músculos pectorales se pueden trabajar con muchos ejercicios diferentes; en ocasiones, estos se entrenan como consecuencia del movimiento de otras áreas del cuerpo. Por ejemplo, con las rotaciones de hombros.

No hay que olvidar que el grupo muscular del pecho es bastante grande y está conectado con el brazo y con los abdominales. Por esa razón, este ejercicio con Power Ball de hombros también sirve para los pectorales.

Básicamente, tienes que sostener la pelota con la mano derecha y elevar el brazo estirado, sin que quede paralelo al suelo. El siguiente paso es hacer círculos imaginarios con la muñeca, primero hacia adelante —20 repeticiones— y luego hacia atrás —otras 20—. Una vez que termines, haz lo mismo con el hombro izquierdo.

Este ejercicio es excelente también para relajar la zona cervical y para fortalecer la muñeca y el brazo. Asimismo, es efectivo para dejar de lado las contracturas típicas de pasarnos horas frente al ordenador.

Para prevenir lesiones y fortalecer, la conveniencia de los ejercicios de tríceps con Power Ball es casi indiscutible.

5. Pull over

Por último, un ejercicio de Power Ball para pectorales que asemeja al que se realiza con mancuernas en el gimnasio y que tiene muy buenos resultados. Para llevarlo a cabo, necesitas acostarte en una banca y dos pelotas —o bien hacer primero con un brazo y después con el otro—.

Comienza con los dos brazos estirados por encima del cuerpo; toma las Power Ball y llévalos hacia atrás, trata de no flexionar los codos. Mantén unos segundos y, finalmente, regresa a la posición inicial.

En definitiva, todos estos trabajos son fáciles de hacer y toman muy poco tiempo. Con tan solo un elemento que funcione como apoyo, como un banco o una colchoneta en el suelo, ya será suficiente para fortalecer tus pectorales con este elemento tan útil.